Colo Colo cae y Muñoz desata la guerra con ByN

El equipo de Benítez tuvo su primer partido oficial y cayó 3 a 2 ante un elenco de la B. El duelo estuvo marcado por el tenso ambiente entre Muñoz y la dirigencia.

Por

Imagen foto_0000000120130703071326.png

Por Pablo Vera@PabloVeraO

“Para los que me critican, les digo que yo feliz me quedo. Sólo pido que me paguen acorde a lo que me tasan”. Con esta frase publicada en Twitter minutos antes del calentamiento, Carlos Muñoz siguió echándole bencina a un tema que ha copado y encendido la agenda alba de los últimos días.

El porteño también usó la red social para contestarles a los hinchas de Cacique, quienes no dudaron en calificarlo de mercenario y de no querer la camiseta del club. Lo cierto es que la oferta del Bani Yas de Emiratos Árabes Unidos está, es concreta y asciende a 4,3 millones de dólares, pero un cambio de condiciones por parte de la dirigencia colocolina alteró de sobremanera al goleador albo.

El ambiente era tenso, tanto que en los trabajos previos Muñoz ni miró a Luis Baquedano, uno de los que está metido en la negociación por su carta y que estuvo conversando con Gustavo Benítez, a escasos metros de donde el 26 calentaba junto al PF Marcelo Giarrusso.

De hecho, el propio uruguayo le dijo a Muñoz: “Concentráte, concentráte”, a minutos de entrar a la cancha. En medio de este clima, el elenco albo saltó a los pastos del Monumental y pese a todo, el ex goleador de Wanderers fue uno de los más aplaudidos y hasta le cantaron, aunque de manera tibia, “Carlitos no se va”.

A diferencia del entorno candente, los albos se mostraron fríos durante gran parte del primer tiempo y eso permitió que Sebastián Zúñiga abriera el marcador cuando recién iban 10 minutos.

A los 28′ un mal saque de fondo del meta Pablo Soto le posibilitó a Ignacio Jeraldino duplicar el marcador y darles la bienvenida a las dudas. ¿Y Muñoz? Hasta ahí el hombre de la noche no había aparecido mucho, pero a los 34′, con un remate de afuera estuvo muy cerca de anotar el descuento. Para que eso pasara hubo que esperar hasta más allá de los 40′, cuando Olivi venció la débil resistencia del portero Aguilera.

En la segunda etapa, Benítez quiso dar un golpe de timón y sacó a Vecchio y Hernández, ambos de bajo rendimiento, para permitir el ingreso de Jason Silva y  Flores. Pese a ello, poco cambiaron las cosas y las imprecisiones y pifias estuvieron a la orden del día. De acuerdo a eso, a nadie le extrañó cuando Alvarado puso el tercer gol sanfelipeño. Luego vino la ilusión con el penal cobrado por Olivi, pero la mala racha pareció seguir ensañándose cuando Flores falló el penal que pudo ser el empate. ¿Por qué no pateó Muñoz? En ambos tiros desde los 12 pasos, se alejó de la jugada. Carlitos se fue sin salvar a Colo Colo y en medio de una guerra con Blanco y Negro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo