Machete hizo malabares para parar en la UC "el equipo de los picados"

La larga lista de ausencias obligó a que el técnico pare hoy ante Unión Española un equipo con cuatro jugadores que no están dentro de los planes para el semestre.

Por

 

Imagen foto_0000000120130703075951.jpg
El técnico cruzado cuenta con reducidas alternativas para el duelo con Unión / archivo

Por Demid Herrera
@DemidHerrera

Cuando la ANFP programó el debut copero de Universidad Católica, el rival y la fecha de inmediato generaron preocupación: Unión Española en casa el 3 de julio.

Los cruzados habían dejado escapar el título del Torneo de Transición por una diferencia de dos goles, precisamente ante los hispanos, y el revés deportivo se endureció cuando el equipo confirmó las partidas de Carlos Bueno, Sixto Peralta, Carlos Villanueva, Ismael Sosa y Tomás Costa, cuatro hombres que sumados a Nicolás Castillo (está jugando el Mundial sub 20) y los lesionados Diego Rojas, Claudio Sepúlveda y Fernando Meneses, dejaban a un equipo debilitado y que pese a que presentó a dos refuerzos el lunes, ninguno llegó en condiciones físicas para poder jugar hoy.

Y si el panorama para Martín Lasarte ya era complicado con esos nueve hombres menos, la pretemporada arrojó que Cristián Álvarez y Cristopher Toselli aún no estén en condiciones de ser de la partida (el golero sufrió un edema oseo en una de sus rodillas), por lo que Machete ocupará a cuatro jugadores que no estaban en sus prioridades para el plantel.

Pese a que la llegada de Franco Costanzo fue una clara señal para Fabián Cerda y su salida del club, será él quien deberá defender el pórtico de la UC, mientras que en delantera son Matías Jadue y Álvaro Ramos los dos responsables de anotar, teniendo en la cabeza que el DT les indicó en la previa que no los tendrá en cuenta, por lo que el Chancho deberá definir si se va a Everton, mientras que Jadue sonó en Palestino, pero hoy jugará con la presión de tratar de convencer. El otro caso es el de Marko Biskupovic, quien se quedará en el plantel, pero ha sido última opción para el uruguayo y de encontrar una oferta interesante emigraría.

El otro movimiento de emergencia al que tuvo que recurrir el técnico fue poner a Hans Martínez como volante de contención, puesto que la suspensión de Gonzalo Sepúlveda y la ausencia de Costa dejaron huérfana esa zona. Martínez entra en el grupo de los jugadores complicados no por no ser del gusto de Lasarte, sino que la teleserie de su renovación con el club está lejos de solucionarse y pese a que Cruzados consiguió extender el contrato de Toselli hasta el 2016, con Hans parece no haber muchas opciones.

Revisa aquí la formación de los cruzados

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo