El regateo, la estrategia alba que enoja a agentes y frena fichajes

Salvo Villar, Salah no ha logrado traerle los jugadores que Benítez tiene como prioridad y el tiempo ya apremia.

Por

 

Imagen foto_0000000120130708222819.jpg
Justo Villar es el único refuerzo que pidió Benítez y llegó al club / Crédito: Agencia UNO

Por Pablo Vera

A un paso, cerca de, sólo detalles separan, son algunas de las frases más utilizadas en los períodos de fichajes y que en el caso de Colo Colo han sido pan de cada día. Sin embargo, el paso siguiente, el de la firma definitiva ha costado más de la cuenta y con una Copa Chile ya iniciada y un torneo nacional a la vuelta de la esquina, el tema ha pasado a ser, al menos, preocupante.

Hasta ahora llegaron Jason Silva, Fabián Benítez, Nicolás Crovetto y Justo Villar. Con los tres primeros no hubo grandes conflictos ni trabas en las negociaciones, pero en el caso del meta guaraní comenzó a aflorar la estrategia del regateo que casi echó todo por la borda.

“Justo Villar llegó porque el esfuerzo principal lo hizo él. La diferencia era de 30 mil dólares (unos 15 millones de pesos), una cifra pequeña que en las transacciones de jugadores es nada, pero ellos no querían ceder. No entiendo cómo podían ser capaces de perder a un jugador de jerarquía por algo tan mínimo”, señala un cercano a las tratativas entre el portero paraguayo y Blanco y Negro. Luego agrega que “son mucho más complicados que la U por ejemplo, pero es porque no tienen dinero. Regatean permanentemente”.

Esa misma fórmula es la que hoy tiene al Cacique sin el centrodelantero y el defensor, dos de las prioridades de Gustavo Benítez. Se presumía que ambos serían del extranjero, pero la forma de llevar a cabo las conversaciones colmó la paciencia de varios agentes foráneos.

“Son muy desprolijos, es la primera vez que me pasa algo así. Si no tienen dinero que digan y que no me tengan dos semanas esperando”, afirma Cristian Lebihán, representante de Milton Caraglio, quien está a punto de cortar toda relación con ByN.

Otro de los agentes que se ha relacionado con la directiva alba últimamente agrega que “no saben cómo negociar, les falta mucho. Su estrategia es que te dicen, tengo 50, tú respondes quiero 51 y te doy estas facilidades, pero después resulta que te ofrecen 37… Eso conmigo no funciona”, recalca.

La voz se ha corrido entre los agentes del otro lado de la cordillera y el diagnóstico es claro. “A ese club no lo veo muy profesional en este aspecto. No responden ningún mail y a veces por último uno espera que te digan que no, es lo mínimo que debiera hacer una institución como Colo Colo. Son poco claros, nunca sabes qué es lo que realmente pretenden y jamás dan un dolar por perdido. Son lentos, dan vueltas. Al final todo esto que hacen se ve reflejado con lo que ocurre dentro de la cancha”, afirma otro representante, quien luego agrega un episodio anecdótico en su relación con la directiva del Cacique. “Querían a un delantero chileno que jugaba en Europa y que ganaba 100 mil dólares (50 millones de pesos), pero ellos ofrecían sólo 20 mil dólares (10 millones de pesos), me dieron ganas de reírme. Es como si yo llamara a Julia Roberts y le dijera que salga conmigo”, cierra.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo