Los 9 en Colo Colo: Llega uno, se puede ir otro, un juvenil en duda y podría retornar uno

Javier Toledo fue presentado, Carlos Muñoz a un paso de irse, Pontigo no entra al plantel y podría regresar Rubio.

Por

Por Pablo Vera

@PabloVeraO

Javier Toledo y Carlos Muñoz. Uno fue presentado y el otro está cerca de irse

El tema Carlos Muñoz sigue siendo un dolor de cabeza para la dirigencia colocolina y cuando se pensaba que la continuidad del delantero estaba zanjada, una nueva oferta volvió a complicar el panorama para Blanco y Negro. Pese a que ayer Arturo Salah, timonel del club, aseguró que “han habido ofertas pero no han satisfecho las expectativas que tiene el club sobre la venta de este jugador”, la verdad es que una claúsula del contrato obliga a vender si la oferta excede los cuatro millones de dólares (Bani Yas de Emiratos Árabes Unidos ofreció 4,4) y eso es lo que Santiago Wanderers, club dueño de la otra mitad de su carta, quiere hacer valer.

En caso que los albos se sigan negando a la transferencia, estarán obligados a pagarle dos millones de dólares a los caturros. Si a esto se suma que el jugador está dispuesto a dejar el Monumental (ganaría cuatro veces más de lo que gana en el Cacique, además de 400 mil dólares por la operación), la partida podría ser inminente y en las próximas horas se oficializaría.

Si Muñoz se va, el llamado a relevarlo con goles es Javier Toledo. El delantero argentino fue presentado ayer y en su presentación le respondió fuerte a los hinchas de Rosario Central, su anterior club,  quienes en la web agradecían a Colo Colo el sacarlo del club canalla. “Es el pensamiento de cada uno. En Internet hay gente que escribe cosas y no da la cara, así que no le doy importancia. En Rosario hay mucha gente que me apoya”, expresó el delantero formado en Chacarita y con pasos por  Sarmiento de Junín, Deportivo Cuenca, Al-Ahli de Arabia Saudita y Atlético Paranaense de Brasil.

El goleador sabe que deberá comenzar a anotar de inmediato y en ese sentido señaló que “no pido paciencia. Me trajeron para convertir goles. Colo Colo obliga a eso, vengo a dar lo mejor de mí. Yo soy más alto que mis compañeros de ataque. Soy centrodelantero que lucha con los defensas rivales y trato de no dar pelota por perdida. Quiero trabajar bien en los entrenamientos para ganarme un lugar”, precisó.

El artillero dijo saber de la presión que tienen los albos por alzar una copa y afirmó que “venimos a un club grande con muchas ganas. Queremos partido a partido demostrar que queremos sumar”. Además, hizo hincapié en que llega bien en lo físico y en lo futbolístico. “Tuve un buen cierre de campaña y ahora tengo que trabajar para demostrarle al técnico que puedo ser un aporte”, finalizó.

Luca Pontigo. El último “9” goleador de cadetes vive en la incertidumbre

La irrupción de Pontigo en el primer equipo del Cacique fue mediática y explosiva. En su primer partido por la Copa Chile del año pasado le anotó dos goles a Unión San Felipe y en ese momento se pensó que él era el canterano brillante por el que tanto se había esperado. Sus dotes goleadores ya los había demostrado en el equipo filial con 12 goles en 15 partidos y el futuro se veía repleto de buenos momentos. Sin embargo, pese a sus buenos números (terminó con tres goles en cinco juegos la Copa Chile 2012) las lesiones lo fueron alejando del proceso de Don Omar. “

Ahí me ganó la ansiedad, quería jugar y jugar y al final por eso mismo sufrí un esguince en la rodilla que me alejó del primer equipo”, afirma Luca, quien con 18 años siguió repartiendo sus goles durante el 2013 entre la sub 19 y el elenco que participa en la segunda división profesional. ¿Y el primer equipo? Pese al gran recuerdo que dejó en los hinchas (en las redes sociales lo piden como integrante del primer equipo), nunca más pudo pelear una chance y hoy su panorama no es para nada alentador tras la llegada del transandino Javier Toledo. “La verdad no sé por qué no volví a tener oportunidades, pero no me molesta que lleguen otros delanteros, sé que Colo Colo es así”, señala Pontigo un tanto resignado.

Si bien Arturo Salah afirmó que el joven atacante “ha tenido lesiones que no lo han tenido tan visible en el último tiempo, pero está considerado en un grupo de proyección”, a la hora de hablar de los juveniles el timonel lo omitió del listado de los siete que integran el primer equipo (Salazar, Cavero, Pavez, Caroca, Baeza, Lara y Delgado) lo que queda de manifiesto en el día a día. Luca no practica ni con el primer equipo ni con el mentado grupo de proyección. Lo hace junto  a otros juveniles del filial o a aquellos que están sin cabida como el delantero Yashir Pinto, el ex seleccionado sub 20 Manuel Bravo y el ex Coquimbo Leonardo Rayo. “Seguiré entrenando con ellos, a la espera de saber qué va a pasar. Quiero hablar con Tito (Héctor Tapia, ayudante de Benítez y su ex DT en la segunda división profesional) para saber si me tendrán considerado o no. Mi idea es partir a préstamo, quiero jugar, me da lo mismo dónde”, recalca y luego añade que ya han existido sondeos de clubes como Iberia o Deportes Temuco, este último club es el que más lo seduce. “Me encantaría esa opción, tengo familia allá y están formando un gran equipo. En estos días debo hablar con mi representante para tomar alguna decisión”, indica.

Diego Rubio y Gustavo Canales. Los nombres para reemplazar a Carlitos

La llegada de refuerzos ha costado más de la cuenta en estos meses y aunque se creía que la ardua tarea había finalizado, la más que probable partida de Carlos Muñoz haría que la concesionaria deba salir una vez más al mercado. Gustavo Benítez avisó el domingo tras el triunfo con Rangers que si el porteño se iba, el reemplazante sería un jugador nacional y ahí son dos los nombres que interesan.

El primero es Gustavo Canales, un viejo anhelo que fue tentado sin fortuna varias veces en el último tiempo. La gran traba fue la escuálida caja del cacique, algo que podría cambiar ahora con la llegada de dólares gracias al traspaso de Carlitos El jugador nacionalizado chileno siempre se ha mostrado dispuesto a escuchar las ofertas del Cacique y ahora podría existir una pequeña ilusión de que las negociaciones lleguen a buen puerto. ¿Qué dice Unión Española? Johnny Ashwell, gerente general del elenco hispano ha mantenido el mismo discurso en todo este tiempo. “Gustavo se va a quedar. Lo demás es especulación”. Además han puesto como precio dos millones de dólares, cifra alejada a la realidad del fútbol nacional. Sin embargo, las ganas del jugador y los dineros frescos podrían hacer variar la historia.

El otro nombre que surgió es el de Diego Rubio, con poca actividad en el primer equipo del Sporting de Lisboa y abierto a recuperar algo de su calidad con una camiseta que ya vistió entre el 2010 y la mitad del 2011. El delantero anotó seis goles en 10 partidos con el Cacique, números que le bastaron para fichar en el fútbol portugués por 1,5 millones de euros. En el último tiempo el ex seleccionado sub 20 ha formado parte del elenco B del Sporting y ha convertido seis goles en 15 encuentros. Su opción sigue latente y, en el papel, parece accesible. pablo vera ojeda

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo