Desde insultos a Neymar a acusaciones de espionaje: Así es César Farías

Extrovertido y resistido. El DT venezolano forjó una personalidad que ha empujado a la "vinotinto" a su primer Mundial.

Por
Imagen foto_0000000120130904164725.jpg
Farías muestra la bandera de Venezuela en la noche que eliminó a Chile de la Copa América 2011. (Agencia Uno)

El Gráfico Chile

Atrevido, provocador y confrontacional. Las palabras que resumen la personalidad de César Farías, el entrenador que le entregó identidad a una selección que por años fue la cenicienta del continente, Venezuela. Autodenominado el “Mourinho” de Sudamérica, el técnico ha tejido el sueño venezolano de llegar por primera vez a un Mundial de fútbol.

Con apenas 20 años, Farías ya dirigía las divisiones inferiores de Nueva Cádiz, hasta que en 1998 consiguió su primer título al conseguir el campeonato de Segunda División con el primer equipo. Así, Farías comenzó una vertiginosa carrera como entrenador. Con Zulianos también consiguió el ascenso a Primera. En 2004, llegó su primer gran hito, cuando dirigiendo al Deportivo Táchira llegó hasta los cuartos de final de Copa Libertadores, pero se fue tras un conflicto con la dirigencia del club.

En 2008 asumió como entrenador de la Selección de Venezuela. Obligado a continuar el camino del renunciado DT Richard Páez, Farías mantuvo a la “Vinotinto” en el concierto sudamericano, donde incluso le robó un empate 2-2 al Chile de Marcelo Bielsa en Santiago, pero no le alcanzó para llegar al repechaje.

En 2009, consiguió otro hito. Clasificó a la Selección Sub 20 al Mundial de Perú donde cayó en octavos de final.

En la Copa América de Argentina, en 2011, Farías demostró de qué estaba hecho. “Queremos llegar a la final”, afirmó el estratega tras el debut copero donde igualó sin goles con Brasil. El destino quiso que se topara con Chile en los cuartos de final, y allí la Roja conoció de sus provocaciones. “Que bueno que nos tocó jugar con Chile”, declaraba previo al duelo en San Juan. Y tuvo razón. Venezuela se impuso 3-2 y dejó en el camino al equipo de Borghi, quien días más tardes, reconoció un conflicto con Farías. “No me cae muy bien, en la Copa América tuvo encontrones con gente de mi staff, pero son personalidades distintas”, comentó el “BIchi” a un programa de TVN.

Su fuerte temperamento le significó peleas interminables con la prensa local y rivales. Incluso, en el mencionado empate con Brasil, el DT recriminó a Neymar por haber seguido una jugada con un rival en el suelo. A la prensa le cerró las puertas de los entrenamientos al descubrir que miraban la practica sin su consentimiento. “Dale, que las mujeres nos están espiando”, le gritó al plantel.

El año pasado, cuando la “Roja” visitó a Venezuela por la primera rueda de las eliminatorias, Farías una vez más hizo de las suyas. Previo al duelo en Puerto La Cruz, donde la Roja se impuso 2-0, el seleccionador comentó que “no hacemos triquiñuelas ni parodias. Respetamos porque exigimos respeto”, acusando a Chile de utilizar estrategias para ensuciar el cotejo.

Para el duelo de este viernes César Farías ya dio cuenta de su repertorio. Antes de viajar, alegó problemas estomacales e inclusó deslizó que Chile intentó espiar a la “vinotinto”. Eso sí, descartó un clima hostil con la “Roja”, al afirmar que “rivalidad tenemos con todos”.

Sobre su personalidad ya tomaron nota en Juan Pinto Durán. Claudio Bravo sostuvo que “no me van ni me vienen. Son las consecuencias de este tipo de partidos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo