Columna de Colo Colo: Seguimos cuesta abajo

"No hay novedades, seguimos a los tumbos", dice Ricardo Benavente sobre el magro momento de los albos.

Por

 

Imagen foto_0000000120130909141015.jpgColo Colo perdió un partido increíble. (Agencia Uno)

Ricardo Benavente

@RicardinhoGauch

Columna del movimiento Colo Colo de Todos

FB de Colo Colo de Todos

@ColoColodeTodos

Es poco lo que podemos agregar. Estas páginas ya no tienen mucho más que añadir, no hay novedades, seguimos a los tumbos, y el equipo no logra salir de esta profunda crisis. Pienso que Benítez no es el responsable principal, sino un eslabón más de esta cadena tan mal estructurada, donde los problemas organizacionales de la dirigencia no han permitido encontrar el rumbo. Me gustaría escuchar su autocrítica en vez de declaraciones provocativas y poco inteligentes, como “sólo me sacarán con los pies hacia adelante” o “sé que el equipo anda mal, pero la verdad es que ni lo he visto”, o “esto es sólo un juego”. Me gustaría un fuerte mea culpa de los citados, también de Juan Gutiérrez, y que analicen seriamente dar un paso al costado, en favor de un futuro mejor para el Club. Pero esto debe ser ahora ya: no aguantamos más.

Aunque eslabón, Benítez no está eximido de responsabilidad. Se le ve nublado y confundido, sin dar con el equipo y perdiendo crédito. Tres derrotas sucesivas en los tres torneos del semestre. Constantes cambios de esquema y jugadores. El paraguayo no sabe por dónde salir.

Este domingo presentó una línea de tres en el fondo. Sabemos que esta requiere de un trabajo sólido y coordinado para su funcionamiento correcto, y ayer se vio cómodo y de buena forma al líbero Vilches, dando un paso adelante desde las dudas que arrastraba. Otra suerte corrieron sus marcadores. El debutante Malrechauffe se vio lento y torpe, falto de fútbol. Domínguez, en el puesto que se supone más le acomoda, tampoco se vio bien y cometió un error gigante en el último gol de los locales, San Luis de Quillota, equipo de la Primera B. El zurdo intentó llegar a una pelota imposible, en vez de esperar la jugada siguiente, y permitió la definición de Fiorina, quien remató no tan cruzado, pero con un bote irregular que confundió a Villar y nos volvió a recordar que esta pesadilla es real, que no podemos despertar, que si bien Colo-Colo se puso tres veces arriba en el marcador, el desenlace sería nuevamente desfavorable.

Los anotadores, Fuenzalida y Vecchio, se vieron beneficiados con este cambio de esquema. El Chapa porque es poco lo que aporta en defensa y su verdadera posición es de volante externo. Vecchio se ubicó como enganche típico y fue de los puntos altos. Benítez y Pavez no logran consolidarse como dupla y ni hablar de Jason Silva, uno que llegó y entró muy bien en el equipo, fue decayendo y ayer fue de los más bajos. Le ganaron la espalda toda la tarde, no ayudó a defender, tampoco a atacar. Creo que rendiría más como volante mixto cargado a la izquierda. A Canales le falta y pienso que aún dará más. No será salvador ni mucho menos, pero puede levantar su nivel. Flores, con la confianza en el suelo, debería cambiar de aires por el bien de todos. Si Canales se cansó y había que cambiarlo, por qué no meter a Toledo, quien también es centrodelantero típico y ayuda a aguantar la pelota en ataque. Se equivocó una vez más Benítez: hizo ingresar a Olivi, y no por Flores, sino que por Canales. Olivi casi no tocó la pelota y, para peor, volvió a hacer una estupidez. Harto trabajo tiene la psicóloga del club. Por último, no me explico las ausencias de Fierro y Mena, que ni siquiera aparecieron en la banca.

Veremos qué pasa en las reuniones de hoy entre ByN y el cuerpo técnico de Gustavo Benítez. Se dice que los dirigentes intentarán retenerlo. Quizás esperan hasta el partido del próximo domingo en Talca para tomar una decisión. El paraguayo está muy confundido, pero el problema es mucho más general. Por mientras lo único rescatable es que la gente sigue sin fallar y está actuando con más fuerza que nunca. Hoy, según informes oficiales, somos más de 16.000 socios los que buscamos colaborar para revertir esta insostenible situación. Pronto deberíamos ser 20.000. Es emocionante ver que la gente está actuando en todo Chile. La labor de las filiales es encomiable, el pueblo demuestra con fuerza el cariño por su Club y sabe que todo granito de arena suma. El colocolino despertó y está haciendo sentir su voz, pronto el ruido será tan fuerte que nos hará salir de esta pesadilla. A los accionistas mayoritarios, tal como les dije la semana pasada, tomen su plata y háganla rendir donde ustedes saben, Colo-Colo es para los  colocolinos. A los jugadores y cuerpo técnico, les ruego que despierten también ustedes y nos devuelvan pronto la alegría. No es difícil, solo hay que hacer el próximo gol.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo