Columna de Colo Colo: Gotea

Necesitamos un equipo más alegre, a ver si de pasada nos logran contagiar a los hinchas.

Por

Imagen foto_0000000120131007131443.jpg

Por Ricardo Benavente

@RicardinhoGauch
Columna del movimiento Colo Colo de Todos
FB de Colo Colo de Todos
@ColoColodeTodos

Más de 10.000 personas se dieron cita ayer en el Monumental, para -por fin- ver un triunfo del Cacique. El gran objetivo era sumar de a tres para escalar en la tabla ante un bastante discreto Unión La Calera.

La apertura de la cuenta llegó rápidamente, tras buena jugada de Jason Silva y excelente definición de Toledo. Creo que el trasandino buscó enviar la pelota hacia el centro y se le terminó yendo al arco, pero poco importa qué quiso hacer. El tempranero gol contribuyó enormemente a descomprimir el ambiente entre los jugadores y los fieles hinchas presentes en Macul. Colo-Colo comenzaba a tocar y jugar, con Vecchio como principal agente ofensivo. Qué importante es el ex gordo en este equipo, no me canso de repetirlo. Se nota mucho su presencia, y también cuando anda a bajo nivel. Sin él, el equipo no camina y las opciones disminuyen rotundamente. A propósito de Emiliano, una vistosa jugada colectiva liderada por el 10, terminó con un cabezazo de Canales, quien decretó el 2-0 a los 35 minutos de la etapa inicial.

El rival tampoco mostró mucho fútbol, casi no se acercó con peligro al arco del excelente Villar. En el segundo tiempo, los albos se dedicaron más a manejar el partido, controlando el juego en la mitad del campo, con una intensidad bastante menor a la mostrada en pasajes de la etapa inicial. En el fondo, Mena estuvo parejo y claro como siempre, Vilches combinó buenas con malas, nervioso aún, y Domínguez comenzó muy mal, pero se fue afirmando. Fuenzalida y Luis Pavez por las bandas no aportaron lo suficiente, ni en defensa ni en ataque. Jason Silva jugó bastante bien, viéndose muy cómodo en la posición de volante mixto cargado hacia su perfil zurdo., y sumando puntos en la lucha por un lugar dentro de la oncena. Arriba, Canales y Toledo, aportaron con goles, sacrificio y poco más. Pero goles son amores: cumplieron los zurdos.

No puedo dejar de comentar el cambio que hizo Benítez faltando 10 minutos para el término del partido. El ingreso de Malrechauffe por Vecchio hizo que el Cacique terminara jugando con cuatro defensores centrales en el fondo, con una segunda línea de cuatro un poco más adelante, dejando a Flores con Toledo arriba, náufragos, esperando alguna pelota de milagro.

El DT declararía después que el equipo necesitaba los puntos como el agua. Nadie discute lo necesarias que eran estas unidades, pero hay formas y formas de cerrar un partido. No puedes sacar al jugador que crea más peligro de mitad hacia arriba, para hacer ingresar a un defensor central. Inmediatamente, invitas al rival a acercarse a tu arco, aunque los cementeros prácticamente no tuvieran armas para hacerlo.

Así lo entendió La Calera, que comenzó a llegar -aunque tímidamente y sin peligro- al arco del Popular. Las pifias se hicieron notar. Benítez tenía la oportunidad de recuperar algo de crédito frente a la gente ayer, pero no quiso. Eligió jugar a aguantar la ventaja, pero considerando cómo se había dado el partido y el nivel del rival, el cambio fue exagerado. Podríamos discutirlo si fuese para intentar mantener esa ventaja, jugando de visita y contra un rival de peso, que te metió cuatro delanteros y ataca desesperadamente, pero aquí no ocurrió nada de eso. No era necesario. Fuimos testigos de mucha gente que adelantó su vuelta a casa. Veíamos alrededor cómo se multiplicaban las caras largas. Podría haber protegido el resultado de otra forma, teniendo la pelota allá arriba o tocando en el mediocampo, pero no echarse atrás de esa manera tan mediocre, respetando tan poco nuestra historia.

En fin. No llueve pero gotea. Nos quedan los tres puntos y nada más. La posición en la tabla sigue siendo incómoda (12°) y veremos si el Cacique es capaz de remontar la llave de Copa Chile este domingo, frente a San Luis de Quillota en el Monumental. Luego, conoceremos nuestro nivel frente a rivales que están en plena lucha por el título: Cobreloa (3°) y O’Higgins (2°). Esperemos que este triunfo haya servido en la parte anímica, porque a este equipo le falta salir a la cancha a disfrutar, jugar sin tanta presión. Necesitamos un equipo más alegre, a ver si de pasada nos logran contagiar a los hinchas.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo