Invitación a la historia: La Roja va nuevamente por el asalto Metropolitano

Jorge Sampaoli con una importante duda en medio terreno apunta a sellar la clasificación en Barranquilla.

Por

Por Rafael Verdugo, desde Barranquilla
@rafaverdugo

El calor otra vez no cesó ni entregó tregua. Es la tónica de una ciudad caribeña que tras muchos días de jolgorio espera celebrar un cupo en Brasil 2014 a costa del equipo chileno.

“La verdad la alta temperatura no afectó mucho al plantel. Han reaccionado bien y la hidratación ha sido fundamental, aunque eso lo veremos mañana (hoy) en la cancha, ya que de hecho se pronostica lluvia. Vamos a ver, esperamos repetir el último partido acá”, aseguró un miembro de la delegación.

En 2009 la Roja de Marcelo Bielsa se impuso a los cafeteros por 4 a 2, marcador que permitió timbrar nuestros pasajes al Mundial del ańo siguiente en Sudáfrica. Ahora la realidad es diferente. En aquella oportunidad los locales estaban sin chances de clasificar a dicho torneo, mientras que actualmente la tabla los coloca dos puntos más arriba que nosotros (26) y tan sólo un empate los posicionaría en la próxima cita planetaria a diferencia de Chile que únicamente le sirve sumar de a tres si no quiere alargar la espera para el cierre con Ecuador.

El clima y la fanaticada colombiana pretende boicotear una ilusión chilena que se ve reflejada en las calles con la presencia de un importante número de compatriotas que no se ha quedado atrás y que se las ha encargado para llamar la atención de los dueños de casa. Por los alrededores del hotel del elenco que comanda el casildense los lienzos, bombos y banderas se unifican en el blanco, azul y rojo, casi como un escolta más.

Esta tarde el estadio literalmente será una caldera. Para mitigar el calor se han instalado por el borde del césped varios ventiladores, pero en realidad el asunto va más allá. Sensaciones y emociones reprimidas de un país durante tantos años hacen que el pleito inevitablemente tenga un condimento especial. Los cordones de seguridad están.

“Yo creo que el país y sus distintas ciudades asimilan que la sede ideal para la Selección es Barranquilla. El calor y arropamiento que se vive aquí desde semanas previas a cada partido ayuda mucho a ese entorno que necesitan los jugadores en lo anímico. Es el mejor sitio para instancias como éstas”, indicó a El Gráfico Ramón Jesurún, presidente de la División Mayor del Fútbol Colombiamo (Dimayor).

El despliegue y operativo será a gran escala pensando en las magnitudes del evento, donde alrededor de 50 mil personas podrán ingresar al recinto. El dispositivo comprende varias medidas. Alcoholemia antes y después del encuentro, transfer especiales, grúas para vehículos mal estacionados y rutas específicas son sólo algunas de ellas, todas en un día en que se dispuso el llamado “pico y placa”, que viene siendo la restricción vehícular y que se aplicará a los taxis terminados en 1 y 2.

Todo listo y dispuesto para un momento esperado por todos. Veremos si un triunfo de Chile, el resultado que requiere para clasificar, se produce en un terreno hostil que no sabe de goles en su propio arco a lo largo de la presente eliminatoria.

Imagen foto_0000001320131011072220.png

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo