El vuelo rumbo a Brasil no tiene todos sus asientos reservados en la Selección de Sampaoli

Pese a que el camino al Mundial se completó para la Roja, ahora empieza la lucha particular de sus miembros por ser parte de la nómina definitiva.

Por

 

Imagen foto_0000000220131017072858.jpg
La nueva lucha que se viene en la Roja: Asegurar un pasaje a Brasil

Por Demid Herrera

Cuando el árbitro Leandró Vuaden pitó el fin del partido ante Ecuador, Chile celebró la llegada del equipo al Mundial de Brasil, pero casi irónicamente inició otra competencia y en este caso, la de los nombres propios.

Esto debido a que de todo el grueso de jugadores que dijo presente en el camino eliminatorio serán sólo 23 los que podrán decir presente en  el torneo más esperado por todos y pese a que la lista tiene un importante porcentaje que ya está asegurado y otro no menor que también corre con ventaja, lo cierto es que el desarrollo del resto del año futbolero, la ausencia de reemplazos en puestos clave y la rotación que ha habido en el puesto de delantero centro hacen que algunos que ayer miraron la clasificación por TV puedan soñar aún con subir al avión y otros que fueron partícipes y hasta protagonistas del proceso, pueden ser bajados a última hora.

Recordados son los casos de Juan Carreño, quien fue el gran damnificado rumbo al mundial de Francia 98 o Roberto Cereceda, quien fue el último descartado hacia Sudáfrica 2010.

La batalla ya está declarada  y ahora varios se deberán esforzar al máximo por agarrar un boleto, que seguramente catapultará sus carreras y les servirá para contarles a los nietos que vieron la Copa desde más cerca.

CON PASAJE SEGURO

Gran parte del plantel seguramente se siente con la tranquilidad de que jugará el próximo Mundial y la verdad es que tiene con qué. Bravo y Herrera son dos de los tres arqueros que irán, puesto que el primero es el capitán y el segundo fue bastión para Sampaoli en la U, mientras que en defensa son Gary Medel, Marcos González, Jara y el Pepe Rojas, quienes están arriba, dejando espacio para un quinto defensor, puesto que las bandas tienen en Isla y Mena a otro par que ya está arriba.

El mediocampo también tiene sus “seguros”, ya que Vidal, Valdivia, Díaz, Beausejour y Aránguiz, este último como gran ganador de la era del casildense, más Matías Fernández pese a que fue el que más perdió en este periodo. ¿En delantera? Sánchez y Vargas harán de las suyas por las puntas, a la espera de que el cuerpo técnico se decida por qué nueve de área integrará la esperada nómina.  

HACIENDO EL CHECK-IN

La discusión de que si están seguros o no puede dar para largo, pero hay una serie de hombres que no han sido indiscutidos pese a su importancia y dependiendo de cómo anden estos meses, timbrarán su pasaje. Toselli es llamado a ser el recambio en el arco chileno, pero no se puede dormir, mientras  que en el medio Carmona y Silva han sido alternativa tras Aránguiz y Diaz, más el regreso de Pizarro, que pese a echar pie atrás en su renuncia a la Roja, aún no se puede dar por seguro en Brasil. El puesto de enchanche ha tenido a Gutiérrez y Rabello como participantes sin mucho protagonismo y quizá la lucha más descarnada será en ofensiva, puesto que Junior Fernandes es opción fuerte como puntero, mientras que Suazo, Pinilla y Paredes disputarán un cupo para ser referentes de ataque, una batalla que no permite predecir ganador.

ESPERANDO UN CUPO

Soñar es gratis y a ello apela otro grupo de jugadores que miran desde un poco más lejos. Paulo Garcés y Miguel Pinto quieren ese espacio en el arco, mientras que ese cupo en la retaguardia puede ser para Osvaldo González y Hans Martínez, dos centrales muy elogiados por Sampaoli, más el caso especial de Cristián Álvarez: El capitán de la UC puede rendirle como central y ser reemplazo de Mauricio Isla, uno de los pocos que no tiene un recambio natural, también destaca Enzo Andía como un gran proyecto. Otro que es antiguo deseo del casildense es Mark González, que de mejorar su rendimiento seguramente se meterá con fuerza, mientras que en el ataque también retumba la palabra recambio. Nicolás Castillo y Ángelo Henríquez son el futuro del país en esa zona de la cancha y pese a que aún son proyectos “en verde”, de seguir mostrando el nivel que poseen, seguramente meterán ruido.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo