Clásico universitario termina con polémica y ANFP tomará la decisión sobre la reanudación

El duelo se tuvo que suspender cuando se jugaba el minuto 58 de partido, tras la caída de un proyectil a Fernando Meneses.

Por
Imagen foto_0000000120131027134634.jpg
Fernando Meneses tras recibir el proyectil. Agencia Uno.

El Gráfico Chile

La semana previa del Clásico Universitario estuvo marcada por los dimes y diretes de los jugadores. Todo comenzó con las declaraciones de Igor Lichnovsky, señalando que el duelo entre la UC y Universidad de Chile no era un clásico.

Pese a que la mayoría de los jugadores de ambos clubes no coincidieron con los dichos del joven defensor, uno de ellos enganchó con Lichnovsky. Fernando Meneses salió a responder con ironía. “¿Igor cuánto?…no lo conozco”, dijo el volante.

El partido prometía ser “caliente” y tener algo más que fútbol. Sin embargo, este domingo en el Nacional se veía un partido sin nada fuera de lo normal.

Universidad de Chile salió a dominar el encuentro, ya que necesitaban un triunfo para seguir en la lucha por el título, mientras que la UC intentaba salir de contragolpes y liquidar a los azules con la rapidez de Sosa. Tras un serie de oportunidades para ambos equipos, ninguno de los equipos parecía abrir el marcador en el primer tiempo. Hasta que apareció Milovan Mirosevic.

Cuando se jugaba el primer minuto de adición, Ismael Sosa arrancó en velocidad, se pasó a José Roja y le dejó el gol en bandeja al volante de la UC. Los cruzados se iban al descanso con una importante victoria, que les permitía quedar como únicos punteros.

Pero el tranquilo ambiente que se vivió en el primer tiempo, cambiaría drásticamente en el complemento. Aunque esta vez no fueron los jugadores los que “calentaron” el ambiente, el partido terminó en polémica.

En el minuto 58, Fernando Meneses recibió un proyectil desde las tribunas que lo golpeó en la cabeza y cayó al suelo. Enrique Osses tomó el balón, conversó con sus asistentes y se retiró a camarines. El partido se suspendía por los incidentes.

Los jugadores azules no estaban de acuerdo con la decisión y fueron a encarar a Meneses, que estaba siendo atendido en la camilla. Los técnicos de ambos clubes tuvieron que separar a sus dirigidos, para que la situación no termine en una pelea.

Pese a que Osses había tomado la determinación, en el Nacional existía incertidumbre y no se daba una versión oficial. Los minutos pasaban y nadie sabia nada en el recinto de Ñuñoa. En ese momento salió José Yuraszeck, quien tomó el rol de vocero, y señaló que el partido estaba oficialmente suspendido y se reanudaría a las 12:00 horas sin público.

Sin embargo, con el paso de las horas, las versiones fueron variando. Primero se cambió el horario a las 15:00 horas y ahora se decidió que el partido no se reanuda, hasta que el directorio de la ANFP se reúna. 

Los dirigentes del máximo organismo del fútbol chileno se reunirán mañana a las 16:00 horas y tomarán la determinación sobre el futuro del polémico Clásico Universitario. 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo