Mentiroso, mentiroso: la pugna dirigencial que dejó el polémico Clásico

La disputa entre U. de Chile y U. Católica se traspasó de la cancha a las oficinas de las concesionarias.

Por

El Gráfico Chile

La teleserie no se termina. Pese a que el Clásico Universitario ya es historia, a nivel dirigencial se sigue jugando. Desde el momento que el famoso rollo de papel golpea en la cabeza de Fernando Meneses, los presidentes de ambos clubes, Jaime Estévez, por parte de Cruzados, y José Yuraszeck, de Azul Azul, han sostenido una ardua batalla de declaraciones a través de los mediosde comunicación.

Todo comenzó cuando el regente de la “U” no le permitió el ingreso a camarines a la gente de la UC, encabezada por Jaime Estévez y José María Buljubasich (gerente técnico de la franja). A partir de ese momento, ambos comenzaron una batalla de declaraciones a través de la prensa, y que este martes vivió un nuevo capítulo.

“La primera norma de la ética es decir la verdad y Jaime Estévez no ha dicho la verdad. Estévez se está pasando de listo”, señaló José Yuraszeck a Radio Cooperativa, donde aseguró que ese día “la puerta en que aparezco yo entrando, donde hay mucha gente alrededor, conduce al camarín de Universidad de Chile. Yo bajé desde la tribuna pensando que el partido estaba suspendido y quería conversar con los jugadores y el cuerpo técnico, como lo hago siempre (…) pero no había nadie en el camarín y el utilero me dijo que el equipo había salido de nuevo a la cancha. Volví y cuando estaba pasando por fuera del camarín de los árbitros estaba René Rosas, Jaime Estévez y el árbitro, quien nos comunicó que el partido estaba suspendido y que la ANFP tendría que tomar la decisión final”.

La respuesta no demoró en llegar por parte del regente de la Universidad Católica. Jaime Estévez aseguró que “se nos impidió el ingreso por un guardia del otro equipo para que su presidente hablara a solas con el árbitro. Le dije: ‘Pepe’ no me dejan pasar’ y él respondió ‘no es mi problema’. (…) creo que dejar afuera al presidente de un club no se hace. Eso, no se hace. Nosotros jamás lo haríamos”.

Estévez fue más allá y reconoció que “me inquieta que hechos que vi con mis ojos se nieguen, eso me parece erróneo”, indicó a CNN Chile.

“Lo que está ocurriendo es muy delicado. No se actuó como corresponde”, añadió Estévez, agregando que “tenemos que actuar como dirigentes, y no como hinchas”, aludiendo al comportamiento de su par, José Yuraszeck.

De penitenciaría
El comportamiento del arquero de Universidad de Chile Johnny Herrera también fue tema para Jaime Estévez, aunque el directivo de Cruzados no quiso polemizar con los dichos del arquero azul, quien previo al fallo de la ANFP insistió en la exageración de la lesión por parte de Meneses y en la reanudación del partido.

Para Estévez, el comportamiento de Herrera al golpear la camilla donde era trasladado el volante cruzado es un acto condenable.

“Yo no voy a comentar las declaraciones de este jugador, pero sí creo que hay una actitud de ir a golpear la camilla del lesionado que es completamente inaceptable. Es lo más grave que he visto en el fútbol.  Eso es propio de la penitenciaría, no del fútbol y esa actitud la verá el Tribunal de Penalidades y analizará lo que corresponde”, aseguró el regente del conjunto precordillerano al canal 24 Horas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo