El drama de Roco y su hijo: "Quiero tirar la toalla un rato"

El defensor de Cobreloa aseguró que está cansado por tener que viajar desde Calama a Santiago para estar con su hijo Agustín.

Por

Imagen foto_0000000120131104175645.jpgEl Gráfico Chile

Sebastián Roco no está pasando por un buen momento. El defensor de Cobreloa está sufriendo por el estado de salud de su hijo Agustín, quien primero estuvo grave por una bronconeumonía, luego un virus sincicial y ahora tiene el Síndrome de Dress, que le genera una reacción alérgica a los medicamentos.

Por eso, Agustín Roco se encuentra internado en el Hospital Militar de Santiago y el zaguero debe viajar desde Calama hasta la capital para poder ver a su hijo. Esta situación, además del grave estado de salud, lo tienen agotado y lo reconoció tras jugar ante la UC, donde incluso esbozó la posibilidad de dejar Cobreloa.

“No tenía fuerzas ni ganas de ir al estadio. No me sentía bien para jugar, pero tomé la decisión de entrar a la cancha. Estaba anímicamente mal y traté de hacer lo mejor que pude. Entregué todo a la hora de jugar”, señaló este lunes en conversación con 24 horas de TVN.

“Agustín las ha sufrido y se ha salvado. Estuvo al borde de la muerte y lo tenemos acá. Uno tiene que tomar decisiones, pero mi vía de escape es entrar a la cancha. Hay gente que no sabe como he aguantado tanto, pero quiero tirar la toalla un rato y cuando lo dije después del partido, me llegaron miles de mensajes. Tengo que analizar todo, porque quiero estar cerca de mi ‘gordo"”, agregó el zaguero.

Pese a que no ha pensado en retirarse del fútbol definitivamente, Sebastián Roco aseguró que piensa en descansar un tiempo de la actividad o tomar otro rumbo, como fichar por un club de Santiago para estar cerca de Agustín

“Estas fechas que quedan voy a estar con el equipo y el plantel. Terminando este proceso, veremos lo que pasa. Tengo la necesidad de estar con Agustín y él no se moverá más de Santiago. Necesito un descanso de la mente, pero no he pensado en retirarme del fútbol definitivamente. Es complejo viajar cuatro o cinco horas para estar con él y por suerte mi cuerpo me ha acompañado. Por eso, he pensado en jugar en Santiago”, finalizó diciendo Roco.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo