El Comandante y el Mariscal recibieron su premio y ahora quieren el logro mayor con O"Higgins

Pablo Hernández y Julio Barroso llegaron a los Premios El Gráfico y adelantaron lo que se viene en la recta final de torneo.

Por

 

Imagen foto_0000000120131129073737.jpg
Barroso recibe su premio junto a bellas modelos. Agencia UNO

Por Rafael Verdugo

Pablo Hernández y Julio Barroso están a un paso de jugar dos duelos trascendentales frente a Unión Española y Rangers, pero se dieron una pausa para compartir con El Gráfico en su gala, donde ambos integraron el equipo ideal del 2013.

“Estoy muy contento de poder disfrutar este premio con colegas, reunirse la gente del fútbol en estas cosas que siempre son lindas. Es un privilegio ser destacado por un medio muy importante”,  señaló  Barroso, quien fue escogido como uno de los mejores defensas.

El pilar de la zaga celeste, analizó los importantes desafíos que se le vienen en estos días. “Hay mucha expectación. Disfrutando el momento porque no es menor estar en esta instancia peleando con un equipo grande como Católica, pero con una ilusión grande también que nos mueve, esperemos hacerla realidad”.

El comandante Hernández  se encargó para meterse en los premios tan solo con cuatro meses de estadía en Rancagua. Su talento y goles clave han sido la tónica del transandino que piensa nacionalizarse chileno. “Se dieron tantas cosas en tan poco tiempo. Para un jugador ser reconocido de esta forma, te fortalece muchísimo. Ayuda demasiado en lo anímico, soy un agradecido de la gente que confio en mi y de mi familia, pero esto todavía no termina”, recalcó.

El cerebro del mediocampo de Eduardo Berizzo se ilusiona con celebrar su primer trofeo en Chile y a la vez el primero en la historia del club.

Sabemos lo que pasa en la región y lo importante que es para ellos lograr un título. Tenemos que pensar en hacer bien el trabajo, como lo hemos hecho, si vamos por ese camino lo terminaremos de la mejor manera”, agregó.

Barroso fue más allá. El ex Boca Juniors, uno de los más cotizados por los equipos grandes del país, sabe de lo cerca que han estado en más de una ocasión. “Queremos coronar el trabajo que hemos con Berizzo, desde que arranqué con él en 2012 siempre ha sido exigente y duro, pero en el sentido del crecimiento del jugador. Esperemos se manifieste con el título, sería muy importante para nosotros… Tengo contrato hasta 2016, O’Higgins es dueño de mi pase. Lógicamente disfruto el momento y que la institución me haya abierto las puertas para realizar mi trabajo, un agradecimiento total. Solo pienso en obtener el título y no me gusta mirar más allá”, cerró.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo