Columna de la UC: Un sentimiento incombustible

Universidad Católica debe hacerles sentir que jugará en un estadio donde será abrumadoramente local

Por

Twitter: @columnaderazta
Revista: http://www.columnaderazta.cl

UNIÓN LA CALERA 0 – 2 UNIVERSIDAD CATÓLICA

Tal como ocurrió con la mayoría de los rivales en las últimas fechas del torneo, Unión La Calera comprendía nuestra necesidad de quedarnos con los puntos y pretendió fortalecerse en defensa. La lectura inicial del partido indicaba que sobreponerse tanto a la adversidad deportiva como la carga emocional resultaría clave para mantenerse con opciones al título.

Universidad Católica tuvo ocasiones claras en el primer tiempo, por ejemplo Nicolás Castillo y Marko Biskupovic desperdiciaron un cabezazo cada uno. Sin duda alguna, la superficie de juego, las instancias que se disputaban y la distracción involuntaria que generaba el otro partido constituían dificultades adicionales a las que presentaba el rival. Entre los aportes rescatables de la primera etapa, sumamos la movilidad de Ismael Sosa y el empuje de Tomás Costa. Nicolás Castillo no aparecía en su verdadera dimensión. Del otro lado, hubo una entrada de Juan Pablo Gómez y poco más que eso. Cuando equipos se fueron a camarines, la noticia de que O’Higgins se imponía sobre Rangers por 2 – 1 condicionaba aún más el desarrollo del encuentro.

En la etapa de complemento, apareció el equipo de Universidad Católica que los siete mil hinchas presentes en el Bicentenario Lucio Fariña esperaban. A los 56′ ingresaron José Luis Muñoz y Matías Jadue, jugadores que de inmediato asumieron un protagonismo ostensible.

Con Alfonso Parot y Cristián Álvarez transformados en fogoneros en sus respectivas bandas, un Fernando Cordero revitalizado y un Ismael Sosa más incisivo, la franja aumentó la intensidad de juego y se propiciaba ocasiones de gol al por mayor. Hubo notables jugadas de Cristián Álvarez y Tomás Costa que terminaron con remates desviados. El cambio de Michael Ríos por MIlovan Mirosevic – debido a una lesión de Milo – aportó nuevos bríos en el mediocampo. En una jugada donde contó con la paciencia suficiente para perfilarse cuando le cubrían el ángulo de remate, José Luis Muñoz abrió la cuenta y Quillota fue más cruzada que nunca.

Mientras Patricio Polic forzaba el partido de definición con un polémico arbitraje en Talca, situación graficada por los gestos de un expulsado Nicolás Peric, Ismael Sosa puso el 2 – 0 y Universidad Católica superaba su examen con autoridad.

LA DEFINICIÓN

En una final no hay tiempo para especulaciones. En los primeros cuarenta y cinco minutos de una final puede decidirse gran parte del título – no olvidemos el mal rato que pasamos con O’Higgins en el juego de ida por Copa Chile – , un entrenador requiere mayor claridad que nunca al momento de decidirse por una oncena titular.

Da la impresión, citando un caso notorio, de que José Luis Muñoz está preparado físicamente para  noventa minutos. Por supuesto, desequilibra más cuando los defensores rivales están agotados – lo mismo podría decirse de cualquier atacante que marca diferencias en el mundo – , pero en contraparte habría que argumentar que su instinto goleador y tranquilidad constituirían un recurso igualmente valioso en cada minuto de juego. No lo vimos agotarse tras arrojarle un mísil al arco de Cobreloa, o al darnos la ventaja ante O’Higgins por Copa Chile, entre otros partidos donde su aporte salvó un resultado y nos mantuvo con vida en el torneo.

Otro caso, ¿Está pasando por un momento óptimo Fernando Meneses?  Michael Ríos sumaría una ida y vuelta que el oriundo de Lontué no ha brindado en los últimos juegos. Si bien Meneses en un partido inspirado aporta explosión y desborde, Ríos posee un respetable remate de distancia y gol. Son factores dignos de consideración entendiendo que en una final nadie regalará nada. El equipo lo definirá finalmente Martín Lasarte, por mientras vale la pena preguntarse quienes llegarán en su mejor forma al partido más importante del semestre.

¿Factores claves del encuentro? Si hubo un legado futbolístico en el duelo Rangers vs O’Higgins fue la languidez de la defensa del equipo rancagüino, también hubo reveladoras evidencias sobre su actual estado físico. En el 3-2 estaban abatidos y fue Patricio Polic quien les levantó cobrando cada balón dividido como infracción de Rangers. Universidad Católica debe hacerles sentir que jugará en un estadio donde será abrumadoramente local y sacarle dividendos a los errores que genere en el rival esa presión. Dedicándose  únicamente a contenerles mientras ellos ganan confianza en el campo de juego, retribuirían muy mal a los cruzados que compraron su entrada con esfuerzo o viajarán desde regiones. Deben brindarse por enteros en cada balón y el reconocimiento no tardará.

Del análisis de los partidos disputados entre ambos equipos en el presente año, extraemos algunos apuntes: Si no nos desenvolvemos con la intensidad necesaria desde el arranque, lamentablemente O’Higgins concretará las oportunidades que se genere, tal como en San Carlos por Apertura y en el Monumental por la Copa Chile. La lectura positiva está en que bastó una actitud óptima de la franja para meterles en su arco durante los cuarenta cinco finales del recordado partido del Apertura y en la revancha de Copa Chile. En esa oportunidad Eduardo Berizzo reconoció la valía individual de los integrantes del plantel de Universidad Católica. Si apostamos únicamente a imponernos por la mínima diferencia, coartaremos esa plusvalía. Hay que hacerles daño en su defensa llegando con varios elementos en ataque y desarticular el circuito de juego generado por Pablo Hernández.

No se trata de lo que deseamos si no de lo que podemos dar y estaremos en la galería alentando a la franja, porque “Somos cruzados y sobre nuestras tumbas florecerán banderas de la franja”. ¡Vamos Católica ctm! Que la prensa lo bese mientras fluye un hilo dorado desde la uretra. Hay fuego en esos corazones y se llaman Los Cruzados, en las buenas y en las otras iremos con todo haciendo de la ciudad un escenario para nuestra historia. Desde Moreno y Sapito hasta un niño de la mano de sus padres, te haremos saber los días en que juegue la franja con gritos y cantos.

¡Grande UC!, esto ha sido la Columna de Razta en El Gráfico Chile. Les dejamos imágenes del partido en Quillota, ya que este asunto nunca se trató de una simple columna si no de una propuesta hecha con un sentimiento incombustible.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo