Las dificultades que atormentan a una UC que quedó en las ruinas

Las réplicas del terremoto que significó la derrota ante O’Higgins se sintieron fuerte en San Carlos. Lasarte estaría analizando darle libre a los jugadores que quedaron más afectados.

Por

 

Imagen foto_0000000120131212080956.jpg
Cansancio físico, lesiones y dejar escapar la tercera copa del año tiene en las cuerdas al equipo / agenciauno

Por Demid Herrera

Cuando Jorge Osorio pitó el termino de la Súper Final y la Universidad Católica dejaba escapar otro trofeo, las imágenes hablaban por sí solas. entre la desazón y la rabia de los jugadores se podía ver que el plantel había recibido un golpe que no esperaba y terminaba de la peor manera el 2013. Terminaba entre comillas, porque el desafío de la liguilla estaba a la vuelta de la esquina y ayer cuando los cruzados volvieron a los trabajos, ese era uno de los principales problemas.

El ánimo de los jugadores se reflejaba en una práctica silente, sin mayores bromas y donde Lasarte habló largo pero sabiendo que era un momento donde las palabras sobran. Sus dirigidos aún no digerían la caída ante O’Higgins y eso hizo que incluso analizara la opción de dejar a algunos en Santiago y no embarcarlos a Iquique, ciudad donde el viernes a las 22 horas deberán enfrentar a los dragones celestes.

La inestabilidad emocional de parte del plantel se suma a la baja de Milovan Mirosevic, quien habló con los medios de comunicación y reconoció, a punto de quebrarse, lo complicado que está el panorama.

“La sensación es de tristeza, frustración y seguramente durará por un tiempo, pero hay que seguir adelante. El dolor es grande porque no pudimos darle a la gente ese título que tanto quería y por más que para nosotros esto es un trabajo y hoy (ayer) teníamos que estar de nuevo aquí”, para ellos es muy doloroso.

¿Se puede, más allá del discurso, recuperar al grupo para el desafío de la liguilla? “La verdad no sé cómo terminará el partido o cómo vamos a jugarlo, pero somos el equipo más golpeado a la hora de enfrentar la liguilla, esa es la verdad”, reflexionó el Milo, quien fue sinceridad pura.

“Trataremos de terminar el año como podamos y personalmente creo que nuestra ilusión debe estar en el 5 de enero y pensar más en un título que en una clasificación a la Copa Libertadores”, cerró el referente de los cruzados.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo