Los árabes por la historia y Universidad de Chile por lo que queda

Desde 1979 que Palestino no participa en una Libertadores, por lo que la ilusión del plantel y su hinchada es total. En tanto, la U busca salvar un semestre.

Por

Por Rafael Verdugo

Universidad de Chile tiene claro que el duelo ante Palestino es la única y gran chance para entregarle a la gente alguna alegría en el último semestre del 2013, ya que en el primero, liderado por el criticado Darío Franco, al menos se consiguió obtener la Copa Chile frente a la UC.

En el cuadro estudiantil los cambios ya comenzaron fuera de la cancha. El directorio de Azul Azul tuvo tres cambios a mitad de semana, donde entraron Andrés Schapira (hijo de Daniel, quien compró todas las acciones de Carlos Alberto Délano), Sergio Weinstein y Pedro Heller, hijo de Carlos. La salida total de la concesionaria de parte de Federico Valdés, más el anunciado retiro anticipado de la presidencia de José Yuraszeck, levantan la figura de Carlos Heller, quien en abril del próximo año o incluso antes, si es que Yuraszeck es sancionado por el Tribunal de Honor, asumirá la presidencia del club.

“Yo nunca dije que no iba a ser presidente ni nunca dije que iba a ser otra persona. Tenemos tiempo de aquí hasta abril para elegir un directorio… Pero la verdad es que yo creo que voy a ser el presidente de la U. O sea, más que decir que creo, digo que seré el presidente en abril, siempre y cuando se den todas las cosas que se tienen que dar. Es el sueño de mi padre, el sueño mío y lo voy a cumplir”, indicó el empresario hace un par de días.

Lo cierto es que las modificaciones también se trasladan a la banca y a la cancha. La continuidad de Marco Antonio Figueroa sigue siendo un misterio, donde todo se tendrá que dilucidar cuando los azules finalicen su participación en la liguilla.

De todas formas, hay varios directores de la mesa que se encuentra disconformes con su rendimiento y manejo. Entendiendo que muy pronto Heller será el próximo mandamás de la institución, hecho que significará un vuelco en la administración de club en lo que el mismo candidato ha llamado “la U 2.0”, la salida del Fantasma y el comienzo de un proceso nuevo en ese ámbito también es una fuerte alternativa.

En cuanto al grueso del plantel hay un par de nombres que no seguirían en el CDA. Entre ellos Ezequiel Videla (lo quieren en Talleres de Córdoba)  y Luciano Civelli, también Albert Acevedo, todos cansados de no tener minutos. Nicolás Maturana y Juan Ignacio Duma podrían partir a préstamo a Ñublense, aunque desde la Octava Región se encargaron de subrayar que eso no estaba confirmado. De partir sería un préstamo por seis meses.

Otros como Enzo Gutiérrez y Ramón Fernández, son seguidos de cerca por los elencos que ya tienen asegurada participación internacional, es decir, Unión Española y O’Higgins.

Justamente del cuadro hispano apareció un viejo conocido de la U como posible refuerzo. Gustavo Canales, uno que fue parte del primer título internacional conseguido en 2011, tendría una chance de retornar.

Se espera que hoy el jugador se realice un chequeo médico y exámenes para ver su estado, ya que arrastra hace meses problemas con una de su rodilla, resultado que influiría en la decisión que se pueda tomar por parte de la dirigencia. Cabe recordar que Canales ha jugado muy poco en la actual temporada y termina contrato con los de Plaza Chacabuco.

En Azul Azul no negaron la posibilidad, aunque sí hicieron hincapié que la política de contrataciones está siendo más “selectiva” que antes, donde reconocen se cometieron errores que no quieren volver a repetir.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo