Entrevista con Arturo Salah: "Colo Colo volverá a tener un equipo competitivo"

El presidente de ByN dice que plata habrá para conseguir los refuerzos que pidió el Héctor Tapia. Que la concesionaria tiene proyectado hace tiempo un aumento de capital.

Por

Por Eduardo Bruna

Se lo ha llevado de reunión en reunión. Para Arturo Salah no ha habido vacaciones tras el término de la fase regular del Torneo de Apertura. Y es normal: en su condición de presidente de Blanco y Negro ha debido dedicarse en cuerpo y alma a la conformación del plantel que deberá afrontar un Torneo de Clausura que exige y obliga después de tantos fracasos.

Claramente le incomoda esta vorágine que se apodera de los equipos, sobre todo de los considerados “grandes”, cuando algo parecido se vivió apenas hace unos pocos meses. Dice: “Son las cosas que tiene nuestro fútbol, que termina un campeonato y ya estás obligado a desarmar un plantel y a conformar otro”.

Para él -se sabe- lo ideal es el campeonato de dos ruedas de todos contra todos, complementado con un Torneo de Apertura corto que ayude a copar el calendario competitivo a nivel interno. Pero también sabe que volver a ese esquema que los europeos jamás han abandonado es difícil, casi imposible. Y lo explica: “Está visto que al aficionado nuestro más que la competencia deportiva lo que le atrae es el morbo que provoca el tipo de campeonatos que tenemos. Lo que le interesa  es los equipos que luchan por algo, aquellos que quedan rezagados y corren el riesgo de perder la categoría, y ni hablar de cuando, producto de dos o tres derrotas, un entrenador queda en la cuerda floja”.

De cualquier modo, la confirmación como técnico de Héctor Tapia, alivianó bastante la carga. Si hasta antes de su llegada como entrenador del primer equipo Colo Colo era un completo desastre desde todo punto de vista futbolístico, el cambio de mano en la banca alba mostró un cuadro que no sólo jugó bastante mejor, sino que dejó atrás la imagen mustia de jugadores actuando a ritmo de los años 50 y que parecían creer en ellos sólo hasta tanto el rival no les convirtiera.

-La última parte del torneo mostró a un Colo Colo mejorado, Arturo. Estando claro que nunca llegó a acercarse siquiera a lo que suele calificarse como gran equipo, ni siquiera como buen equipo, ahora no parece una misión tan imposible mejorarlo con la llegada de tres o cuatro jugadores.
Es verdad. Colo Colo mejoró mucho en fútbol y sobre todo en dinámica. Le ganó merecidamente a cuadros candidatos al título, como O´Higgins y la U, y de haber tenido más certeza en la definición pudo haber hecho lo propio con Universidad Católica, porque está claro que durante el primer tiempo fue muy superior.

-Tapia ha dicho que la idea es traer un refuerzo por línea.
Sí, es la idea. Y aunque lo ideal sería tenerlos para este martes, en que el equipo vuelve a los entrenamientos, sabemos que no podrá ser. Toda negociación involucra un sinfín de complejidades y, además, tampoco queremos equivocarnos.

-La pregunta que el hincha se hace, Arturo, es si esos tres o cuatro jugadores que se pueden incorporar para el Clausura serán jugadores de real categoría. En otras palabras, tipos que serán un real aporte y un plus a lo que ya se tiene, que no es tan poco de acuerdo a lo que Colo Colo terminó jugando.
¿Te refieres a que deben ser jugadores top, tipos seleccionados nacionales en sus respectivos países?

-No necesariamente. Santiago Silva, por ejemplo, no es seleccionado uruguayo. Sin embargo, nadie podría desconocer su calidad ni su jerarquía como jugador y goleador.
Santiago Silva siempre nos ha interesado. La pregunta es: ¿cuánto podrá costar su pase ahora, que acaba de consagrarse campeón de la Copa Sudamericana con Lanús?

-De acuerdo a tus palabras, lo primero que el hincha debiera preguntarse entonces es si Blanco y Negro está dispuesto a poner plata para reforzar realmente el equipo con jugadores probados.
A eso yo respondo que sí, que plata habrá. ¿Cuánto? Es algo que debe definirse a la brevedad, para saber qué terreno pisamos.

-Está claro que las posibilidades son distintas si Blanco y Negro dice que hay 2 millones de dólares a si les dice que hay 12 millones disponibles para adquirir refuerzos.
Por supuesto que sí. Pero aunque a lo mejor la cifra no llegue a la que tú mencionas, creemos que recursos finalmente habrá para traer esos jugadores que el equipo necesita. Existe hace tiempo la idea de aumentar el capital de la concesionaria y esta puede ser una excelente ocasión para proceder a ese aumento.

-Cuanto tú fuiste director técnico de Colo Colo trajiste a Marcelo Barticciotto gracias a un dato que te aportó tu amigo Jorge Luis Ghiso. Marcelo era un desconocido para nosotros, y mira en lo que se transformó. ¿No dispones ahora de alguien que, conocedor del medio argentino, te pueda dar datos parecidos?
Desde hace un mes, aproximadamente, Blanco y Negro llegó a un acuerdo con Marcelo Espina para que se transforme en nuestro veedor en el fútbol argentino.  Creemos que es el hombre más adecuado que podíamos encontrar para cumplir esta tarea, y por cierto que en estos momentos está por entero abocado a informarnos acerca de las diferentes alternativas que debemos manejar cuando se trata de conseguir refuerzos que efectivamente se transformen en un aporte.

-Entre los que terminan contrato está Sebastián Toro. Su ingreso al equipo no sólo mejoró el aspecto defensivo, sino que claramente contribuyó a afirmar a Vilches, hasta ese momento muy dubitativo.
Es verdad, y está todo el interés por retenerlo. Es un jugador que queremos conservar en el equipo y para eso estamos ya conversando con él.

-Habrá otros que seguramente deberán partir. No sólo porque no conformaron, sino que en algunos casos para liberar cupos de foráneos.
Así es, desgraciadamente. Y digo desgraciadamente porque este tipo de campeonato que tenemos a veces ni siquiera permite dar tiempo a algunos jugadores para que se muestren en su real valía. A mi juicio es imposible calificar si un jugador es bueno o no, si le es útil o no al equipo cuando no juega partidos completos. Es lo que te digo: este sistema de campeonato que tenemos te obliga a armar y desarmar planteles en cosa de tres o cuatro meses. Claramente eso es una locura. Sería distinto si se pudiera mantener un plantel durante el año y, a lo sumo, tener la posibilidad de contratar un jugador entre torneo y torneo.

-¿Tapia ha dado un plazo a Blanco y Negro para tener el plantel conformado con miras al Clausura?
Quisiéramos que en el retorno a los entrenamientos, este martes, todo estuviera clarificado. Los que se van y los que llegan, pero ya te dije que eso es imposible y Héctor es el primero en entenderlo. Tenemos plazo hasta la cuarta fecha del campeonato, pero naturalmente no queremos darnos todo ese tiempo. Ojalá pudiéramos tener todo definido de aquí al comienzo del Torneo de Clausura.

-De acuerdo a lo que se estila, para cada cupo a llenar debe haber más de un candidato…
Por supuesto. No podemos poner todas las fichas en un solo jugador, porque nada cuesta que una negociación fracase. Desde el alto costo de un pase a algo tan doméstico como que el jugador que nos gusta diga que a él no le interesa venir a Chile y a Colo Colo. No suele ocurrir, pero tampoco podemos descartarlo. Por ello es que, para cada cupo a llenar, tenemos dos, tres y hasta cuatro candidatos.

-¿Y todos cuentan con el visto bueno de Héctor Tapia?
Por supuesto que sí. No te olvides que yo también he sido director técnico, y entiendo que quien mejor sabe lo que necesita para su equipo es precisamente el entrenador.

-Se sabe que, más allá de la calidad que tengan los refuerzos que lleguen, nadie puede prometer campeonatos. Sin embargo, ¿puedes prometerle al hincha que Colo Colo volverá a tener un equipo realmente competitivo?
De todas maneras. Como ya te dije, la última parte nos dejó una buena base, con varios jugadores salidos de la propia cantera. Héctor, que conoce a fondo la realidad de las series inferiores, sabrá qué muchachos elegir para integrarlos al primer equipo y sumarlos a los ya consagrados y a los refuerzos que lleguen. Yo estoy tranquilo. Colo Colo volverá a tener un equipo competitivo, capaz de entreverarse nuevamente con los mejores cuadros de nuestro medio y volver a ser el candidato que siempre ha sido.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo