Entrevista a Martín Lasarte: "Soy un convencido de que a la UC se le carga la mano"

En su despedida, Machete habló de su paso por los Cruzados, de los recuerdos que se lleva y pidió: "El club debe pelear más por lo que es justo".

Por

Imagen foto_0000000120131224082453.jpg

(Agencia Uno).

Demid Herrrera Palacios

@DemidHerrera

La derrota sufrida por Universidad Católica ante Deportes Iquique mediante lanzamiento penales no sólo significó la eliminación de los cruzados de la liguilla pre Libertadores, sino que terminó por cerrar el ciclo de Martín lasarte en la banca del club. Tras 18 meses de trabajo el uruguayo culminaba un proceso que dejó más de una conclusión por sacar y que el mismo Machete quiso compartir con El Gráfico a pocas horas de volver a Uruguay.

“¿La entrevista es con fotos? ¡Nooo!, me vas a hacer cambiarme eh, pero está bien, acá los espero” contestó el técnico una hora antes de recibirnos, esta vez sin el buzo de los cruzados o características camisas celestes a al hora de dirigir un partido. Vestido con una polo azul marino y un pantalón de tela, Lasarte quiso entregar su visión del club que deja y lo que desea para la gente que integró el proyecto.

¿Qué se lleva Martín Lasarte de su paso por Chile?

Me llevo varios kilos más y un montón de canas que no tenía, pero además muchos amigos y la alegría de haber disfrutado de una ciudad preciosa. Imposible no quedarse con la amargura de partir de un lugar donde te sentías cómodo.

Suena un poco arrepentido de su decisión…

No. Estoy tranquilo porque es lo que debíamos hacer. Dejar el club es algo que influiría directamente en mi equipo de trabajo e indirectamente en el club y jugadores , y me alegra que ellos son los que más se ayudan con esta determinación.

¿En qué sentido?

En que el grupo ne hesita una cara nueva, otro discurso, otro liderazgo. No sé si será mejor o peor, pero el primero que supo de mi decisión fue Cristián Álvarez. Cuando terminé de contarle puso una cara de tristeza pero al minuto me reconoció que era lo que debía pasar en ese momento.

¿Y cuesta dejar de pensar en que “si hubiese hecho esto, esto hubiese sido diferente…”?

Es algo inevitable pero el fútbol más te lo cuestionás cuando no consigues los objetivos que cuando si lo hacés. Nunca piensas, “ah que suerte tuvimos” y al fin y al cabo las cosas se equiparan. Este deporte te da y te quita y uno tiene que tratar de acortar el margen de error. De un campeonato al otro lo intentamos, las mejoramos pero no se nos dio.

Los jugadores también deberán sacarse eso de la cabeza…

Y no me cabe duda que así será. Para que haya un campeón hay uno que tiene que ser segundo y es fácil hablar de ese. Del tercero al vigésimo no se habla porque el morbo, la derrota y el dolor vende, es como cuando nos paramos a ver un accidente en la calle, nos atrapa, es así. En Chile se ha hablado más del segundo que del primero y ¿es justo para O’Higgins? Yo creo que no.

¿Cree usted que la UC podrá superar la histeria si se complican las cosas?

El problema es que todo está bajo sospecha. Me parece que este nuevo inicio para los hinchas debe ser más liberador. Esperar un poco por lo que puede dar este cuerpo técnico con una base de jugadores que ya sabe que tiene capacidad de pelear. Merecen ese margen para trabajar.

Y con la llegada de Botinelli…

Sí, la verdad pensé “qué lastima no haberlo tenido”, porque a mitad de año el club hizo todo el esfuerzo pero no se pudo. Está bueno que ahora venga porque es reconocido, quiere al club, no necesita un período de adaptación tan extenso como otros.

¿A usted le gustaba el fútbol que hacía su equipo?

Yo tengo que preguntarles a ustedes ¿Cuál es el fútbol que hay que jugar? ¿Donde está? En Chile están muy condicionados por un fútbol muy bueno que es el de Bielsa, pero creen que es el único y me parece un error, que quedará demostrado en el Mundial. Yo nunca los engañé, siempre apunté al equilibrio. Hay un arco que defender y uno que atacar, pero a mí me parece que sí logramos mostrar buen fútbol. El mejor partido del año fue entre la UC y Sao Paulo, y ese equipo lo dirigía Martín Lasarte.

En su estadía hubo mucha crítica y broma, ejemplo es el Twitter de “Martín Lasuerte”…

Lo recuerdo y ahora que lo pienso es bien irónico porque no me hubiese venido mal un poquito más de suerte, jajaja, pero esa fue una parte fea. Yo entiendo que para algunos esdivertido, pero no estoy acostumbrado a la burla porque no le tomo el pelo a nadie. Esa no es tan dura, pero hay otras cosas. Mucha falta de respeto, el doble sentido, el canchereo de rivales y hay qye cosas al respecto.

¿Es usted de los que cree que se le carga la mano a la UC?

Yo estoy convencido que sí. Hay mucha gente que no le va a gustar lo que diga pero un conocimiento de algo que viví. Católica tiene una carga extra, negativa y es externa, porque es fácil decir que fuimos segundo pero nadie te dice que hubo resultados extraños, nadie carga con árbitros. En Chile es muy fácil arbitrar a la Católica. Muy fácil, y en eso hay responsabilidad interna. El club debe pelear más por lo que es justo, y eso no es perder la caballerosidad.

¿Y eso es algo que deben hacer los dirigentes?

Y no va a ser un jugador, o el entrenador. No hablo del presidente  o el segundo al mando, nombrá un delegado pero Católica tiene que pegar más. Cuando Católica golpeó la mesa se hizo respetar y eso quedó claro cuando la única vez que pasó algo el club dijo no se juega y no se jugó más. Uno no deja de ser caballero por pelear más por lo de uno y aunque uno que todo se juegue en la cancha, hay mucha cosas que se juegan en el despacho.

¿Qué destacaría usted de la UC y qué le mejoraría?

Destaco el espíritu de identidad que genera este club. Los chicos crecen queriendo, respetando y con ganas de darle cosas a la institución y así debe seguir. Lo otro positivo es el complejo precioso y una verdadera casa para los jugadores y lo que mejoraría lo acabo de mencionar.

Y su mensaje de despedida…

Que gracias por todo el apoyo en este período. Queríamos darle cosas a la gente que no se pudieron concretar pero los invito a que disfruten un poco más, a que no sufran tanto el fútbol y que cuando pasen por Uruguay, tendrán un amigo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo