La UC busca goles: ¿Qué le falta y qué le sobra al ataque cruzado?

El despiflarro de goles ante Ñublense hizo que los hinchas clamen por otro delantero luego de la partida de Ismael Sosa y la posible venta de Nicolás Castillo.

Por

 

Imagen foto_0000000120140107090430.jpg
Costa no pudo anotar ante Ñublense. (Photosport)

Por Demid Herrera

@DemidHerrera

Fortalezas

Cabezazo: En cuanto al juego aéreo, la partida de Nicolás Castillo sería una baja sensible y entre las opciones que tiene Astudillo, son dos las que destacan en este ítem. Ramiro Costa anotó con un testazo su primer gol en el club. El otro que puede marcar por este expediente es Matías Jadue.

Actitud: Si de experiencia se trata José Luis Muñoz es el más avezado del abanico de arietes que tiene hoy el Tuto y pese a que fue suplente el 2013, mostro temple en momentos complicados. Matías Jadue es otro de los que tuvo pocas chances pero supo mantenerse motivado y se ganó un lugar por sobre Castillo en la recta final.

Drible: Ismael Sosa fue el gran encargado de abrir las defensas durante el 2013 y el recambio en ese ítem hoy lo dan José Luis Muñoz y Álvaro Ramos. Ribery tiene características similares al Chuco a la hora de encarar y el Chanchito, pese a su baja estatura, tiene fuerza y sabe aguantar y amagar de buena manera a los defensores rivales.

Definición: El tema del finiquito fue el que trajo más dolores de cabeza en Chillán y es el tema a trabajar por Astudillo. Pese a que ninguno resalta por sobre el resto, el hecho de que Matías Jadue y José Luis Muñoz hayan marcado el año pasado pese a jugar pocos minutos les da crédito para creer que pueden aportar goles si tienen más continuidad.

Debilidades

Cabezazo: Las características de José Luis Muñoz no permiten ponerlo entre las opciones más destacadas en el ataque por arriba ya que el juego de Ribery se concentra en las bandas. Álvaro Ramos si ha cumplido la función de centro delantero, pero su estatura atenta contra sus chances en esta materia.

Actitud: Álvaro Ramos llegó como gran promesa desde Iquique, pero le costó explotar y ha sido relegado a la banca. La partida de Sosa es la prueba de fuego para el Chanchito. En tanto, el caso de Ramiro Costa es similar ya que el argentino llegó con la obligación de mostrarse, algo que en ocasiones se lo ha impedido la ansiedad y los nervios.

Drible: La gran deuda de Matías Jadue ha estado en el control de balón, algo que él mismo trabaja cada semana y reconoce que debe mejorar si aspira a ser el nueve de area de la UC. El caso de Ramiro Costa es más particular puesto que pese a su porte tiene habilidades con la pelota, pero lo traiciona el tomar decisiones apresuradas.

Definición: Los cuatro arietes precordilleranos estan al debe en esta faceta, pues la dupla Castillo-Sosa fue de las más goleadoreas del año. Asignatura pendiente para Álvaro Ramos y Ramiro Costa, quienes supieron marcar con regularidad en los clubes que los formaron pero aún no consiguen explotar en San Carlos de Apoquindo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo