Colo Colo impugnará contrato de Concesión con Blanco y Negro

Raúl Labán, pdte. de la Corporación, entrevistado por una cadena internacional de noticias dio el bombástico anuncio. “Encargamos un estudio en derecho sobre este contrato y existen seis puntos que nos permitirán litigar en tribunales con posibilidades de ganar".

Por

 

Imagen foto_0000000120140112213504.jpg
Agencia Uno.

Por Eduardo Bruna

La nota, publicada en la página del Club Social y Deportivo Colo Colo, pasó casi inadvertida. Ningún medio de prensa se hizo mayor eco de lo allí anunciado. Para Raúl Labán, presidente, “era predecible. Nadie quiere entrar en conflicto con Blanco y Negro. El poder y el dinero mandan en Chile y son muy pocos los que se muestran dispuestos a enfrentarlos”. 

Sin embargo, hubo una excepción: una cadena internacional de noticias que calibró como interesante -a lo mejor hasta pintoresco- una nueva versión del ancestral enfrentamiento entre David y Goliat. Resultado: invitó al principal personero de la Corporación, quien aprovechó la invaluable tribuna que se le ofrecía para lanzar una bomba: el club está dispuesto a impugnar en los Tribunales el contrato de concesión por 30 años firmado con Blanco y Negro.

Labán, consciente de que a un acorazado no se le combate con rifles a postón, agrega: “No estamos vendiendo humo ni haciendo amenazas que se puedan considerar una simple bravuconada. Encargamos un informe en derecho sobre este contrato y te puedo decir que existen al menos seis puntos que nos van a permitir darle la pelea a Blanco y Negro con muchas posibilidades de declarar nulo el contrato de concesión. Y te digo más: una vez que estén en nuestro poder los Anexos de ese contrato, creo que vamos a tener todavía más y mejores argumentos para sustentar nuestra posición”.

El dirigente, entusiasmado con este batalla que está dispuesto a afrontar incluso con un directorio dividido, cuenta: “En esta tarea, a la que nos hemos abocado nos hemos podido dar cuenta de cuán entreguista fue la postura del anterior directorio de la Corporación, presidido por Cristián Varela. Desgraciadamente, a mí todavía me acompaña gente que en el fondo actúa a favor de Blanco y Negro. Aunque te parezca increíble, los archivos de esos Anexos no están disponibles en nuestra sede. Producto de esa desidia, además, estamos a punto de perder definitivamente la histórica casona de calle Cienfuegos, por la cual dimos una batalla legal de verdad recién luego que yo asumí. Si ni siquiera disponíamos del padrón de socios. Los pocos que había los tenía sólo registrados Blanco y Negro. Al final, decidimos conformar nuestro propio padrón con la campaña que iniciamos para que los socios retornaran al club y que fue todo un éxito, toda vez que en un breve lapso llegamos a casi 40 mil con sus cuotas al día”.

-El carecer de esos  Anexos del contrato de Concesión, ¿no debilita la acción que piensa iniciar en contra de Blanco y Negro?

“Por supuesto que sí. La mejor prueba de que Blanco y Negro es el menos interesado en que dispongamos de esos papeles lo demuestra el hecho de que hace unos días bajaron de la página web que ellos poseen dichos documentos. ¿Cómo supieron de lo que estábamos empeñados en hacer? Seguramente porque alguien, dentro de mi mismo directorio, se los advirtió. Pero te puedo decir que, haciendo averiguaciones, porque yo no soy abogado, supimos que esos Anexos podemos obtenerlos en el Archivo Judicial. El trámite nos cuesta más de un millón de pesos, pero no importa con tal de llegar mejor apertrechados a este batalla legal que nos tiene muy motivados”.

-¿No peca de exceso de entusiasmo? Resulta difícil imaginarse que un contrato de esta envergadura vaya a mostrar vacíos o irregularidades  que puedan permitir su impugnación…

“El estudio en derecho que encargamos no lo asumió un profesional cualquiera. Se trata de Raúl Lecaros Zegers, ex Ministro de la Corte Suprema y ex decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica. El, estudiando concienzudamente este contrato, nos asegura que existen al  menos seis puntos que nos permitirían declararlo nulo o, al menos, sacar a Blanco y Negro de ámbitos del club que jamás debió haber asumido para sí”.

-En palabras simples, ¿eso qué significa?

“Que se trata de un contrato absolutamente leonino y que en su génesis misma tiene poca o nula legitimidad, porque Blanco y Negro tuvo como contraparte para su firma a un señor Cristián Varela al que ninguna asamblea de socios del club eligió y al síndico Patricio Jamarme que, para facilitarle aún más las cosas a la Concesionaria, cerró el registro de socios poco antes de la firma de este acuerdo. Como resultado, sólo concurrieron 40 socios manejados por ellos, absolutamente de acuerdo en lo que se iba a firmar”.

-¿Por qué dice, específicamente, que el contrato es leonino?

“Porque en el contrato de Concesión el club le entregó a Blanco y Negro sólo la administración del fútbol profesional, pero en ningún caso expresiones amateurs, como las divisiones menores, las escuelas de fútbol y el fútbol femenino. Ellos se han adueñado de todo, transformando las escuelas de fútbol en un simple negocio y entregando a manos privadas, además, parte importante de los pases de los jugadores de las series menores. Como si todo ello fuera poco, mañosa y abusivamente tasaron al club en 50 millones de dólares, en circunstancias que sólo el terreno del estadio tiene un valor comercial superior a eso. Sólo en jugadores teníamos una cifra mayor. La prueba es que después ellos mismos se vanagloriaron de haber vendido por más de 30 millones. En otras palabras, desmantelaron un equipo que ellos no contribuyeron a formar, se echaron la plata al bolsillo y ahora contamos con un plantel que con suerte podría ser tasado en un 20% del valor del que ellos se apropiaron”.

Usted habla, además, de una deuda tributaria de Colo Colo que crece de manera exponencial. En palabras simples, ¿podría explicar de qué se trata?

“Para quebrar a Colo Colo primero, y a la U después, los poderes fácticos de este país, utilizando al Servicio de Impuestos Internos para sus propósitos, desconocieron de una plumada el DFL 1 del año 1970, que liberaba a los futbolistas profesionales del pago de impuestos por primas y premios, considerando lo breve de sus carreras. Eso significó que de la noche a la mañana el fútbol se hizo de una deuda gigantesca. La nuestra era de 700 millones de pesos. En dólares, más o menos 1,2 millón. Pues bien: ni los síndicos pagaron un peso ni Blanco y Negro ha asumido dicha deuda. El resultado es que esa deuda asciende hoy a aproximadamente 10 mil millones de pesos, es decir, 20 millones de dólares”.

-¿Es efectivo que, para implantar el sistema, los clubes sólo tenían una salida? Aquellos que se convirtieran Sociedad Anónima podrían pagar la deuda en el tiempo. Por el contrario, aquellos que rechazaban el nuevo sistema debían pagarla de inmediato.

“Absolutamente, así fue. Con una diferencia que no pudo pasar inadvertida para los poderes fácticos: ¿qué clubes, por ser más grandes, populares y ganadores, iban a acumular una deuda mayor por no haberles retenido a sus jugadores los impuestos por primas y premios? Obvio: Colo Colo y la U. Acá, para arrebatarles los clubes a sus socios, nada se dejó al azar, no quedaron cabos sueltos para implantar este sistema que sólo ha significado que Blanco y Negro atropelle cuando quiera y como quiera al club, a sus socios y sus hinchas, dejando de lado, además, el rol social que cumplió siempre el Colo Colo de David Arellano”.

-¿Tienen decidido ya qué equipo de abogados los representará en este eventual juicio?

“No. Hemos sondeado algunas oficinas y hasta ahora nos hemos encontrado con que nadie quiere enfrentarse a gente tan poderosa. No me sorprende. Cuando hace algunos años estalló el bullado caso Chispas, nadie quería enfrentarse en tribunales a José Yuraszeck y sus socios. Pero eso no nos va a desanimar. La pelea la vamos a dar, por último, con abogados que, por ser colocolinos, se jugarán por entero por el objetivo de recuperar el club”.

-¿Qué cree que va a pensar Blanco y Negro cuando esto que usted anuncia se haga oficial? ¿Se van a preocupar? ¿Lo van a mirar en forma despectiva?

“Ellos jamás van a querer mostrar preocupación. Sin embargo, yo sé que enterados de nuestros pasos, estaban buscando cualquier fórmula para que la Corporación, es decir, el Club Social y Deportivo Colo Colo, muriera. Y ojalá antes de la llegada del nuevo gobierno que encabezará Michelle Bachelet. Porque aún cuando el sistema de Sociedades Anónimas se implantó en el gobierno de Ricardo Lagos, son muchos los actuales personeros, importantes todos ellos dentro del conglomerado  de la Nueva Mayoría que, viendo lo ocurrido, han ido derivando primero hacia un escepticismo y luego hacia una postura crítica de la realidad que está viviendo el fútbol nacional. Hay varios clubes que, aún siendo S. A., están técnicamente quebrados. Sólo han podido seguir funcionando luego que el Canal del Fútbol aportara 30 millones de dólares a cuenta de ganancias futuras. Es decir, están hipotecando su futuro y el futuro de todo el fútbol nacional”.

-¿Qué papel deben para usted jugar el socio y el hincha? Porque si a Colo Colo le comienza a ir bien en lo futbolístico lo más probable es que esos mismos que gritaban “que se vaya Blanco y Negro” olviden por completo sus críticas.

“Aclaremos, primero que nada, que nosotros también queremos que Colo Colo vuelva a ser un equipo ganador y campeón. Dicho claramente, por ningún motivo deseamos que le vaya mal para sustentar y fortalecer nuestra posición. Antes que nada, pelearemos por recuperar el club para sus socios y reimplantar los valores que siempre distinguieron a Colo Colo, es decir, un club libre, soberano, autónomo y solidario. Que deje de ser un simple negocio para unos pocos que ni siquiera  son colocolinos. Nuestra lucha es tan noble que, si bien puede haber algunos que se confundan y pierdan el norte, mayoritariamente el socio nos va a respaldar en esta lucha. Lucha que será legal, pero que pensamos dar en todos los frentes. De hecho, ya les enviamos una carta a los señores Hernán Levy y Leonidas Vial para que, en caso de querer deshacerse de sus acciones, tengan la delicadeza de vendérnoslas a nosotros”.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo