Un clásico: la carrera llena de polémicas de Marco Antonio Figueroa

El ex entrenador de la U desde su etapa como jugador ha protagonizado una serie de hechos controvertidos.

Por

 

Imagen foto_0000000120140114214505.jpg
Agencia Uno

El Gráfico Chile

La carrera de Marco Antonio Figueroa, tanto como futbolista y entrenador, da para escribir un libro. La mayoría de sus capítulos tendrían tintes polémicos.

El Fantasma en sus tiempos de delantero se caracterizó por   su fuerte carácter, es más, su carrera como jugador terminó en Universidad Católica, donde se peleó con hinchas que lo encararon en San Carlos de Apoquindo.

Tras ello hizo los cursos de entrenador y empezó a dirigir en Guatemala. Su primera experiencia en la banca fue traumática. Fue despedido de Comunicaciones luego de perder por 3-0 en el clásico de dicho país con Nacional.

El próximo destino del Figueroa estratega fue México, donde se hizo cargo del desaparecido Atlético Celaya. En el elenco albiazul dejó una pésima imagen: agredió al delantero brasileño de Alacranes de Durango, Edson Zwaricz, lo que le valió una suspensión de tres meses.

Pese a ello se las arregló para llegar a Morelia, donde fue ídolo como jugador. En Monarcas tuvo conflictos con referentes del plantel como Walter Damián Montillo y José Luis Villanueva. Se fue sin ganar nada.

En 2008 el calvo estratega llegó al fútbol chileno para tomar las riendas de Cobreloa. En  los Zorros se peleó con Rodrigo Mannara. Con el argentino llegó a los insultos y a las amenazas de golpes, aunque nada de ello se concretó. También tuvo líos con el uruguayo Iván Guillauma. El zurdo lo acusó de echarlo de un entrenamiento a punta de improperios.

Pese a ello retornó a los loínos en 2013, donde también se fue peleando, esta vez con Sebastián Roco y Luciano Palos. Pero eso no es todo. Acusó amenazas de muerte por parte de directorios de Cobreloa. Otra vez se fue enojado de un club.

Figueroa también tuvo un paso por la cabina técnica de la UC en 2009, donde criticó públicamente a los hinchas. Sin ganar nada otra vez debió tomar sus cosas y buscar otros rumbos. Mucho no le importó, el Fantasma siempre es candidato cuando un entrenador es cesado de sus funciones.

Ahora está muy cerca de recibir una vez más el sobre azul, esta vez en Universidad de Chile, donde también la palabra polémica ha sonado en más de una ocasión.

El técnico se peleó en plena transmisión televisiva tras un partido de Copa Sudamericana con Fernando Solabarrieta, tuvo problemas con el capitán José Rojas a quien puso de lateral izquierdo contra Lanús (perdieron 4-0), criticó públicamente a los dirigentes porque decían que la U tiene el mejor plantel de Chile. ¿La última? Dijo que un juvenil estaba en mejores condiciones que el refuerzo argentino Matías Caruzzo. La vida de Figueroa es pura polémica.

Ya no va más en la banca azul…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo