Los 5 fichajes que cerraron el libro de pases del fútbol chileno

Ell ibro de transferencias del fútbol local se cerró sin grandes sorpresas

Por

El Gráfico Chile

Eduardo Rubio (Lota Schwager)
Sin duda será uno de los jugadores de mayor cartel en la B. Eduardo Rubio (30) debutó en el profesionalismo con la Universidad Católica y tras grandes temporadas fichó por Cruz Azul, uno de los elencos más importantes del fútbol azteca. A mediados del 2007 regresó al país para jugar en Colo Colo y tras recuperar su nivel, se transformó en un asiduo nominado a la Roja de Marcelo Bielsa. En 2008 partió al Basel de Suiza y luego volvió a Unión Española. Su último club fue Deportes la Serena en el 2012 y desde ese momento estuvo esperando por una oferta. Se mantuvo entrenando en el equipo del Sifup y ahora firmó en Lota, un club donde llega como el hombre que puede salvarlos

Juan Manuel Cobo (O’Higgins)
El volante argentino se transformó en el cuarto refuerzo celeste, tras las contrataciones de Albert Acevedo, Gastón Lezcano y Diego Chaves. Cobo, de 29 años, se inició en Instituto de Córdoba, pasó por Elche de España y el Thrasyvoulos FC de Grecia. El 2010 volvió a su país y jugó en Olimpo, Quilmes y Arsenal de Sarandí, club donde ganó el Clausura 2012 y la Copa Argentina 2013. “Es un equipo donde hay mucha competencia y donde se hicieron las cosas muy bien, hay que mantener ese nivel”, dijo en su presentación.

Rodrigo Moya (Magallanes)
Sin cabida en el primer equipo azul, el central y lateral derecho partirá otra vez a préstamo, ya que luego de jugar el primer semestre del 2013 en Barnechea (jugó nueve partidos), en la jornada de ayer se confirmó su llegada por un año a Magallanes, cuadro que previamente se había asegurado al canterano albo Luca Pontigo.

Claudio Latorre (Palestino)
Ha hecho su carrera principalmente en la segunda división, ya que tras debutar en Unión Española en el 2005, se paseó por Puerto Montt, Melipilla, Coquimbo y Magallanes, clubes en los que siempre demostró su capacidad goleadora. En el 2012 volvió a jugar en primera con San Felipe y tras descender con ese cuadro, fichó en San Marcos de Arica. Ahora vuelve a la máxima categoría, ya que se transformó en el nuevo delantero de Palestino. El cuadro árabe intentará que tanto él como el Tiburón Ramos logren hacer olvidar a Roberto Gutiérrez, recientemente transferido al Atlante de México. “Estoy contento porque se me da otra opción en primera y espero ser un aporte”, expresó el goleador de 27 años.

Brayams Viveros (San Luis)
El formado en Santiago Wanderers se transformó en la cuarta y última incorporación de San Luis, luego de las firmas de Alfredo Rojas, Rodrigo Toloza y Fabián Benítez. Viveros puede jugar de central o de lateral derecho y en el último tiempo se encontraba jugando en Deportes Limache, club donde fue figura en la obtención del título de Tercera B. El elenco quillotano fue campeón el semestre anterior, pero ahora tiene la misión de asegurar el ascenso.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo