Columna de la UC: Valentina

La triatleta de Universidad Católica es una de las figuras del deporte nacional con sus triunfos en Pucón.

Por

Por Cristián Berríos
@columnaderazta

www.columnaderazta.cl

Los orígenes del triatlón en el Club Deportivo Universidad Católica se remontan a 1988, en ese año hubo dos competencias en Santa Rosa de Las Condes y deportistas del club participaron como un grupo en el Triatlón de Viña del Mar, organizado por la Universidad Católica de Valparaíso. Los gestores de la rama – actualmente conocida como Triatlón UC – fueron Diego Rivera, Martín Rivas, Miguel Serrano, Eduardo Briceño y Mario Montes. Martín Arias, profesor de educación física, asumió como primer entrenador, los triatletas sumaban alrededor de treinta y entre las deportistas pioneras estuvieron Claudia Cortés, María José Cortes, Carmen Grez y Mónica Regonesi.

En 1989, las destacadas presentaciones de Cristián Bustos y la visita de Mark Allen tanto a Santa Rosa de Las Condes como a San Carlos de Apoquindo, gracias a una gestión de Mario Fava, brindaron señales de que el triatlón cruzado había despegado con un impulso asombroso en la escena deportiva de Chile.

Al final de este recorrido, nos trasladamos al bicampeonato obtenido por Valentina Carvallo en el Ironman de Pucón a principios de enero. Hace un año, en la misma fiesta deportiva del sur de Chile, la triatleta del CDUC había grabado su nombre a fuego al convertirse en la primera chilena que subió a lo más alto del podio. En esa oportunidad se exigió a fondo en la bicicleta y durante el trote superó calambres para finalmente consagrarse con un tiempo de 04:39’39”. Tras recuperarse de una lesión durante el 2013, Valentina retuvo su corona en una edición más disputada con un crono de 04:37’15”. Para asegurarse la obtención de su segundo título consecutivo, marcó diferencias en la natación y, pese a las dificultades físicas que tuvo durante la prueba de ciclismo, su superioridad en el trote en relación a las demás competidoras permitieron que remontara una desventaja parcial y definió el triunfo a su favor.

A su bicampeonato en Pucón sumamos triunfos en la categoría Elite del selectivo de Valdivia 2012, el Ironman de Penha en Brasil en agosto de ese año, el Triatlón de Coquimbo el 2013, una meritoria participación en su primera Copa del Mundo y otros logros a nivel nacional. Sin ir más lejos, después del bicampeonato en Pucón reapareció en Valdivia y ganó la competencia. Ella representa el espíritu y la ambición deportiva que caracterizó al Club Deportivo Universidad Católica desde sus inicios y en épocas de gloria donde contribuyó el crecimiento a nivel internacional del deporte chileno. Una de las obligaciones que posee La Fundación es proporcionar la mayor cantidad de recursos a sus deportistas a nivel grupal e individual, ese apoyo traducido en viajes, estadías y financiamiento para otros gastos perpetuarán el emblema del club en lo más alto.

Con Vale Carvallo y otros deportistas el esfuerzo constante en pos de la superación está garantizado. Todos los que aman los colores de Universidad Católica y apoyan a los deportistas nacionales deben sentirse muy orgullosos de que ella nos represente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo