Columna de Colo Colo: Tiene toque, tiene gol

Este equipo tiene muchas virtudes y, para mayor optimismo, es que aún tiene un gran margen para mejorar.

Por

 

Imagen foto_0000000120140203131428.jpg
Olivi celebra el quinto gol albo ante Huachipato. Agencia UNO

 

 

Por Ricardo Benavente
@RicardinhoGauch

Columna del movimiento Colo Colo de Todos
FB de Colo Colo de Todos
@ColoColodeTodos

Nuevamente, una multitud de hinchas recibió en Macul a este equipo que ilusiona hasta al más pesimista de los albos. Y es que este equipo tiene muchas virtudes y, para mayor optimismo, es que aún tiene un gran margen para mejorar.

En defensa, Vilches juega algo inquieto, lo que termina afectando negativamente su rendimiento, mientras Luis Pavez muestra algunos ripios en la marca, propios de su juventud e inexperiencia. Afortunadamente, están acompañados de dos grandes jugadores: Julio Barroso, quien partido a partido se va consagrando como el patrón de la zaga, y Gonzalo Fierro, quien a pesar del error de ayer, volvió a tener nivel de selección e incluso creo que va a Brasil. A propósito de mundialistas, tras la línea de cuatro, está el excelente Villar, quien ayer tapó un par de pelotas muy difíciles y además impone orden y voz de mando.

Me detengo en la defensa completa, porque creo que es el sector donde más se puede mejorar. Colo-Colo es el equipo más goleador y con mejor diferencia de gol del Torneo, pero los 7 tantos en contra están muy lejos, por ejemplo, de lo que muestra el actual campeón. Los rancagüinos apenas han concedido un gol. Mejorar esto no es responsabilidad sólo del grupo que nombro, sino de todo el equipo, porque defender es mucho más que quitar una pelota o ganar un cabezazo. Para muchos, la forma más eficiente de hacerlo, es teniendo y cuidando la pelota, y es ahí donde pienso que el Cacique está teniendo algunos problemas. Muchos errores que han costado goles, se han cometido en la salida con despejes defectuosos. Seguramente Tapia y Riffo trabajarán en esto puntualmente, y cuando logren solucionarlo será mucho lo que crecerá este equipo. Ayer Huachipato presionó la salida de los albos, y la verdad es que lo complicó bastante. Además de los 3 tantos que convirtieron los de la usina, llegaron con peligro otras 4 o 5 veces. Creo que los dirigidos por Mario Salas son un buen equipo y sumarán varios puntos más en este torneo, alejándose de la incómoda posición que tienen hoy.

Hablemos de lo alegre, disfrutemos. Andamos contentos, nadie nos quita la sonrisa. Los números nos muestran liderando la Tabla de Posiciones y también la de asistencia de público (y eso que al parecer, son muchos los que entran al estadio y no son controlados: no me explico que se diga que ayer el Monumental estaba a 2/3 de su capacidad). El Colo-Colo 2014 ataca por las orillas, también por el centro, tiene variantes. Toca corto y busca con pases largos y cambios de frente. Para llegar al arco rival, ya no depende exclusivamente de si Vecchio anda en una buena tarde o no. Paredes, la figura de ayer y quien se llevó la pelota para su casa gracias a su triplete, Valdés, quien no tuvo su mejor jornada, pero  sigue siendo un jugador clave, e incluso Esteban Pavez, que crece día a día, son capaces de conducir al equipo por momentos. Gracias a su buen pie, pueden distribuir el juego según su criterio. Hay que destacar también el alza notable de Flores, quien con mucho apetito y buena precisión, está logrando ser titular. Desde la banca, llegaron también soluciones. Con muchísimas ganas ingresó Delgado, mostrando que luchará para recuperar un lugar dentro de los once. También fue positivo lo enchufado que entró Olivi, que ayer demostró que tiene sangre pese a ser siempre criticado por su desidia. Todo esto beneficia al equipo, porque son los planteles  los que ganan campeonatos, y no sólo once jugadores.

Ahora viene Unión Española, un rival de peso que muestra un juego bastante similar al del Cacique, aunque para mi gusto, algo más aceitado. No sólo se asemejan en cómo se distribuyen los jugadores en la pizarra, sino en la forma de jugar de ambos, privilegiando la posesión del balón y el buen trato de la pelotita. En el papel es un partidazo, y será clave para saber dónde está parado este Colo-Colo.  Ahí estará nuevamente presente la fiel hinchada, haciendo su aporte para lograr lo que todos queremos. El grito está demasiado ahogado y hay todo un pueblo atrás que necesita dar esa vuelta olímpica. Falta mucho campeonato aún, pero las cosas se están haciendo bien y se podrán hacer mejor. Que se combinen equilibradamente la mesura y la ilusión, y en abril podamos celebrar como corresponde el aniversario N°89 del Eterno Campeón. ¡Vamos Colo-Colo!

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo