El rayado que generó polémica entre Johnny Herrera y los barristas de la U

El arquero se enfrentó con los barristas del sector norte del Estadio Santa Laura, luego que las murallas del Centro Deportivo Azul amanecieran rayadas.

Por
Imagen foto_0000000120140217103410.jpg
Johnny Herrera se enfrentó con los barristas del sector norte de Santa Laura / Crédito: Agencia UNO

El Gráfico Chile

Johnny Herrera fue uno de los jugadores que reaccionó con mayor molestia tras la bengala que se encendió en el duelo de Universidad de Chile ante Defensor Sporting. Es que los azules estaban advertidos sobre la sanción al estadio que recibirían si esto pasaba. Pero nada de eso le importó a los hinchas y, tras el gol de Gustavo Lorenzetti, el fuego de artificio apareció en el sector sur del estadio.

Por eso, el arquero, que ya intentado detener a los hinchas de encender bengalas en el compromiso ante Guaraní, señaló tras ese encuentro que “es un imbécil que no sé que se le pasó por la cabeza. Si llegamos a jugar sin nuestra barra, es como si entráramos con 10 hombres a la cancha. Por un imbécil no se puede castigar a este club. Por eso, le agradezco a la gente que le dedicó cánticos”.

Y sus palabras no cayeron bien en los barristas de la U, quienes respondieron con un rayado, realizado en la madrugada del domingo, en las murallas laterales del CDA. “Herrera: Imbécil no es fiesta; imbécil es atropellar a una persona. Vendido a la U”, decía en el mural del centro de entrenamientos de la U.

Pero la polémica no terminó ahí y continuó en el Estadio Santa Laura, para el compromiso de los azules ante Everton. “Jugadores, dirigentes, yo les quiero recordar que a la hinchada Los de Abajo no la deben traicionar”, cantaron los hinchas desde el sector norte del recinto de Independencia. Cántico que a Herrera no le gustó para nada y más aún luego de la discusión que tuvo en la previa del partido con los barristas.

Pese a que en el sector norte del estadio los hinchas cantaban contra los jugadores y se enfrentaban con Johnny Herrera, el resto lo apoyaba y cantaba en su favor. Por ejemplo, cuando el arquero tuvo que trasladarse al arco de la galería sur para iniciar el complemento, recibió el aplauso y cánticos en apoyo.

Así fue la discusión de Herrera con los barristas.

Imagen foto_00000011

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo