Columna de la UC: Gracias Renato

Este niño dice hasta pronto con el alma intacta y un corazón que no cabría en el pecho de un gigante. Así somos los cruzados. Gracias Renato.

Por

Imagen foto_0000000120140227145555.jpgPor Cristián Berríos
@columnaderazta

Hay historias de amor que duran unos cuantos años  – a juicio de los mortales – y sin embargo son eternas, así fue el sentimiento de Renato Vicencio Sepúlveda por la franja, la devoción de los padres hacia un hijo lleno de luz y también el recuerdo de una hinchada que posee un nuevo ángel.

Quienes consideran esta partida como un nuevo golpe para los cruzados no entienden lo que se siente impregnarse con los colores azul y blanco. No hay derrota o triunfo tan importante como dedicarle una vida al club que nos identifica. En ese camino hay tanto alegrías como tropiezos, pero la misma lealtad. Quienes parten antes poseen el respeto de quienes quedamos, porque nunca fallaron en el aliento y entrega que caracteriza a una pasión sin límites.

Si hemos tenido tres estadios aquí en la tierra también tendremos uno en el cielo. Ahí habrán próceres de Universidad Católica dentro de la cancha como Sergio Livingstone y Raimundo Tupper, también una galería y miles de espectadores. Con el tiempo el dolor – que ahora sólo dimensionan sus padres y amigos – dará treguas y la sonrisa de un ser amado iluminará días donde ellos necesitarán fuerza.

Renato, diste una demostración de amor por la camiseta a dirigentes, entrenadores y jugadores, que el poder y el dinero nunca les nuble la capacidad de entregarse en pos de un objetivo.

Les recordamos los datos para que sumen sus aportes a la familia:

Banco: Banco Estado
Tipo de cuenta: Cuenta de ahorro
Cta. Número: 00169702420
Rut: 22.343.630-7
Correo: [email protected]

Este niño dice hasta pronto con el alma intacta y un corazón que no cabría en el pecho de un gigante. Así somos los cruzados.

Gracias Renato.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo