Superclásico: Uno va por el orgullo y el otro por la Copa

Los objetivos son claros: la U no quiere que su archirrival se acerque a la estrella 30 y el Cacique desea asegurarse la copa.

Por
Imagen foto_0000000120140404084000.jpg
Esteban Pavez celebra su gol en el último clásico. Agencia Uno.

El Gráfico Chile

Universidad de Chile

Universidad de Chile quiere terminar un semestre irregular al menos invicto ante sus archirrivales. Cristián Romero, pese a que apuesta sus fichas a la Copa Libertadores, irá con su mejor gente para derribar al puntero.

Los azules saben que ante Colo Colo no está permitido perder, como tampoco su buena racha ante ellos en el estadio Nacional, recinto donde los albos registran cuatro derrotas y un empate durante los últimos cuatro años, ya que el Cacique no vence a la U desde el 19 de abril del 2009 en el coliseo de Ñuñoa.

Pese a que la mente del Relojito Romero y sus pupilos está enfocada en la Libertadores, repetir una victoria en un clásico (considerando que le ganaron a Católica 3 a 0) sería una gran forma de pagarle a la hinchada su deuda en el Clausura.

Para este pleito Romero podrá contar con Isaac Díaz, uno que no pudo decir presente ante Cruzeiro por acumulación de amarillas.

“Siempre hay cosas por mejorar, pero estoy muy tranquilo porque el equipo está jugando como yo
quiero”, dijo Romero.

Si pierde en la misma fecha Católica y O’Higgins sus respectivos duelos, existe la opción de que Colo Colo celebre la 30 ante la U, algo que sin duda querrá evitar el Romántico Viajero.

Colo Colo

El cuadro popular buscará acercarse aún más a una copa con la que coquetea hace rato. Sin Paredes y con Barroso en duda, Tapia apostará por Toro y Delgado como sus más seguros relevos.

El semestre pasado Héctor Tapia tuvo su primer gran triunfo como entrenador albo. Esa vez derrotaron a Universidad de Chile por tres a dos, con gol en el último minuto. “El clásico pasado es el mas importante de mi carrera como entrenador, fue trabajado, necesitábamos ganar y tuvimos que sobreponernos a muchas cosas”, recordó el DT.

Esa vez, la delantera alba estuvo formada por Felipe Flores, más José Pedro Fuenzalida y Juan Delgado por las bandas, mismo trío que se perfila como la titular para este domingo. “Es una opción, mañana la veremos, pero esa fue la delantera que jugó el clásico pasado y lo hicieron de gran forma”, avisó Tito, en alusión a que aquella vez tanto Flores como Delgado inflaron las redes.

De acuerdo a esta casi confirmación de la delantera, Tapia dejará de lado una opción que rondó en su cabeza: modificar el esquema y sumar a un volante como Baeza para liberar a Jaime Valdés. “El equipo está trabajado de una forma y el que entre en lugar de Esteban sabe lo que debe hacer, así que el funcionamiento será el mismo. No vamos a cambiar de esquema”, explicó.

La otra gran duda de cara al domingo es la presencia de Julio Barroso, quien padece de una contractura y de un edema, lo que hace que su participación esté casi descartada. En ese caso, el estratega colocolino utilizaría a Sebastián Toro, quien ha sido el primer relevo defensivo durante casi todo el campeonato. “Ya ha demostrado su alto nivel, fue fundamental en el último tramo del torneo anterior y ahora también ha respondido, incluso jugando en otros puestos. Tengo seguridad que si juega en lugar de Barroso, lo hará bien”, recalcó Tapia.

El del domingo será un duelo trascendental para el Cacique y pese a que se juega en el Nacional y a que la Universidad de Chile también piensa en la Copa Libertadores, el DT fue enfático en señalar que no miran a la vereda contraria. “Nos preocuparemos de hacer nuestro juego para quedarnos con la victoria, la U. de Chile es un gran equipo, pero principalmente nos hemos preocupado del funcionamiento propio, potenciar el juego en conjunto y las individualidades… Está la seguridad y tranquilidad que haremos un buen partido”, cerró el ex mundialista juvenil.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo