Gustavo Canales: "No me quiero retirar sin hacer un gol con la selección"

El delantero y figura de Unión Española conversó con El Gráfico Chile sobre su amor por el cuadro hispano, su pasado azul y la gran meta que tiene en la Selección.

Por

 

Imagen foto_0000000120140411110128.jpg
“Pasamos de menor a mayor y vamos a seguir por esa senda” / Sylvio García

Rafael Verdugo

@rafaverdugo

Es vital en Unión Española y su apellido ha sido siempre sinónimo de gol en todos los clubes que ha defendido a lo largo de su carrera. Gustavo Canales, jugador del mes de la Revista El Gráfico Chile (ver entrevista completa en la próxima edición), a sus 32 años confesó disfrutar de su presente, uno que hace que inevitablemente viejos amores como la Universidad de Chile hayan querido ficharlo.

Canales agradece la oportunidad que los hispanos le brindaron tras sortear muchos obstáculos, esos que lo separaron en algún momento de la gloria que nuevamente vuelve a tener en un elenco que se encuentra en octavos de final de la Copa Libertadores pese a haber caído por 5 a 4 en el último duelo de la fase grupal ante Indepediente del Valle.

Por estos días, al cien por ciento de sus capacidades físicas luego de dejar atrás rebeldes lesiones, trabaja feliz en Santa Laura pensando únicamente en el día a día del cuadro que sabe confió a ojos cerrados en su retorno goleador, uno que es dirigido por José Luis Sierra, técnico con quien mantiene una estrecha relación y que sabe todo lo que puede rendir.

“Hoy estoy en condiciones óptimas de poder ayudar a mi equipo y veremos si tengo una chance en la Selección más adelante”, aseveró el artillero.

¿Sientes un fiato especial con el actual grupo que forman en Unión?
Siento una responsabilidad linda, porque primero tengo mucha confianza de parte del cuerpo técnico y de mis compañeros. Hay un respaldo que hace que yo vuelva a disfrutar y encarar todo con libertades y es lo mejor que le puede pasar a un delantero que vive del gol.

¿Para qué está Unión Española este semestre en la Copa Libertadores?
Tenemos un sueño, que es alcanzar los objetivos a corto plazo, no nos podemos proyectar mucho, porque es un campeonato exigente, que hace que uno tenga los sentidos puestos en el paso próximo, no podemos especular con un futuro, si pensar que cumplimos con pasar a octavos de final que no era fácil porque eran clubes con mucha historia. Desde la humildad y el trabajo igualamos el prestigio que quizá tenían ellos por sobre nosotros a nivel internacional. Pasamos de menor a mayor y vamos a seguir por esa senda, es la forma que uno puede ir consiguiendo lo que quiere.

La convicción del trabajo ha llevado justamente que tanto Sierra como tú suenen en otros equipos como la U. Ambos renovaron con Unión, ¿Por qué optaste por eso?
Me une el cariño a este club, un sentimiento especial por la manera y la forma en que se me trata. Soy un agradecido de Unión y de la gente que lo maneja, el señor Jorge Segovia me dio una mano muy grande a nivel humano en momentos que yo necesitaba volver a casa, que es esta institución para ganar motivación. Que el cuerpo técnico haya seguido no es un dato menor, porque realmente estoy muy a gusto con la forma en que trabajan y se manejan tanto adentro como fuera de la cancha.

¿Influyó en la decisión tu señora?, se dijo que eras macabeo…
Jaja. Sí, porque ella es hincha de Unión Española y hay lazos que unen al club, tanto el colegio de mis hijas como vuelvo a repetir, hay cariño desde la persona que abre la puerta en la mañana hasta el mismo propietario de la institución. Todos me demuestran mucho afecto y en el único que lo sentí así es en este club.

¿Crees que con Carlos Heller al a cabeza la U pueda cambiar su suerte?
No tengo duda que va a cumplir todos los objetivos que se proponga y también de que todo lo que diga lo va a hacer. Es un hombre sencillo, humilde y no creo que hable por hablar. Tiene palabra y realmente es algo difícil de encontrar en el fútbol.

¿El paso por China cómo fue?, más allá de todo lo que se habló por tu fugaz salida de la U…
Ese viaje fue hecho exclusivamente pensando en lo económico, nunca oculté eso, no tendría por qué hacerlo. Vivimos en un medio que cuesta decir las verdades, en ese momento era una prioridad en la vida de mis hijas, de mi familia. Tengo familia externa a la que vive conmigo, y también viven de lo que yo hago. Era una oportunidad buena tanto para la U como para mí. No me arrepiento porque conseguí lo que quería y me devolví, porque le estaba haciendo un daño a mis hijas, que no lo estaban pasando bien con la vida de allá. Regresamos a Santiago que es donde somos felices y es nuestro lugar. Tuve que llegar al fútbol argentino (Arsenal), ya que el libro de pases estaba cerrado acá y era la chance que tenía.

¿Te molestó en su momento todo lo que se habló de tu lesión cuando estaba José Yuraszeck al mando?
Yo no he hablado con él. Con la única persona que lo hice cuando fui a realizarme los exámenes médicos para volver a la U fue con Carlos Heller y gente de su riñón. Estábamos todos muy motivados, porque se veía cercana la posibilidad y después lo que pasó no sé si me molestó, pero sí que me manosearon mucho como tema. Se hizo mucho hincapié en la parte física mía, yo tenía claro lo que me pasaba, era una pubalgia que me tuvo tres meses sin jugar, todos los sabían, porque no terminé el campeonato jugando. Era evidente que una revisión indicara que no me había recuperado, o que aún demandaba tiempo para eso. No pienso volver atrás ni hacerme mala sangre por eso, creo mucho en Dios y en las cosas que hace. Me ayudó a demostrar que estoy vigente y con mucho por seguir haciendo y dándole a mi equipo, que realmente es el que merece todo mi esfuerzo.

¿Colo Colo sería un eventual justo campeón del Clausura?
Es el legítimo puntero hace mucho tiempo, habla muy bien del trabajo que han hecho. Ha demostrado tener jugadores de categoría y peso para estar en lo más alto de la tabla prácticamente todo el campeonato, eso no es fácil, al margen de que haya tenido unos partidos mejores que otros, sigue siendo el mejor equipo del semestre y lo tienen merecido.

¿Cómo ves preparada a la Selección para Brasil? ¿Más madura que la de Sudáfrica?
Con los años los jugadores van sumando partidos y experiencia, han cambiado muchos de equipo y han ganado prestigio, no es un dato menor. Es difícil proyectarse en un campeonato tan exigente, se va a tener que preparar cada detalle y no tengo duda que así será. Creo que será una buena Copa, ojalá se esté a la altura desde el primer minuto. Hay un gran plantel de jugadores con hambre y en un buen momento. La ilusión la tenemos todos.

¿Cómo te imaginas el día a día que se vivirá en Brasil con Jorge Sampaoli?
Es un entrenador muy detallista. Lo que creo que disfruta el jugador es que en el momento de trabajar es muy intenso, metódico y exige al máximo, pero a la hora del descanso y sacar la cabeza del fútbol se desdramatiza mucho y se disfruta donde se está. En el momento de trabajar sí hay que ponerse el overol y ser uno más de esa cadena de esfuerzo que se forma, que hace que los equipos le rindan tanto.

¿Te ilusionas con la Selección y crees que estás capacitado físicamente?
El técnico sabe bien lo que puedo darle al equipo, me conoce muchísimo, él sabrá si me necesita y en qué momento. No soy perfecto, trataré de seguir matándome en Unión, que es quien requiere de mi esfuerzo hoy. Si me toca la chance, sea el partido que sea, estaré. No me voy a retirar del fútbol sin hacer un gol con la camiseta de Chile, eso lo tengo como meta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo