Los "gallitos" que Héctor Tapia ya le ha ganado a la dirigencia de Colo Colo

El conflicto interno entre el DT y Juan Gutiérrez pondrá a prueba la relación entre cuerpo técnico y dirigentes. Desde que Tito asumió, van varios episodios similares.

Por

 

Imagen foto_0000000120140421131505.jpg
Tapia ya ha mostrado varias veces su fuerte carácter ante los dirigentes / Photosport

Pablo Vera O.
@PabloVeraO

Pese al reciente título del Cacique, las aguas no están todo lo tranquilas que se podría suponer y el último conflicto tiene que ver con la mala relación entre Héctor Tapia y Juan Gutiérrez, gerente deportivo.

La tensión entre ambos data desde que Tito asumió en la banca del conjunto popular, a tal punto que cuando estaba se estaba armando el plantel para este torneo, una fuente al interior del club le reconoció a El Gráfico que “Tapia no aceptará ninguna sugerencia de Juan Gutiérrez en cuanto a contrataciones”.

Además, todo esto se ha visto agravado por hechos que tienen que ver con la nula relación de Gutiérrez y el plantel, así como con la poca ayuda en temas más administrativos, en especial la constante nominación a la sub 20 de jugadores jóvenes, lo que altera el trabajo del primer equipo.

El DT ya ha mostrado su fuerte carácter y ahora su última petición tiene que ver con la salida de Gutiérrez, algo que resultaría costoso para la concesionaria y que se ha transformado en la nueva batalla entre la mesa directiva y el cuerpo técnico. ¿Qué pasará? Hasta ahora siempre el DT siempre ha salido airoso en sus exigencias.

 

1. El contrato

Las negociaciones entre Tapia, Riffo y Salah se dilataron más de la cuenta y a la dirigencia no le quedó otra que ceder ante las dos grandes pretensiones del DT: tener injerencia directa en los cadetes pese a que la concesionaria ya había diagramado un plan y aumentar el sueldo de su ayudante técnico. La confirmación de lo primero se dio con la llegada de Fernando Carvallo como jefe del área formativa.

 

2. Paredes o Paredes

“O Paredes o nadie” dijo permanentemente el DT antes de que se iniciara este campeonato. Fue así que rechazó a nombres como Rodrigo Mora, Braian Rodríguez, Julián Lalinde o Emanuel Herrera, todo por tener a Visogol dentro de su plantel. Al final, la concesionaria debio abrir la billetera y pagar más de lo que no habían querido tiempo atrás para renovarlo.

 

El otro “gallito”

Para el torneo que se está acabando, Tapia quería sí o sí a Claudio Maldonado, pero finalmente la llegada de Paredes trabó las negociaciones. Sin embargo, el volante ha entrenado todo el semestre en el Monumental y el DT ya da por hecha su llegada pese a las dudas de parte del directorio. En la mesa no ven con buenos ojos la veteranía del jugador (34 años), sus continuas lesiones y su poca continuidad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo