Columna de la UC: Los históricos y el presente

"Los ídolos nos traen de vuelta la infancia y juventud, al padre que ha partido, al hermano o amigo del alma que ya no está".

Por
Imagen foto_0000000120140427134707.jpg
@columnaderazta

Por Cristián Berríos

@columnaderazta

Habíamos esperado largo rato tras la finalización del partido de fondo entre Universidad Católica y Unión La Calera, el clima precordillerano arreciaba, pero en el corazón – donde realmente importa que exista fuego – se mezclaban emociones y recuerdos de tantas jornadas donde los históricos defendieron la camiseta de la franja. Alberto Acosta, Néstor Gorosito y Gerardo Manuel Reinoso salían por la puerta de acceso a la tribuna Sergio Livingstone en San Carlos de Apoquindo rodeados por hinchas que insistían en pedirle fotos y autógrafos. Los hinchas cruzados, a diferencia de los dirigentes, nunca olvidan a sus ídolos.

Así como el nombre de nuestro país nos recuerda la tierra húmeda en el sur de Chile, la neblina del puerto, el sol implacable del norte y la agitación de las ciudades, los ídolos nos traen de vuelta la infancia y juventud, al padre que ha partido, al hermano o amigo del alma que ya no está. Nos devuelven tardes de tablones, extensos viajes en bus y caminatas, comidas al paso, amistades y goles al ángulo. Nos lleva por un viaje donde la franja cambia el azul por uno más intenso o más suave, donde el pasto luce más corto o más largo, donde sufrimos o reímos y en ocasiones inolvidables ambas alternativas. Hoy en la Columna de Razta aportaremos imágenes del partido entre los Históricos de Universidad Católica, y realizaremos un breve análisis del encuentro de fondo.

Como apuntes previos, señalemos que el administrador del Estadio San Carlos de Apoquindo debió ordenar que abrieran las puertas al público antes de que los Históricos salieran a la cancha. El cambio de directorio en Cruzados SADP debe notarse desde las grandes decisiones a los detalles más ínfimos. En este caso, había muchos niños, jóvenes y adultos ansiosos de brindarle un aplauso interminable a sus ídolos. Por otra parte, los hinchas también pedimos a figuras como Juan Carlos Almada, Juvenal Olmos, Patricio Toledo y tantos otros que no pueden ausentarse de esta fiesta ni ser omitidos en un proyecto serio que vaya en beneficio del club.

LOS HISTÓRICOS

¡Qué grandes jugadores y cuantas alegrías le dieron a la franja!

Alberto Acosta anotó de penal para los campeones de Copa Interamericana y los hinchas corearon su nombre como en tantas jornadas de 1994, 1995 y 1997. Durante el partido revivió la sociedad con Néstor Raúl Gorosito y hubo combinaciones entre ambos que rememoraban los pases milimétricos característicos de su sociedad futbolística. El Beto no ha perdido el hambre de gol y la decisión para rematar cuando encuentra el espacio disponible. Por esa misma ambición le anotó cinco goles a Ñublense en Copa Chile 1995 y después seguía buscando el arco como si el marcador fuera 0 – 0. Fue un ídolo compartido con mi padre, uno de esos que trascienden las generaciones y a muchos les pasará que desde un rincón del cielo sienten la complacencia de un ser querido por tenerlos cerca.

Jugando así, Gerardo Manuel Reinoso hizo falta como titular en el partido de fondo, un crack formidable. Su calidad humana no hace otra cosa que ratificar lo bueno que era el grupo en la gran campaña de Copa Libertadores 1993. La Vieja se lució con pases en profundidad, enganches y se hizo presente en el marcador, también de penal, anotando el 1-1 definitivo. Apareció como 9 en un remate trabado, se tiró al costado para aprovechar los espacios y tuvo la manija de su equipo cuando hizo falta que distribuyeran el balón. Los hinchas más jóvenes quizás ignoran que a él lo querían en Europa y llegó a Chile debido a una crisis económica en el mercado argentino, en su primera temporada en Chile anotó más de veinte goles y en sus cinco años defendiendo la camiseta de la franja tuvo un nivel altísimo que lo inscribe entre los mejores extranjeros que han jugado en el país.

Los Históricos, lo hemos dicho anteriormente, son quienes deberían encargarse de las decisiones futbolísticas en cruzados ocupando puestos donde actualmente la concesionaria flaquea. No necesitarían pagarle un sueldo millonario al técnico de turno – como fue el caso de Martín Lasarte – si tuvieran goleadores formados por Juan Carlos Almada y Alberto Acosta, defensas preparados por Sergio Vázquez que tuvieran personalidad desde la cantera, equipos de proyección a cargo de Gerardo Reinoso y Ricardo Lunari, un gerente con la experiencia de Ignacio Prieto, un asesor o presidente como Alberto Fouillioux.

Ese macro proyecto que es tan difícil de entender para quienes toman las decisiones en Cruzados SADP lo ha realizado, por ejemplo, Bayer Múnich y Barcelona FC, equipos a los que Universidad Católica derrotó jugando en Europa por 3-2 en 1984 y por 4-3 en 1950, respectivamente.

De todas formas se rescata lo positivo, ya lo dijimos el año pasado en Entre Cruzados, programa que hacíamos con Cristián Pohlhammer, Patryk Zablocki y Nico Fajardo en CanalStream, la fiesta de Aniversario del CDUC es una celebración digna de perpetuarse. Este año faltaron la Feria Cruzada y el Museo UC, una muestra que sería positivo mantenerla a disposición de los hinchas ya sea en forma presencial o digital.

La igualdad en el encuentro de los Históricos dejó la sensación de que todos fueron ganadores, los campeones de la Copa Interamericana, homenajeados además en el entretiempo del partido de fondo, y los jugadores de todos los tiempos.

Les dejamos algunos videos exclusivos:

 

UC VS CALERA

Se repitieron algunos ripios evidenciados a lo largo de la campaña. Finalmente, todo cae por su peso, los jugadores discretos no se contratan solos, los interinatos no tienen lugar en un equipo grande y las transferencias de jugadores con el libro de pases cerrado son inconcebibles en un proyecto consistente.

Regalamos el primer semestre, la limpieza del plantel corresponderá al sucesor de Rodrigo Astudillo y esperemos que no le impongan jugadores por la inversión realizada en ellos.

Unión Calera, apremiado por el resultado, no contribuyó al espectáculo y el árbitro Enrique Osses reiteró los errores que han puesto permanentemente su carrera en entredicho a nivel local. Fue insultado y pifiado a lo largo del partido luego que dejara sin sanción faltas evidentes, manejó el partido según sus caprichos acostumbrados y se mantuvo en el centro de la cancha, temeroso de la reacción de los hinchas. Queda claro que su calidad de mundialista pasa por las relaciones públicas y no por su calidad como árbitro.

En vez de profundizar, abríamos el balón en forma soporífera del centro a las puntas, luego el balón retrocedía y se buscaba la misma fórmula por el otro costado, escaseaban los pases filtrados y los toques de primera necesarios para imponerse ante una marca férrea. La desventaja motivó a los jugadores de Universidad Católica lo suficiente para lograr la igualdad en la etapa de complemento y acercarse al triunfo a través de furibundos remates tanto de Michael Ríos – autor del empate – como de Enzo Andía.

Desperdiciamos una gran oportunidad para enseñarle al directorio de la ANFP, a su presidente Sergio Jadue y a Enrique Osses que la transparencia en el fútbol se demuestra en la cancha, premiando a los mejores y enviando al descenso a los mediocres.

Se avecina una etapa de reconstrucción futbolística en Universidad Católica. Para que esa inversión e iniciativa no se trate de hechos esporádicos, a los que sólo recurrimos cuando regalamos muchos campeonatos en forma consecutiva, el proyecto tiene que sustentarse en hombres capaces, conocedores de fútbol, con mentalidad ganadora, no siempre en empresarios que separan perdidas de ganancias con la frialdad de quien posee capital para levantarse sin ideas brillantes que los avalen.

Esto es fútbol, es pasión, es Universidad Católica, nuestros históricos salen de la cancha y reciben el cariño de los hinchas, no se esconden en guardaespaldas o se escudan en la policía por miedo a los desconocidos como otros. Para ganarse ese afecto hay que darlo todo por el club o dar paso a las personas más capacitadas y sentarse en un palco, los hinchas esperan ansiosos en el tablón las alegrías que tanto nos hacen falta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo