Los autos del plantel albo sufrieron las consecuencias del entrenamiento bajo la lluvia

La lluvia obligó a trasladar el entrenamiento a una cancha alternativa y varias pelotas de la práctica llegaron a los vehículos en el estacionamiento.

Por

Por Gonzalo Pérez Amar
@perezamar

La lluvia que por la madrugada empezó a azotar en Santiago fue un problema para todos los equipos que debían trabajar y Colo Colo no fue la excepción. Por ello y en la planificación de su entrenamiento matutino, la práctica debió trasladarse a “la jaula”, una pequeña cancha de pasto sintético que está al lado camarín local y donde los jugadores suelen hacer el calentamiento previo a los partidos, para así cuidar las canchas luego de la intensa caída de agua.

El espacio para trabajar entonces no era el óptimo y el equipo debió privilegiar más la pelota detenida y ejercicios específicos, donde los más afectados terminaron siendo los autos estacionados cerca del lugar, pues varias pelotas fueron a dar a la zona de los vehículo.

Más allá del peculiar inconveniente, Héctor Tapia no tendría grandes dudas para lo que viene y el once estelar para medirse ante O’Higgins el domingo a las 15:30 en el Monumental sería el mimso que venció a Huachipato en la fecha pasada.

Así es como los albos enfrentarían el duelo con Justo Villar en el arco; Gonzalo Fierro, Julio Barroso, Christian Vilches y Jean Beausejour en defensa; Claudio Maldonado, Esteban Pavez, Jaime Valdés y Emiliano Vecchio en mediocampo; además de Juan Delgado y Esteban Paredes en delantera.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo