Héroes y Villanos: Riquero, Sagredo y Cisternas fueron artífices de una nueva caída cruzada

Los tres jugadores fueron el armazón de un merecido triunfo chillanejo frente a Universidad Católica

Por

Imagen foto_0000000120140809174609.jpg

Sagredo fue uno de los puntos más altos de un Ñublense que consiguió una merecida victoria (Photosport).

El Gráfico Chile

Héroes

Mathías Riquero: El volante uruguayo comandó el ataque de Ñublense en Chillán. En sus pies nació la jugada del segundo gol para los locales, y durante largos pasajes del encuentro sostuvo el mediocampo de los “Diablos Rojos”. Estuvo en todas las de Ñublense. Buena presentación.

Jonathan Cisternas: Otro que brilló en el sur. El mediocampista complicó a la defensa Cruzada en el Nelson Oyarzún. Apenas iniciado el segundo tiempo, Cisternas marcó el gol del triunfo con una jugada de camarín.

Boris Sagredo: Uno de los preferidos por Ivo Basay, fue otro de los puntos altos en Chillán. Movedizo e inquieto fue el que más generó peligro en el conjunto de Chillán.

Sebastián Montesinos: Fue el patrón de la defensa roja. El central estuvo férreo en la marca y atento en los cruces. Mojó la camiseta en el sur.

Villanos

José Antonio Rojas: El zaguero central de Ñublense no había hecho mal partido hasta que a los 37 minutos pegó un feroz planchazo a Cristián Álvarez, lo que encendió la mecha en un partido que a partir de su agresión no dejó de ser friccionado.

Michael Ríos: El volante de la UC ingresó en el segundo tiempo con el fin de generar fútbol en el mediocampo que lograra romper el cerco chillanejo en defensa. Sin embargo, el oriundo de Lo Espejo entró en otra sintonía: jugó apenas 22 minutos tras ser expulsado por un grosero planchazo a Juan Gonzalo Lorca.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo