Columna de Colo Colo: Visita ingrata

"Nuevamente ByN se burla de la historia del Club y su único homenaje a 5 años de la muerte del goleador es robar vía twitter unas fotos".

Por
Imagen foto_0000000120140811153223.jpg
Agencia uno

Por Sebastián Torres
@sedtorres
www.colocolodetodos.com
@colocolodetodos
Facebook: ColoColodeTodos

Durante la semana vimos cómo la concesionaria solicitó a los hinchas que llegaran al menos una hora antes al estadio a fin de evitar conglomeraciones. El hincha estuvo a la altura de las circunstancias, hubo quienes llegaron con un par de horas de anticipación, pero los únicos que no lo han estado hace ya varios años son los mismos de siempre: Blanco y Negro nuevamente logró que el hincha entrara tarde, con enormes filas en todos los sectores, con sistema caído, todas las trabas posibles para alejar a quienes ni la constante alza de precios alejó.

Logrado el objetivo de ingresar muchos pensamos que estas personas realizarían un homenaje al gran Francisco Chamaco Valdés, pero nada de eso paso. Nuevamente ByN se burla de la historia del Club y su único homenaje a 5 años de la muerte del goleador es robar vía twitter unas fotos de la Filial Chamaco Valdés y añadir frases que dieron a entender que ellos organizaban la actividad, los mismos que cuando él se acercó le preguntaron de que empresa venía.

Comienza el partido y Colo-Colo muestra las diversas variantes que ha trabajado Tapia desde que llegó: tocando el balón, explotando por las bandas, encarando a la defensa rival. Así, no sorprende que, con el único centro de Vecchio que llegó a algún jugador colocolino, Juan Delgado abra la cuenta a los 13′, mientras muchos todavía intentaban entrar al estadio. Tras la apertura de la cuenta se siguió atacando, dando comienzo a una farra que nos terminaría costando caro.

El segundo tiempo mostró al Albo con la sed de llevarse el triunfo. Sin embargo, malas decisiones, lujos innecesarios o buenas atajadas impidieron que Paredes, Delgado o Vecchio marcaran el 3-1. Es preocupante que Colo-Colo con 23 llegadas al arco rival sólo pudiese marcar 2 tantos, mientras el rival con menos ocasiones nos hizo tres goles.

O’Higgins ya no es el equipo avasallador que vimos en la primera etapa de Berizzo, ni el equipo pragmático que le ganó el titulo a Católica, pero sí tuvo la suerte y la contundencia que no tuvo en el partido del semestre pasado en el mismo estadio. Con balones a espaldas de los defensas, problema que no ha sabido solucionarse independiente del técnico que esté en nuestro equipo, supo complicar a una dupla de centrales que hasta antes de este partido se mostraba sólida.

Los celestes aprovecharon los errores en la salida de Colo-Colo y mostraron la contundencia que no tuvo el Cacique. Fueron dos golazos impresionantes, que sin embargo expusieron lo frágil que es nuestra defensa y lo humano que es Barroso. Tampoco es para reventarlo: aunque tuvo responsabilidad en 2 de los 3 goles del rival, hay que confiar en que contra Unión Española vuelva a su habitual nivel.

Preocupante lo de Vecchio: ayer sólo uno de sus córners llegó a un jugador de camiseta blanca. El resto de los balones fue despejado por la defensa rancagüina o atajado por el portero rival. No puede ser que no tengamos variantes en las pelotas paradas cuando el plan A no está funcionando.

No todo puede ser tan malo. El alza de Juan Delgado y su regularidad lo han convertido en un jugador que justifica su ingreso desde el primer minuto, con mayor asociación, sin tanto jugada innecesaria ni tirándose al suelo tras cualquier choque. Se nota su madurez y confianza, sólo queda desear que siga creciendo y no se estanque como ha pasado con tantos otros.

El resultado no es para alarmarse ni creer que se perdió el título, pero sí se debe estar atento a ciertas situaciones. La cantidad de balones perdidos en mitad de cancha, la cantidad de goles perdidos y el hecho de que Tapia sólo realizara 1 de 3 cambios posibles: eso sí nos debe llamar la atención.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo