Juan Pablo Swett: "Se están sentando buenas bases para un aumento de capital"

Quien comandará la lucha de los emprendedores por la reforma tributaria y es reconocido hincha de la UC, analizó el presente del club.

Por

Imagen foto_0000000120140813083604.jpg

Archivo.

Por Demid Herrera

Quizá quienes hayan conocido en el último tiempo el nombre de Juan Pablo Swett, presidente de la Asociación Chilena de Emprendedores, y que ha estado en la palestra por un video donde emplazaba a que el Gobierno introdujera cambios en la discutida reforma tributaria, relacionen este nombre con quien es sobrino de uno de los históricos presidentes de Universidad Católica.

Sin embargo, el hoy por hoy “líder” de muchos microempresarios tiene historia ligada con el club y accedió a conversar con El Gráfico de ello y su rol como “disidente” de la dirigencia.

“La verdad es que formamos un grupo de trabajo que quiere aportar al club y que mal nos llamaron ‘los disidentes’. Cuando vi ese titular me enteré que porque había ido a un par de reuniones teníamos ese nombre, pero acá lo importante es sumar entre todos”, inició Swett, poseedor de un apellido con marca registrada en el club.

¿Cómo ha sido tu relación con la Católica?

Uf, ni me acuerdo desde cuando voy al estadio. Con mi viejo toda la vida en Independencia, desde muy chico. Como muchos saben el hermano de mi papá fue presidente, entonces hay una relación con el club que no podía no existir. En el colegio ser Swett era ser de la Católica, pero fue una relación, por decirlo de alguna forma, más desde la galería que desde marquesina. No porque mi tío fuera dirigente teníamos privilegios e incluso desde los 15 años empecé a ir a la barra. Me acuerdo de haber ido a la casa del Lalo, por ese entonces líder de la barra, para tratar de arrastrar gente de los colegios de mi barrio, y hasta recuerdo haber tomado un par de cortos de pisco antes de entrar al estadio. Nunca hubo ni opción de ser de otro equipo y creo que mi relación ha sido muy transversal.

¿Y qué te genera esa imagen que tiene hoy la UC?

Primero la califico como injusta. Los que vamos al estadio lo sabemos: si tú ves la gente en galucha te vas a encontrar con una heterogeneidad indiscutible. Es cierto que la UC que jugaba en Independencia era otra y ahora estás en una comuna de cuicos, pero eso no significa que la gente sea de sólo de un nivel socioeconómico. El problema es que no han hecho mucho por cambiarlo, porque el estadio está emplazado en San Carlos, un barrio A, ni si quiera ABC1, y los otros equipos hacen su juego. La UC no tiene que dedicarse a cambiar eso y caer en el juego, pero sí ser un equipo heterogéneo. Ahí el sueño de cambiar de ubicación el estadio cobra sentido para buscar un lugar de mejor acceso y que así crezca la asistencia y popularidad.

¿Ese es el camino para “revitalizar” al club?

Es que no hay un solo camino. Hay que reforzar siempre la identidad y eso se hace cuidando ese triángulo entre hinchas, jugadores y dirigentes. Ahí hubo un quiebre en la época de Estévez, donde el hincha no veía que se defendieran los intereses del club. La única vez en que actuó bien fue en el episodio Meneses y quedó demostrado que cuando tocó alinearse por lo que estaba haciendo Yuraszeck, hubo una sola fuerza. Y lo otro es a través de ganar título. Eso te alimenta la dificultad que hoy tienen los niños para defenderse y querer ser de Católica, porque su pelea con lo que han vivido los archirrivales se ha tornado muy desigual.

¿Y hoy cómo se puede conseguir eso?

Es necesario entrar en un círculo virtuoso lo antes posible y eso se hace metiéndole recursos. Hay que decidirse a pasar el sombrero, ver quién está dispuesto a poner más lucas y hacerlo ahora ya.

¿Y se ve la voluntad de generar eso actualmente?

Creo que se están sentando buenas bases para un aumento de capital. Luis Larraín ha empezado bien Nos ha pedido que si pensamos algo le escribamos y en ese sentido en la Católica se está conversando. Hay un ánimo de acercarse más al hincha.

¿Y pensar en una inyección de recursos es posible?

Yo creo que se puede hacer algo importante porque hoy el club está abierto a buscar fórmulas. Lo han dicho Larraín y Gacitúa, así que se están dando las condiciones para de aquí a fin de año trabajar en una estructura para meterle 10 millones de dólares al club y ver si podemos apostar por algo realmente grande.

GRAF/PH

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo