Columna de Colo Colo: Mucho más que fútbol

"Comenzamos en conjunto con todos a materializar un proyecto basado en 7 pilares para el gobierno del Club Social para el periodo 2014-2018", dice Richard Franjola.

Por
Imagen foto_0000000120140818132821.jpg

Por Richard Franjola
@Richardfranjola
www.colocolodetodos.com
@colocolodetodos
Facebook: ColoColodeTodos

 

Este fin de semana Colo-Colo demostró una vez más que no es solamente un equipo. El viernes en Viña del Mar junto a la Filial V región, entonando el himno,  con muchos asistentes comenzamos en conjunto con todos a materializar un proyecto basado en 7 pilares para el gobierno del Club Social para el periodo 2014-2018. Se debatió y se tomaron los apuntes de las inquietudes de esta filial que está, como ellos mismos plantearon, tan cerca pero tan lejos.

El sábado seguimos, ahora con los socios y filiales de Santiago, forjando el programa de todos. Se comenzó repasando el trabajo de Colo-Colo de Todos a lo largo de estos años, para después mostrar los 7 pilares que guiarán nuestros rumbos: Padrón de Socios, Filiales, Ramas Deportivas, Patrimonio del Club, Postura ante Blanco y Negro, Desarrollo Social y Comunicaciones. Se realizaron mesas de trabajo, se debatió y se tomaron las notas necesarias para ir dando con un proyecto final. Esperamos que ahora se sumen los aportes online para que nadie quede afuera a la hora de aportar con su voz y su opinión.

El domingo se vivió algo maravilloso: el Día del Niño Colocolino en Santiago y regiones, organizado por las filiales que mantienen vivo el rol social del Club mas grande de Chile. Sólo en la capital, más de 300 niños disfrutaron, rieron y se arellanizaron, aprendiendo sobre Colo-Colo. Lo único lamentable es que tuvo que terminar antes de lo previsto debido al adelanto del partido contra Unión Española.

En lo netamente deportivo, las 18 mil personas que fuimos al Monumental David Arellano pudimos presenciar la manera en que Unión tomó el control durante los primeros minutos, pudiendo quedar en ventaja en el primer minuto. De trámite lento, el primer tiempo tuvo como principal acción la lesión de Justo Villar, con el consiguiente debut oficial de un Garcés que no falló, aunque tampoco fue muy exigido ya que principalmente se jugó en un muy disputado mediocampo.

El Cacique se impuso en gran parte del cotejo pero no lograba plasmar esa superioridad en el marcador. Sobrevolaba entre los asistentes el temor a una defensa refugiada en su área, un contragolpe raudo y una derrota por la cuenta mínima. Sin embargo, cuando el ataque se mostraba falto de ideas, tirando centros sin intención tal como ante O’Higgins, y varios de los blancos evidenciaban un notorio cansancio, como Beausejour, la jerarquía del Campeón se terminó imponiendo y pudimos por fin abrir merecidamente la cuenta en el minuto 84. El goleador Esteban Paredes nos puso en ventaja con un tanto lleno de clase y tranquilidad, para que fuera otro Esteban, Pavez, quien decretara el 2-0 final tras una astuta avivada de Delgado. Premio para un equipo que siguió empujando tras ir en ventaja.

Poniendo las cosas en la balanza, habría que decir que no jugamos bien y ganamos, al revés de la semana pasada, en que se jugó bien y se perdió. En materia de rendimientos individuales, Paredes demostró una vez más que tiene que estar en la cancha porque define un partido en segundos sin necesariamente haber sido protagonista. Valdés es capaz de abrir claros donde no los hay gracias a su fina técnica y al uso de ambas piernas, volviéndose impredecible para sus marcadores y desenredando nudos cuando el rival plantea un bosque de piernas. También hubo puntos bajos, como el de Flores, el de Vecchio, o el claro bajón físico de Beausejour, alivianado cuando en los minutos finales quedó exento de tareas defensivas. He aquí otro punto a destacar: los cambios de Pavez y Baeza para que otros jugadores se soltaran funcionaron, y demostraron que Tapia confía en sus pupilos, los conoce y sabe el rendimiento que les puede sacar.

Se gana, sin embargo. Se avanza. El liderato está a sólo tres puntos y es más fácil trabajar sobre los ripios cuando se cuenta con el respaldo de los triunfos. De manera similar, el Club Social y Deportivo Colo-Colo da pasos hacia un nuevo proceso democrático y nuestro deber histórico como colocolinos y como miembros de Colo-Colo de Todos es crear un gran proyecto que represente a la gran mayoría de sus socios e hinchas.. Hay mucho por mejorar, pero existe la esperanza de que este termine siendo un gran año para todos, dentro y fuera de la cancha.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo