Cuarto grande: Para los porteños, su historia y su gente convierten al Decano en gigante

Que Wanderers sea el club más antiguo del país y que Valparaíso sea un verdadero fortín verde, son atributos inigualables para la determinada parcialidad caturra.

Por

Por Demid Herrera y Pablo Serey – El Gráfico Chile

Turno de Santiago Wanderers para presentar su defensa en medio del debate propuesto por El Gráfico Chile, sobre quién es el cuarto grande del fútbol chileno. Desde Valparaíso roncan fuerte y aseguran que el elenco del Puerto se escpa de esta discusión, pues sus inigualables características lo convierten en un gigante.

La parcialidad porteña, caracterizada por su decisión, establece que Wanderers no está en la pelea por ser el cuarto grande, ya que su condición de Decano del fútbol chileno y la fidelidad de su gente lo encumbran en lo más alto del fútbol chileno.

En lo más alto… por pasión

“Todos ustedes saben de mi relación con Wanderers y eso ya te habla de la identificación que generamos. Toda mi familia es wanderina, entonces yo no creo que haya que discutir si mi equipo es el cuarto grande, porque para mí es el primero. Que los otros discutan sobre el primero, el segundo o el tercero, pero nosotros por pasión porteña estamos en lo más alto”, sostiene de entrada el humorista y animador Álvaro Salas, insigne forofo caturro.

Y es que para el otrora Pujillay hay una cuestión que mezcla sentimientos con identidad y eso tiene mucho que ver con la estrecha relación Valparaíso-Wanderers. “A mí me gusta mucho cuando la gente de una ciudad es hincha del club de esa ciudad. Si es de Rancagua, que sea de O’Higgins, pero que no sea así me incomoda. Yo soy porteño y caturro, soy rival eterno con Everton, pero me gusta que el viñamarino sea de su club”, comenta.

Y en cuanto a lo que concierne a la cancha, Salas apunta que el cuadro porteño siempre aporta jugadores de calidad al fútbol nacional, lo que termina potenciando a los “poderosos” de Santiago. “Llevamos seis fechas y ya se quieren llevar a Jorge Luna”, lanza, agregando que “le ponemos corazón más allá después vengan los poderosos a poner plata para llevarse a los jugadores. Siempre fue así y seguirá siendo”.

Representación del orgullo porteño

Para el investigador histórico del programa La Vida en Verde del CDF, Alfonso Gómez, el argumento inigualable de los años de vida de Wanderers no es una mera cifra, sino que es el mayor argumento para hablar de la grandeza de su elenco.

“Somos grandes por ser el Decano del fútbol chileno. Son 122 años ininterrumpidos con actividad futbolísitica, pues varios equipos tuvieron recesos y Wanderers nunca dejó de jugar”, establece, comentando además que “si esto fuera sólo por títulos no hay mucho que conversar, porque Cobreloa y la Unión le ganan a Santiago Wanderers, pero medir grandeza es algo muy subjetivo”.

Y sobre dichas subjetividades, Gómez explica que “el equipo representa a una ciudad grande y es reconocido como patrimonio intangible de Valparaíso. Wanderers es la representación misma del orgullo porteño y en eso su hinchada no tiene parangón”.

Los conceptos del referente

Uno de los mayores símbolos en la historia de Santiago Wanderers es Moisés Villarroel. Retirado hace poco, el mundialista en Francia 1998 parte diciendo: “No creo que la discusión pase porque Wanderers busque ser el cuarto grande. Wanderers pretende ser el primero”.

“Hay argumentos de mucho peso. En primer lugar está la historia: no es fácil subsistir por 122 años y en la elite del fútbol chileno”, complementa el otrora volante de corte.

En la discusión sobre la grandeza de los equipos, la cantidad de títulos se instala como factor elemental, pero Villarroel relativiza aquella situación. “Los títulos no miden grandeza, existen otros atributos que deben considerarse y en eso Wanderers tiene mucho que decir. La conexión con la ciudad por ejemplo. En Valparaíso es muy difícil encontrar a gente de otros equipos y por lo mismo Wanderers hace sentir su localía como ningún otro”, explica.

Además, Moisés destaca el aporte en cuanto a jugadores del elenco porteño. “Partiendo por Elías Figueroa y pasando por otros tan importantes como Juan Olivares, Raúl Sánchez, David Pizarro o Eugenio Mena, Wanderers siempre aporta con buenos futbolistas a la Selección y al fúbol chileno en general”.

Pero más allá de los argumentos anteriores, el Decano conserva una deuda con los títulos en Primera División: sólo ostenta tres coronas (1958, 1968 y 2001). Ante ello, el ex capitán caturro responde: “En el fútbol chileno existe una diferencia económica abismante. Los tres poderosos se llevan todo y los otros deben armarse con lo que queda. Si el asunto del dinero fuera más equiparado, estoy seguro que el asunto sería mucho más competitivo”.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo