Ya no quedan títulos: La UC volvió a perder y dijo adiós a la Copa Sudamericana

El elenco de Falcioni cayó por 3 a 0 y se quedó fuera del torneo internacional. La continuidad del técnico pende de un hilo luego de la serie de malos resultados.

Por

Imagen foto_0000000120140827210958.jpeg

(La falla de Álvarez en el primer gol resume el horrible momento que pasa la UC – AFP)

El Gráfico Chile

Cada vez se hace más difícil describir lo que pasa con Universidad Católica. Por lo que muestra en la cancha, donde sumó otra derrota que averguenza a sus hinchas y por lo que muestra fuera de ella, donde los dirigentes son apuntados directamente por la profunda crisis que pasa el equipo y que lo tiene ahora fuera de la Sudamericana, dependiendo de un milagro en Copa Chile y a diez puntos de Universidad de Chile en el plano local.

Con estos últimos dos escenarios ya consumados, Católica iba a Uruguay con la mochila de cinco partidos sin ganar y debía hacerlo en una tierra donde nunca lo había conseguido por torneos Conmebol, sin embargo Falcioni decidió jugarse por un equipo muy similar al que había caído en la ida, con la consiguiente explosión de los hinchas hacia los dirigentes en ese duelo.

En un ambiente tenso por diferencias internas y la presencia de un buen número de cruzados que llegaron al Luis Franzini de Montevideo pese a la horrible racha, el técnico se jugó por un medio campo con Cordero y Ríos como eje, sin embargo después de 45 minutos era poco lo que se podía rescatar. Salvo un cabezazo de Llanos, los de la franja parecían lejanos a su real necesidad de ganar al menos para llevar la serie a penales. Un objetivo que tras 45 minutos parecía difícil pero se terminó transformando en un papelón que seguro llenará la páginas más negras en la historia del club.

El complemento asomaba como el último tren para un equipo que hace menos de dos meses se ilusionaba con “tres frentes”, pero fue humillado en cada una de ellas y así también fue en “la otra mitad de la gloria” apenas Michael Santos marcó el 1 a 0 a los 70′.

Al final el ordenado River Plate, terminó siendo testigo involuntario de un triste espectáculo. Triste desde la banca, donde Falcioni echó mano a los cambios que en los que el mismo no había confiado luego de probarlos contra Palestino y triste desde la cancha, donde Parot se fue expulsado por doble amonestación y después se le sumó Bottinelli, quien por una agresión vio la roja y desató la ira de los fanáticos por redes sociales, pidiendo las penas del infierno para el transandino.

Los charrúas no tuvieron piedad y mientras Santiago García marcó el segundo a los 88′, Cristián Techera terminó de pisotear a los franjeados con e 3-0, demasiado hasta para ojos del árbitro, quien lo finalizó de inmediato.

Así se despidió la camiseta negra, que fue utilizada en dos partidos y la UC se empieza a ver como participante más que como competidor en lo que queda del año, una realidad que atormenta a todos los hinchas cruzados, quienes más allá de la incertidumbre sobre la continuidad del técnico (quien se ha mostrado lejano a la opción de renunciar y sería cesado por la serie de derrotas) aún están perplejos porque a cuatro meses de fin de año ya deben mirar a enero del 2015.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo