Columna de Colo Colo: Primer Tramo: ¿Estamos para Campeonar?

"¿Está el Cacique para campeonar? Claro que sí. ¿Puede jugar mejor de lo que lo está haciendo? Por supuesto."

Por

Imagen foto_0000000120140828155612.jpg

Agencia Uno.

Por Ricardo Benavente
@RicardinhoGauch

www.colocolodetodos.com
@colocolodetodos
Facebook: ColoColodeTodos

Con 6 partidos jugados, se ha cumplido el primer tercio del Campeonato, y es hora de definir para qué está este Colo-Colo. Como siempre, el objetivo es el Campeonato, donde también asoman como candidatos su archirrival y el sorprendente Wanderers de Emiliano Astorga.

Hoy, los dirigidos por Lasarte tienen una ventaja de tres puntos sobre albos y caturros. Más lejos, con menos chances, aparece O’Higgins (a 5 ptos.). Si bien el partido más importante es el próximo, y aún falta mucho, comienza a asomar en el horizonte un partido clave: frente al actual puntero en el Monumental, en la 11° fecha.

Ya lo estamos mirando de reojo. Ambos equipos tienen sus puntos fuertes y débiles, y si bien los de azul han hecho méritos para estar en la cima de la Tabla de Posiciones, pienso que Colo-Colo tiene con qué bajarlos de ahí y quedarse, nuevamente, con la corona.

Hagamos un rápido análisis individual y global del plantel albo:

En el arco, estamos cubiertos. Villar brinda solidez y experiencia, y Garcés es un muy buen segundo arquero, que seguramente sería titular en el 80% de los equipos de la Primera División. Además de su juego, muestra la personalidad necesaria para cuidar los tres tubos del equipo más grande de Chile. Varios porteros han mostrado calidad, pero han sucumbido a la presión de ser “el arquero de Colo-Colo”. Podemos estar tranquilos.

Luego, por la banda derecha de la defensa, el capitán Fierro está en un gran nivel. A pesar de perder a su socio por la banda (Chapa), maneja el puesto como un veterano, aporta mucha profundidad en ataque y cuida con los dientes apretados su sector defensivo. Supo ponerse el overol. Son muy pocos los que comenzaron como delanteros, como el caso del maipucino, que saben ser aguerridos en defensa. Hoy no se ve quién pueda reemplazarlo ante una emergencia.

En el centro de la defensa, Vilches ha mostrado una notable mejoría. Se le ve ganando por arriba y abajo, con mucha confianza, la que había perdido casi por completo, de una manera que sinceramente me parecía irrecuperable. No sé quién le ayudó a recuperar la fe en sí mismo, pero haya sido Riffo, o Tapia, Barroso, o quien sea, el mérito principal es del Quili. Me ha tapado la boca, y me alegro. A su lado, Barroso no ha mostrado el nivel de excelencia del campeonato anterior, pero sigue siendo el mejor defensor del torneo. Entrega seguridad de manera sobria: es un gran jugador, que pronto recuperará su máximo nivel.

Por la izquierda, han alternado Beausejour y Luis Pavez. El mundialista cumple la función, pero sin duda alguna es más útil como puntero. A Pavez le falta aún, sobre todo en la marca y ubicación, y además le perjudica estar en la Sub-20, pero así y todo su inclusión permite que Jean pueda preocuparse más de atacar.

En el mediocampo, Esteban Pavez, sin deslumbrar, sigue siendo pieza clave, aportando dinámica y marca. Valdés muestra permanentemente su clase, y es hoy por hoy el motor del equipo. Incluso se da maña partido tras partido para llegar al área rival, y pronto llegará el gol de media distancia que tanto ha buscado. Maldonado, cuando ha jugado, con su jerarquía y gran sentido de la ubicación, ha permitido que sus compañeros en el medio y las bandas se proyecten con mayor tranquilidad en ataque. Como contraparte, ralentiza demasiado el juego. Pienso que hoy debe esperar su oportunidad para estar en la oncena, dejándolo quizás más para aguantar un resultado, que para salir a buscar el arco contrario. Delante de ellos, Vecchio ha tenido un torneo muy por debajo de su nivel. Puede dar mucho más, ha estado bastante impreciso y no se ve quién lo apure en su puesto. Sin embargo, tengo fe en que más temprano que tarde aparecerá y será decisivo.

En el ataque, Delgado ha sabido aprovechar su oportunidad. Sus diagonales, asistencias, y goles, han hecho que no extrañemos en demasía a Fuenzalida. Tiene mucho potencial que debe seguir puliendo. Los zurdos Flores y Beausejour han cumplido por su sector, pero pueden dar más, sobre todo en la faceta del gol. No es bueno que dicha responsabilidad sea casi exclusiva de Esteban Paredes, quien ha convertido más del 50% de los tantos albos . El 30 ha mostrado algunas imprecisiones, pero no se le puede criticar. Lleva más de un gol por partido, y es dolor de cabeza permanente para las defensas rivales. Su aporte es esencial.

¿Está el Cacique para campeonar? Claro que sí. ¿Puede jugar mejor de lo que lo está haciendo? Por supuesto. Dependerá del alza en el rendimiento individual de jugadores como Vecchio y Beausejour. Tito Tapia cuenta con una base consolidada en la oncena, y sólo irá moviendo algunas piezas, dependiendo de distintas circunstancias. Principalmente, debe resolver la inclusión o no de Maldonado y la posición de Beausejour. Armas, hay. Ganas, también. Colo-Colo debe comenzar a apretar el acelerador para llegar, antes o después del Superclásico, a la cima de la tabla, que es el lugar donde pertenece.
Por tu gente, por tu historia, ¡Vamos, Colo-Colo!

GRAF/PH

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo