Costanzo: "Ya no soy un joven al que le puede pesar que pidan que juegue el compañero"

El arquero conversó en exclusiva con El Gráfico sobre su movido semestre en la UC. El transandino apoyó a Toselli, pero aseguró que no quiere dejar pasar la oportunidad y su meta es ganarse el cariño de la gente de Católica.

Por

 

Imagen foto_0000000120141002215752.jpg
Costanzo destacó el significado que tiene la nueva camiseta color rosado de la UC. (Ricardo Ramírez – El Gráfico Chile).


Por Demid Herrera Palacios – El Gráfico Chile

Cuando llegó a Chile, sin dudas la primera sensación fue de extrañeza. Franco Costanzo dejaba el retiro para fichar en Universidad Católica y aunque en un principio sólo se le imaginaba como un suplente de experiencia en el caso de la ausencia de Cristopher Toselli, hoy se ganó el puesto en el arco cruzado tras un proceso que no dejó de extrañar a los hinchas.

Julio César Falcioni tomó la decisión de confiar en las manos de Franco y aunque el portero no es muy amigo de las entrevistas, se motivó por el llamado a cuadrarse con la campaña por la detección del cáncer de mamas que durante todo octubre envolverá al fútbol chileno.

“Creo que con lo que significa el fútbol y el alcance masivo que tiene, usarlo para que la gente, sobre todo las mujeres, se interioricen con esta campaña de concientización es muy importante, me parece genial la iniciativa de Puma, además que me parece muy linda la nueva camiseta para mujeres”, indicó el portero, quien accedió a conversar de todo en exclusiva con El Gráfico Chile.

¿Cómo te tomas este momento en que tienes titularidad absoluta en el arco de la UC?

Bien, personalmente es algo para lo que estaba trabajando, preparándome para si tenía la chance de jugar poder hacerlo y de la mejor manera. Obviamente que no del todo satisfecho porque no he arrancado de la manera que todos pensábamos, de la forma como la gente quería, pero creo que en los últimos partidos hemos dado vuelta un poco la cosa, hemos conseguido los triunfos que nos venían faltando y, nada, ahora enfocados en el último sprint de la temporada para seguir sumando y terminar lo más arriba posible.

Cuando llegaste a Chile dijiste que venías a ver cómo se te daba lo de volver al fútbol. ¿Hoy en qué está ese análisis?

Fue un proceso en el que por suerte el club me dio la oportunidad de reintegrarme y volver a ser lo que dejé porque no lo estaba disfrutando. En este momento volví a tomarle el gusto y mucho, por eso seguiré muy agradecido del club porque me permitió recuperarme y reinsertarme en el fútbol.

¿Y cuánto ha ayudado la recepción del país mismo?

La verdad es que estoy súper agradecido por lo que nos brinda. Mi familia está contenta aquí entonces y eso ayuda un montón, entonces tengo sólo palabras de agradecimiento para lo que hemos vivido aquí.

En la cancha les ha costado posicionarse y con Falcioni muy apuntado por todos, ¿qué te ha parecido eso?

Es que básicamente pueden apuntar al profe, a todo el cuerpo técnico, pero los que salíamos y jugábamos éramos nosotros y no estábamos dando con el rendimiento al que la gente estaba acostumbrado, entonces fue un conjunto de cosas que no se dieron cuando el grupo no estaba bien. A la hora de buscar responsables es casi lógico que apunten a él, pero en fin. Agosto ya pasó, septiembre también y ahora estamos con una ilusión renovada por los triunfos sumados en los últimos partidos.

¿Te ha servido el apoyo de tu defensa en esta titularidad?

Muchísimo. Erick (Pulgar) nos ha sorprendido a todos porque llegar a un club grande de esa forma no es fácil. Más allá de que venía con muchos partidos en Antofagasta no es lo mismo que en Católica, pero tiene un futuro tremendo y lo está demostrando. En el caso de Matías (Cahais), te da mucha tranquilidad por su experiencia y entre los dos han logrado esa conjunción de poder hablarse y conocerse bien, entonces eso ayuda mucho a mi trabajo.

LA DISPUTA CON TOSELLI

¿Cómo viste a Toselli en todo este proceso que lo ha llevado a operarse?

Lamentablemente lo de Cristo ha sido para él muy difícil. Venir con la ilusión del Mundial y con una posible transferencia al exterior y encontrarse con que de repente no pudo darse ninguna opción es difícil. Entonces volver a enfocarse y empezar de nuevo en el grupo fue muy difícil para él, pero creo que es joven, tiene un potencial inmenso y de más está decir lo que ha hecho aquí y que es por lo que la gente lo quiere tanto. Me parece perfecto que sea así y le deseo ahora lo mejor para su rehabilitación.

Él sí reconoció que le ha costado la suplencia porque quiere jugar…

Y seguro. El puesto del arquero es muy especial porque juega uno o juega otro y es así. Ahora algunos clubes hacen algunas rotaciones, pero nosotros que llevamos tiempo en esto sabemos que es así, con una competencia lógica que te hace mejorar pero después el que no juega tiene un rol importante de apoyar al que le toque jugar.

Hoy Barcelona y Real Madrid están apostando a rotar a los porteros…

A mí la verdad, en una opinión muy personal, creo que el que juega no quiere largar nunca el arco. Una vez que juego quiero seguir haciéndolo y jugar todos los partidos para sumar
confianza y creo que es lógico.

¿Y cómo analizas tu rendimiento en este semestre?

Yo creo que desde que empecé este ciclo de ir jugando domingo a domingo se me han ido dando las cosas bien, he ido mejorando, sintiéndome mucho mejor y era lo que necesitaba. Es muy difícil cuando no juegas y te toca cada tanto hacerlo de la mejor manera. Era una deuda que sentía y ahora que me tocó empezar a jugar seguido siento que he cumplido con mis objetivos.

Te tocó un gran partido contra Cobresal, pero también bailaste con la fea al cometerle el penal a O’Higgins…

Y es que esto es así, ni figura contra Cobresal ni el peor contra O’Higgins. Hay que tener un equilibrio y contra O’Higgins venía haciendo un buen partido y se dio lo del penal. Es algo a lo que estamos expuestos, decisiones de un momento y a veces aciertas y otras no. El error para nosotros es más marcado y más si es en el minuto 93.

¿Notaste una presión del medio y los hinchas por la suplencia de Toselli, más aún cuando no se conocía el tema de su lesión?

Obviamente. Cristo por todo lo que él implica como referente, persona y chico que se crió en Católica lleva a que tenga un apoyo incondicional, pero más allá de eso, yo ya no soy un joven al que le puede pesar que pidan que juegue el compañero. Lógicamente esto es en base a rendimiento, es domingo a domingo y el apoyo y la confianza de la gente se va a dar siempre y cuando yo rinda de la mejor manera. Si la cosa es así, sentiré el apoyo y si no es, obviamente volverán a reclamar a otro compañero.

Se te ve convencido de no volver a perder el puesto…

Eso es lo que te decía, porque estuve tanto tiempo tratando de jugar y preparándome para cuando llegara la chance que entonces cuando se da, tú ya no quieres salir más. Eso es lógico y me preocuparía si no fuese así, entonces ahora que lo disfruto de nuevo, quiero jugar todos los domigos.

Al parecer volviste a disfrutar el fútbol…

Sí, sí. De todas maneras.

¿Y con algún plazo definido?

Yo me veo jugando muchos años más. Lo que pasa es que en su momento yo no estaba disfrutando el jugar, el salir a la cancha, entonces tomé esa decisión de tomar un tiempo que en definitiva terminó siendo sólo un año. Ahora estoy cargado de energía, ganas y pienso en disfrutarlo.

Si todo se da de manera normal, tendrás la chance de jugar dos clásicos acá. Más allá del casete clásico, ¿cómo imaginas esos duelos?

Es difícil contestarte sin cassete porque sabemos que un clásico es totalmente distintos a un partido normal, sin desmerecer a ningún otro equipo, pero nosotros no estamos para amargar a nadie, estamos en una situación en que no podemos desmerecer a nadie. Hoy por hoy nuestras aspiraciones pasan por sumar puntos, mejorar en lo futbolístico y apostar seguramente a la liguilla, pero todo ha sido tan cambiante que nos hemos propuesto ir partido a partido, ganar puntos y pulir cosas de juego.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo