El descontrolado Superclásico dejó huellas en Juan Delgado

El delantero de los albos sufrió con los golpes de los jugadores de la U y tuvo que cambiarse de camiseta por la sangre que tenía tras una falta.

Por

Gonzalo Pérez Amar

El Superclásico del fútbol chileno se vivió intensamente en el Estadio Monumental. Sin embargo, esa intensidad muchas veces se tradujo en violentas infracciones entre los jugadores y peleas en el terreno de juego.

Uno de los que sufrió con los golpes de los jugadores de la U fue Juan Delgado. El delantero complicó a la defensa azul, quienes intentaban detener sus desbordes con faltas y fue en uno de esos enfrentamientos que terminó tendido en el piso y sangrando por la nariz.

El joven atacante recibió un codazo en el rostro, fue atendido en el borde de la cancha y cuando estaba listo para entrar empezaron los problemas. Jorge Osorio no lo dejó ingresar por la sangre que tenía en la camiseta y Juan Ramírez, preparador físico, tuvo que ir corriendo al camarín para buscar otra indumentaria. Cuando el PF llegó, Camilo Rodríguez fue corriendo donde su compañero y le entregó la nueva polera para que ingresara.

Pero no fue el único golpe que recibió y luego provocó la expulsión de Osvaldo González, quien le propinó un golpe en la cara.

Las constantes faltas en el Estadio Monumental lo dejaron marcado tras el Superclásico y por eso se retiró con un algodón en la nariz para evitar que vuelva a sangrar, además de un hematoma en el ojo izquierdo.

Sin embargo, no fueron los únicos recuerdos que tuvo de la “guerra” en el Monumental y también se llevó su ensangrentada camiseta, la que le entregó después del partido a un amigo al que se la había prometido.

GRAF/GP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo