Paredes y Beausejour rompieron el invicto de la U y van con todo por el primer lugar

Colo Colo fue más que la U en los 90, funcionó con mayor orden defensivo y mantuvo la patermidad en el Monumental.

Por

Andrés Del Brutto
El Gráfico Chile

El guionista del torneo de Apertura está feliz: sus textos se suigieron al pie de la letra en el Monumental. Ganó Colo Colo y el torneo tendrá un par de fechas más de emoción, lo ganó en la cancha, con goles válidos y sin polémicas en las definiciones.

Sí las hubo antes, durante y después del juego, pero esa es otra historia. La película del torneo nacional dice que en la fecha 11 se quebró el campeonato: la U depende de sí mismo para ser campeón aunque haya perdido la condición de invicto. Santiago Wanderers ganó, esperó y se acercó. Colo Colo soñaba con descontarle al puntero y archirrival, lo hizo.

Hubo polémicas decíamos. Al inicio del partido, con tremendas fallas de organización por parte del club local y los Carabineros, que permiteron el ingreso de hinchas a un sector no habilitado. Terminó la acción con hinchas heridos. Este domingo el estadio no fue seguro. Afuera tampoco: un hincha apuñalado.

Dentro de la cancha, el juez Jorge Osorio manejó el partido pese a las faltas violentas de Osvaldo González (merecía amarilla) y al cabezazo de Vilches sobre Rubio (ambos fueron amonestados). Lo manejó con criterio y, pese a los gustos, logró que el partido no se descontrolara pese a la habitual tensión de un Superclásico.

Un detalle que recalca lo anterior: Flores le gritó en la cara a Herrera el segundo gol. Osorio y Paredes reaccionaron bien y contuvieron al arquero.

 

Imagen foto_0000004320141019141338.jpg
Paredes celebra con Flores el primer gol de la tarde / Foto: Agencia UNO

En la cancha el juego de posiciones marcó la primera parte. Guzmán Pereira tomó a Vecchio, lo anuló al comienzo pero lo perdió sobre el final. El volante argentino comenzó a manejar apoyado por Pavez y Valdés, que intentaron romper el bloque defensivo azul con buenos remates.

Las más claras de la primer parte fueron un tiro libre de Canales y un toque de Fierro, ambos atajados por Villar y Herrera.

El complemento reforzó la idea del primer tiempo: Colo Colo manejando la pelota con autoridad, orden y mayor criterio. En la U no había conexión entre Ramón Fernández y los delanteros. El gol del Cacique llegó tras un buen centro de Felipe Flores enganchado en tres cuartos y una exquisita definición de Esteban Paredes: la tocó con la zurda al primer palo.

El segundo fue obra de Jean Beausejour: la pisó ante la salida de Herrera, el arquero la alcanzó a tocar y el rebote le quedó al Mundialista que definió. En el medio, José Rojas se fue expulsado por acumulación de amarillas. Otro golpe para la zaga visitante.

Ahí se descontroló el partido: Osvaldo González fue a buscar a Juan Delgado con un zurdazo que le rompió la boca. Expulsión. En la misma secuencia de provocaciones resultaron amonestados Fierro y Herrera.

Sobre el final, festival de “oooles” desde las tribunas para acompañar el buen traslado de pelota de un Colo Colo ganador frente al rival ya resignado. Martín Lasarte intentó mover el esquema con los ingresos de Lorenzetti y Cortés, pero no hubo caso. La defensa de Colo Colo funcionó a la perfección.

Colo Colo ganó, Wanderers se acercó, la U sigue liderando. El guionista del Apertura se frota las manos, se viene una gran definición.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo