Trastienda Monumental: El clásico aparte que vivió la banca de la U

Los suplentes de Universidad de Chile sufrieron con los proyectiles que le lanzaron desde las tribunas. Hasta un palo de escoba cayó a la cancha.

Por

 

Imagen foto_0000000120141019175407.jpg
La banca de Universidad de Chile sufrió con los proyectiles / Crédito: Agencia UNO

Gonzalo Pérez Amar-Rodrigo Realpe de Varela

Los proyectiles que enloquecieron a Gustavo Lorenzetti

El ambiente estaba tenso en el Estadio Monumental. Los disturbios se apoderaron de la previa del Superclásico y hubo enfrentamientos entre los hinchas de Colo Colo y Universidad de Chile, además de muchos fanáticos que se quedaron sin poder entrar pese a tener sus tickets.

Pero una vez que comenzó el partido en Macul, los problemas no pararon. A los tradicionales hinchas que se suben a la reja o la corniza de la galería, también se hicieron presentes los proyectiles.

Cuando se jugaba el primer tiempo, un pedazo de acrílico cayó a la cancha y casi impacta en la cabeza de Gustvo Lorenzetti. El volante argentino se descontroló, fue a reclamar al árbitro y le mostró el objeto que le habían lanzado. Pese al aviso que dieron por los altoparlantes, cerca de cuatro proyectiles más, entre los que había un palo de escoba, cayeron al sector de la banca de la U. 

Lorenzetti no aguantó la situación y reclamó a todos los árbitros. Justo Villar se acercó para intentar calmarlo y pedirle disculpas por los incovenientes, pero el argentino estaba descontrolado y terminó increpándolo. Después se acercó para pedirle perdón al paraguayo.

La ensangrentada camiseta de Juan Delgado

Juan Delgado recibió un codazo en el rostro y tuvo que ser atendido al borde de la cancha por la sangre que salía de su nariz. Cuando ya se encontraba en condiciones de volver al terreno de juego, Jorge Osorio no se lo permitió porque su camiseta estaba ensangrentada.

El delantero esperó y espero, pero en la banca no había otra polera para cambiarse. Por eso, el preparador físico de Colo Colo tuvo que correr al camarín y buscar otra indumentaria, la que fue entregada por su compañero Camilo Rodríguez. El trofeo de Delgado se lo entregó a un amigo tras la victoria.

La celebración del camarín de Colo Colo

“Colo Colo es Chile y las madres puros giles”, se escuchó desde el interior del camarín albo tras ganar el Superclásico. El plantel de Colo Colo no podía más de alegría y por eso entonaron el cantíco luego de vencer por 2 a 0.

Tras el cántico, la cumbia se apoderó de la celebración del equipo de Héctor Tapia en la intimidad del vestuario.

El descontrolado Superclásico

El partido entre Colo Colo y Universidad de Chile se suele jugar a gran intensidad, lo que muchas veces se traduce en violentas infracciones en la cancha. Eso fue lo que ocurrió el domingo en el Superclásico que se jugó en el Estadio Monumental.

Primero fue el cabezazo de Christian Vilches a Patricio Rubio, luego una discusión entre Felipe Flores y Johnny Herrera, el golpe en el rostro de Osvaldo González y todo terminó con una pelea entre Ubilla y Luis Pavez.

Los jugadores de la U y Colo Colo se empujaron en todas las discusiones y sólo algunos miembros de ambos planteles pudieron separarlos para calmar la situación. Una vez terminado el partido, las peleas siguieron y fue Guzmán Pereira el más molesto, por lo que tuvo que ser separado por sus compañeros para evitar problemas.

El homenaje al comentarista Luis Mena

Luis Mena fue homenajeado antes del Superclásico y después se transformó en comentarista para el relato online del sitio web oficial de Colo Colo. El defensor vivió intensamente el primer clásico que le toca vivir desde fuera tras su retiro y visitó al plantel en la previa.

El clásico aparte de Felipe Flores con Johnny Herrera

Colo Colo atacaba por el sector izquierdo del Estadio Monumental y la defensa de la U lograba despejar el balón. Mientras todo eso pasaba, Flores zancadilleó a Herrera en el área chica y se armó la primera polémica entre ambos jugadores.

Luego, para el segundo gol de los albos, el delantero le gritó el tanto al arquero, según comentó Herrera tras el encuentro.”Me gritó el gol en la cara, antes me tiró una patada, me contuve de pegarle. Es un chipamogli jugando al fútbol”, dijo el portero en el vestuario. 

Felipe Flores no quiso responder a las declaraciones del arquero y sólo señaló que “estos partidos los vivo como hinchas y muchas veces me pasó de revoluciones”.

La caótica salida de los jugadores de la U

Universidad de Chile ya sufría suficiente con la derrota por 2 a 0 ante Colo Colo. Por eso, los jugadores salieron cabizabjos del camarín visitante y ahí tuvieron que aguantar los insultos de algunos hinchas albos que estaban en el sector del estacionamiento.

Ubilla respondió a los gritos haiendo el gesto que identifica a los hinchas de la U, mientras que Johnny Herrera fue el más insultado. “Asesino, ¿te vas manejando?”, fue la ofensa que desató el caos y que terminó con un coordinador de los azules golpeando y empujando a uno de los fanáticos.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo