El cuidado especial de Colo Colo con su goleador Esteban Paredes

Ya son varias las semanas que el delantero no entrena todos los días a la par con sus compañeros y en el cuerpo médico especificaron su plan especial de prácticas.

Por
Imagen foto_0000000120141028164630.jpg
Esteban Paredes tiene un cuidado especial en Colo Colo / Crédito: Agencia UNO

Gonzalo Pérez Amar y Pedro Marín

Cada vez que Esteban Paredes no baja a las canchas de entrenamiento del Estadio Monumental o deja antes las prácticas, las alarmas se encienden en Colo Colo. Es que el goleador es una pieza fundamental para Héctor Tapia y lo demuestran los once goles que ha marcado en el campeonato de Apertura, lo que tienen al tope de la tabla de máximos anotadores.

Lo cierto es que cada vez que el delantero abandona los entrenamientos antes que el resto del plantel es por disposición del cuerpo técnico y médico de los albos, al igual que cuando no baja desde el sector de camarines.

“Es por un cuidado personal de él”, es la respuesta que suele dar Juan Ramírez, preparador físico de Colo Colo, para despejar cualquier problema físico de mayor complicación.

Desde que el pasado 30 de agosto se decidió que no viajara a la gira de la selección chilena para que tuviera un descanso y tratar una pubalgia que comenzó a sufrir luego del Mundial, el staff médico prefiere cuidar al goleador de los albos y evitar una lesión mayor que lo aleje de la recta final del torneo y la lucha por el título con la U.

Es por esto que el atacante de Colo Colo tiene trabajo diferenciado durante dos días, en los que pasa su tiempo en el gimnasio para fortalecer los músculos que aqueja la pubalgia o evitar una sobrecarga en la zona por entrenar junto con sus compañeros. 

Por ejemplo, el miércoles de la semana previa al partido con Unión La Calera se retiró luego de una hora de entrenamiento y se dirigió al gimnasio que se encuentra dentro de los camarines del Estadio Monumental.

“Tenemos cuidado en no aumentar la sobrecarga de los músculos que llegan a la zona del pubis. El tiene un plan especial de fortalecimiento y una programación de entrenamiento diferente en los días que el equipo tiene una sobrecarga importante de esta zona. Ahí nos programamos con el preparador físico y se queda con una pauta especial, ya sea en gimnasio o en cancha, pero diferente de sus compañeros”, señala el kinesiólogo del equipo, Wilson Ferrada, a El Gráfico Chile.

El trabajo diferenciado de Esteban Paredes se notó en la semana previa al partido con Universidad de Concepción y fue aún mayor antes del Superclásico, donde el dolor de la pubalgia se acrecentó y estuvo cuatro días sin hacer el mismo trabajo que el resto del plantel.

“Lo tenemos controlado y la pubalgia no ha avanzado. Hay que cuidar que no avance, porque en algún momento se podría inflamar el hueso y ahí se transforma en un edema óseo, que ya es un problema más delicado. La idea es fortalecer los músculos”, agrega Ferrada.

El trabajo diferenciado del goleador de los albos se mantendrá para los próximos partidos y es probable que se extienda hasta el final del torneo. Está claro que Colo Colo no quiere perder a su máximo artillero y tienen un cuidado especial con él para evitar una lesión mayor y tenerlo entre algodones.

GRAF/GP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo