La trastienda del CAP: A Pinilla le siguen recordando el palo en Brasil 2014

Los hinchas no olvidan el travesaño en el minuto 119 ante Brasil. En Talcahuano se lo volvieron a recordar.

Por

Por Rodrigo Realpe y Varela, enviado especial a Talcahuano

Vizcarrondo, mala onda

Cuando los equipos terminaron el calentamiento y se dirigían a los camarines, los jugadores de La Roja comenzaron a lanzar los balones hacia las tribunas, sin embargo una de las pelotas rebotó en la parte superior del sector Andes y se devolvió a la cancha, donde lo agarró Oswaldo Vizcarrondo quien no lo volvió a lanzar al público. Al venezolano le dijeron de todo.

Cuidado don René

Cuando la banda de Gendarmería ingresó a la cancha del CAP para tocar los himnos, se debieron abrir un par de rejas, pero a uno de los guardias se le cayó, dándole de lleno en el hombro izquierdo a René Rozas, director ejecutivo de la Copa América que justo transitaba por el lugar. Casi nos quedamos sin Copa.

¿Y las banderas?

No hay nada más lindo que un estadio lleno de banderas, pero eso no pasó en el CAP. Las medidas de seguridad impidieron que los hinchas ingresaran con las banderas que muchos habían comprado afuera del estadio. Miles yacían botadas en los tachos de basura.

Teteretetereteté

Jorge Valdivia fue el más regaloneado por el público en Talcahuano. Cada vez que el Mago agarraba el balón el público comenzaba a entonar el ritmo de la samba que popularizó el humorista Stefan Kramer. Cuando el 10 anotó el estadio no paró de cantar teteretetereteté. La magia volvió.

“Te manda saludos el palo”

Cuando el primer tiempo entraba en tierra derecha, el PF Jorge Dessio comenzó a trabajar con los suplentes. El más solicitado por la hinchada fue el delantero Mauricio Pinilla, quien recibió un particular recado de un hincha: “oye Mauricio, el palo te mandó saludos”. El atacante miró de reojo y no pudo evitar reírse.

Chile se llevó la copa

Pese a tratarse de un partido amistoso, La Roja se adjudicó la “Copa 250 años de Talcahuano”. El partido le cayó como anillo al dedo a la comuna que esta semana cumplió 250 años desde su fundación en 1764.

Sampaoli con marca personal

El cuarto árbitro del partido, Julio  Bascuñán, tenía loco al técnico de la Roja. Esto porque el casildense vivió la primera parte del partido con gran intensidad, saliéndose del perímetro de la banca constantemente, provocando el llamado de atención del juez chileno. Sampaoli lo ignoró y poco caso le hizo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo