Sin premio: la Celeste bajó a la Roja "a la uruguaya"

El elenco charrúa jugó "su partido" en Macul y la selección chilena cerró el 2014 con una derrota de local.

Por

El Gráfico Chile

Por primera vez en la era de Jorge Sampaoli la selección chilena perdió un partido jugando como local, tras caer por 2-1 frente a Uruguay en el Estadio Monumental, en duelo preparativo para la Copa América de 2015.

El último choque del año estuvo lleno de emotividad. El recinto de Macul estaba lleno para apoyar a la Roja, que quería cerrar un positivo 2014 con una victoria para así ilusionar a los fanáticos de cara a la Copa América.

El equipo nacional salió a presionar con el tridente ofensivo compuesto por Alexis Sánchez, Eduardo Vargas y Fabián Orellana, siendo el hombre de Arsenal el más peligroso.

Los ataques de la Roja recién hicieron daño cuando el cronómetro del ecuatoriano Carlos Vera marcaba los 28 minutos. Orellana recogió un rebote en el sector izquierdo del ataque y mandó un centro preciso para Alexis, quien con un espléndido golpe de cabeza derrotó a Fernando Muslera.

Tras el tanto del tocopillano el público se volvió loco y empezó a gritar los ya característicos “oles”, pero con la Celeste siempre hay que tener cuidado.

A los 46′ llegó el empate del equipo del Maestro Tabárez, en una de las pocas opciones qur tuvo. Carlos Sánchez la metió en el corazón del área mediante un tiro libre y apareció en el segundo palo el joven Diego Rolán, que con un testazo puso el 1-1 y silenció el Monumental.

En el complemento se ensució un poco el partido, tras un codazo de Edinson Cavani a Gary Medel (50′), lo que provocó la amonestación para el oriental.

El Poeta Orellana estuvo cerca de anotar su tercer gol con el elenco criollo en los 58′, cuando mandó un remate colocado que dio en el poste de Muslera, en el rebote le quedó a Marcelo Díaz, que la tiró a cualquier parte.

Tremendo Bravo en los 69′. Rolán cebeceó sin marca en el área menor y aplicó un cabezazo que obligó la felina reacción del capitán de la Selección, que la despejó con un desesperado manotazo.

Balde de agua fría. Pelotazo largo, la pivotea Abel Hernández, la alarga de cabeza Rolán y aparece solo Álvaro González para con un derechazo cruzado decretar el 2-1. A los 79′ no eran “oles” sino que silencio.

Tras el segundo tanto visitante el público guardó aún más silencio y Chile no pudo llegar a la paridad, cerrando el 2014 con una derrota.

GRAF/CS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo