Justo Villar sufrió en el clásico: "Uno siente miedo porque estás indefenso"

El arquero sufrió con las bombas de ruido que cayeron en su arco y lamentó la situación.

Por

Gonzalo Pérez Amar

Corría el minuto 57 y Colo Colo vencía a Universidad Católica por 1 a 0 en San Carlos de Apoquindo, pero un centro al área terminó con un cabezazo de Mark González y el empate parcial de los cruzados. En medio de la euforia de los locales, Justo Villar estaba tendido en el piso y se tapaba el oído derecho. 

Mientras el balón llegaba a la posición del jugador cruzado, una bomba de ruido explotó en el área chica y el arquero de los albos rápidamente se tomó la oreja. Luego intentó reponerse para tapar el cabezazo de González, pero ya era tarde.

Por eso, cuando se repuso tras la asistencia médica, fue rápidamente a encarar a Eduardo Gamboa por haber dejado seguir la jugada y validar el gol. Sin embargo, el árbitro lo amonestó por los airados reclamos y las bombas de estruendo seguían explotando tras el arco de Justo Villar. 

Pero no fue el único incidente que vivió en San Carlos de Apoquindo y luego tuvo que aguantar los proyectiles que caían en el arco sur, una situación que ya había soportado Emiliano Vecchio cuando tenía que lanzar los tiros de esquina en el primer tiempo. 

“Es lamentable que esto suceda. Si la bomba hubiese caído más cerca estaríamos lamentando un accidente mayor. Hay gente que revisan de pies a cabeza, pero parece que este no era el caso porque explotaron muchas bombas de ruido”, señaló el paraguayo tras el partido.

Incluso, Villar se molestó porque no anularon el gol y dijo que “sería lo normal. Es una situación ajena, pero termina influyendo en el juego. Uno adentro tiene miedo porque estás indefenso. Están esperando que a uno lo saquen en ambulancia para terminar un partido. Es lamentable”, concluyó.

GRAF/GP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo