Larraín: "El factor económico no fue el más importante y por eso tomamos esta decisión"

El presidente de Cruzados explicó que se tomó la determinación de despedir a Julio César Falcioni al agotarse la chance de la liguilla, el último objetivo deportivo de la UC.

Por

Por Demid Herrera – El Gráfico Chile

El despido de Julio César Falcioni de la Universidad Católica parecía ser una verdadera crónica de una muerte anunciada, sin embargo el alto costo económico que implicaba dicha operación frenó en más de una ocasión al directorio de Cruzados. Pero tras perder el Clásico ante Colo Colo en San Carlos de Apoquindo, la paciencia se agotó en la precordillera y hubo que recurrir al esfuerzo monetario.

“Las razones del despido son los malos resultados deportivos bajo la conducción de Julio César Falcioni, en la última fecha al perder un Clásico con Colo Colo y al descartarse la opción de entrar a la liguilla, Católica no cumplió ninguno de sus objetivos que era pelear por el campeonato y la participación en la Copa Sudamericana y Copa Chile”, explicó en conferencia de prensa en presidente de Cruzados Luis Larraín.

“Teníamos la ilusión de clasificar a la liguilla, pero habiéndose agotado todas las opciones, el directorio consideró que en este momento nuestra prioridad es el próximo torneo. Queremos llegar con un plantel en las mejores condiciones posibles, físicas, anímicas y técnicas, por lo que consideramos que ahora poner fin al contrato de Falcioni era lo indicado para lograr ese objetivo”, complementó el mandamás.

Por otra parte, Larraín realizó una autocrítica por la contratación del ex Boca. “Si uno mira retrospectivamente fue una mala decisión y por eso estamos tomando esta decisión, en el fútbol uno toma decisiones en las que no hay variables ciertas, vimos el cartel que tenia y la capacidad de obtener títulos en condiciones adversas y eso pesó más que ciertas desventajas que habían como el poco conocimiento del medio chileno. Hoy es una mala decisión, pero en el momento que se tomó, se hacen apuestas y en este caso la apuesta falló”.

Cabe destacar que la salida de Falcioni le costará alrededor de 300 mil dólares a la UC, ya que se debe finiquitar un contrato con vigencia hasta mayo del próximo año. “Tenemos contrato con Falcioni y con su cuerpo técnico, el que culmina en el mes de mayo de 2015 y en estricto rigor no existe una indemnización. Lo que conversamos con Julio y con su representante es la forma en cómo se va a finiquitar ese contrato en los términos legales que implica”, explicó el timonel de Católica.

Por otra parte, Larraín se refirió a José María Buljubasich, gerente deportivo de la UC y quien ha sido blanco de críticas por el andar en cancha de Católica. “La actuación del Tati es la de un gerente del club, una persona de confianza del directorio, por ende su cargo está a disposición del directorio siempre, si en algún momento requerimos su salida sabemos que vamos a contar con su disposición. El es uno de los responsables, el otros soy yo, pero también el directorio en pleno. Del punto de vista de lo que esperamos y el futuro del club, el Tati es más parte de la solución que del problema”, estableció.

Y sobre lo que viene a futuro, Patricio Ormazábal se quedará a cargo del primer equipo hasta que termine el año, aunque sostuvo que “no estamos pensando en él como una carta para el próximo campeonato”.

En línea con lo anterior, el titular de Cruzados manifestó que “nosotros siempre estamos analizando jugadores y directores técnicos como parte de nuestro trabajo habitual, hoy tenemos la necesidad y tenemos que acelerar ese proceso”, aunque al ser consultado por la figura de Mario Salas dijo: “yo no me voy a referir a nombres de otros entrenadores, dado que aún no termina el campeonato”.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo