Las dudas y certezas de la última prueba de fuego de la Roja antes de Copa América

Chile parece tener un equipo fijo y muy pocas variantes. Además, quedó demostrado que Alexis Sánchez necesita compañia en ataque y aún hay jugadores al debe.

Por

El Gráfico Chile

Chile tuvo sus últimos dos exámenes previo a la Copa América y no pudo sortearlos de buena forma. El equipo dirigido por Jorge Sampaoli fue hasta Europa para enfrentar a Irán y Brasil y no pudo vencer en ninguno de los encuentros, cayendo por 2 a 0 y 1 a 0, respectivamente.

Pese a que en el primer partido el técnico se dedicó a probar jugadores, lo cierto es que quedó demostrado que las alternativas de la Roja son escasas y sólo parece haber un equipo titular que tendrá que llevar todo el peso durante el torneo continental de selecciones que se realizará en el país.

Y ese equipo titular fue el que salió a enfrentar a Brasil en el Emirates Stadium. Aunque el casildense no utilizó su habitual esquema, los nombres utilizados fueron los que habitualmente conforman el once titular y tampoco pudieron convencer.

Aunque los jugadores señalaron tras la derrota ante Brasil que fueron superiores y dejaron una buena imagen de cara a Copa América por ser superiores en el juego y la posesión de balón, los brasileños realizaron lo que están acostumbrados con Dunga. Ceder la pelota al rival no es algo fuera de lo común para el técnico del Scratch y utilizan ese factor para liquidar cuando deben.

La gira europea deja dudas de cara a Copa América y también la certeza que las alternativas no están rindiendo como se esperaba. Un panorama que Jorge Sampaoli deberá resolver antes del 11 de junio, cuando se estrene ante Ecuador en el Estadio Nacional.

Las dudas y certezas de la gira europea

La Roja necesita una alternativa por derecha

Mauricio Isla dejó de ser el jugador que brillaba haciendo dupla con Alexis Sánchez en Udinese. El jugador del Queens Park Rangers ya no genera peligro por la banda derecha y ya es una constante su bajo nivel en la selección chilena. El Huaso vive de chispazos durante el partido y lo demostró ante Brasil, generando algunas jugadas de peligro con Arturo Vidal sólo en el segundo tiempo.

Sin embargo, Mauricio Isla no tiene un jugador que lo apure por su banda y es complicado que pierda la titularidad de cara a la Copa América.

La polifuncionalidad de Miiko Albornoz

Una de las razones que tenía Jorge Sampaoli para convencer a Miiko Albornoz de jugar con la selección era su polifuncionalidad. El lateral podía jugar por ambas bandas y lo demostró ante Brasil.

Pese a que su posición habitual es por la izquierda, el técnico lo probó como stopper por derecha en partido ante el pentacampeón y cumplió. Aunque jugó con perfil cambiado, cumplió en las marcas, estuvo atento en las coberturas y también salió del sector defensivo para recuperar balones en el mediocampo. Una alternativa nueva para el casildense.

Las alternativas defensivas no dieron resultado

Si algo tuvo de bueno el partido ante Brasil fue la solidez defensiva que mostraron los habituales titulares. Con Gonzalo Jara como una de las principales figuras del encuentro, la zaga estuvo casi perfecta y sólo una desconcentración de Gary Medel empañó la actuación, la que terminó en el gol de Roberto Firmino.

Sin embargo, esa solidez sólo corre para los titulares y en el partido ante Irán fueron las falencias defensivas las que pasaron la cuenta para la derrota por 2 a 0. El bajo nivel de Enzo Roco y José Pedro Fuenzalida le costaron caro a la Roja y demostraron que aún no están para ser del once inicial.

Pese a eso, Jorge Sampaoli puede rescatar el buen nivel que exhibió Juan Cornejo en el duelo ante los asiáticos, quien estuvo sólido por izquierda e incluso se atrevió a lanzarse en ataque. Una alternativa para Eugenio Mena, quien tampoco viene haciendo grandes partidos.

El mediocampo necesita de conexión y un diez

Cada vez que Chile necesita de un diez y no puede contar con Jorge Valdivia, Jorge Sampaoli recurre a la figura de Arturo Vidal. Sin embargo, el jugador de Juventus parece no ser el que brilló en la temporada 2013/2014 y aún no recupera su forma física tras la operación a la rodilla previo al Mundial de Brasil 2014.

Vidal ya no es el jugador que desequilibraba en el mediocampo y eso hace cortar los circuitos entre los primeros mediocampistas y los atacantes, lo que quedó de manifiesto en el partido ante Brasil. Alexis Sánchez tenía que recorrer un gran trecho en la cancha para encontrarse con el balón y muchas veces se vio solo.

Con ese panorama, Pedro Pablo Hernández tampoco aportó para conectar el juego y la posición más adelantada en la que lo utilizó Jorge Sampaoli no resultó. El tucumano parece perder terreno para la Copa América, al igual que Rodrigo Millar, quien demostró no ser el acompañante que necesita Charles Aránguiz para tener mayor libertad y tampoco el reemplazante de Marcelo Díaz.

La falta de un nueve pesó en la suencia de gol

Alexis Sánchez parecía estar jugando solo en el Emirates Stadium. El delantero nacional hilvanaba todas las jugadas de ataque, intentaba entrar al área, remataba los tiros libres y buscaba de media distancia.

La ausencia de un compañero claro de ataque le pasó la cuenta al Niño Maravilla, quien poco pudo hacer para marcar para la Roja como lo hizo en el Mundial. Ante Irán y Brasil quedó demostrado que es necesario la presencia de un hombre de área y así el tocopillano tendrá más libertad en ataque y también alguien a quien buscar tras sus patriadas individuales.

Once jugadores y un par más

La gira europea le sirvió a Jorge Sampaoli para probar jugadores y esquemas, pero también algo quedó claro: las alternativas son escasas. Cuando Chile ha tenido que jugar con rivales que los pongan a prueba y lo ha hecho con suplentes, no ha resultado.

Los amistosos ante Irán y Brasil dejó en claro que la Roja tiene un equipo titular consolidado, pero pocos jugadores que vengan de atrás para hacer presión.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo