Diego Scotti: El sueño pendiente, la pelea contra la UC y su futuro como DT en Unión

El uruguayo que dejó el cuadro hispano en calidad de ídolo se da tiempo para repasar sus mejores momentos en Chile y hablar sobre su futuro. Por ahora, le dice no al retiro.

Por

Por Pablo Serey Correa – El Gráfico Chile

A los 38 años Diego Scotti Ponce de León no se rinde. Tras una extensa carrera profesional que comenzó en 1998, el veterano mediocampista que se transformó en un referente histórico de Unión Española cree que aún puede dar más como jugador. Se siente bien en lo físico y espera cumplir un sueño pendiente dentro de la cancha para después materializar anhelos fuera fuera de ella.

Sin mucho ruido, o sea, fiel a su estilo, el uruguayo dejó el país tras cinco años defendiendo al cuadro hispano -tuvo un buen paso por Audax en 2007- y lo hace en calidad de ídolo. Fue símbolo de uno de los períodos más exitosos en la historia del club rojo, al que cree que volverá, ojalá, como DT.

¿Cómo te sientes al haber dejado Unión entrando en la historia del club?

Primero siento felicidad por lo todo lo vivido en Santiago con la familia a nivel personal y por lo vivido en Unión a nivel deportivo. No sé si entré en la historia del club, pero sí recibí un cariño enorme que todavía me emociona. En general que siempre recibimos apoyo de los hinchas de Unión. La guinda de la torta, lo que le dio ese gran valor a todo este proceso fue el título que conseguimos (Transición 2013).

Unión queda atrás ¿Qué viene ahora?

Por lo pronto, en las semanas que vienen voy a comenzar a buscar un equipo en Montevideo, haré el curso de técnico, también algo de gestión deportiva empezar a prepararme para lo que se me viene por mi edad. Ganas tengo porque me apasiona mucho el fútbol. Me siento muy bien.

En Defensor Sporting está tu hermano Andrés, que también pasó por Chile ¿Es una opción que jueguen juntos?

En Uruguay aún falta un poco para ver todo eso del mercado, recién en julio se verá. Pero la verdad es que por la edad es la última oportunidad que tenemos para jugar juntos como profesionales. Siempre hemos tenido ese sueño y esta es la última chance. Entrenamos juntos en Nacional en 2003, pero no alcanzamos a jugar. Habrá que ver, pues el termina contrato ahora también.

Tienes muy seguro que serás DT en el futuro ¿Crees que vas a dirigir Unión?

La gente de Unión me lo manifestó, las puertas están abiertas. Eso sí uno primero se tiene que preparar, pero siento que en un futuro puede ser, todo puede ser. En Unión quedaron las puertas muy abiertas, yo me identifico con el club y si las condiciones se dan, por qué no.

¿Supiste que el Coto Sierra podría irse a Colo Colo?

Estuve con la familia y viendo todo en mi retorno a Uruguay, por lo que no he visto mucho de fútbol desde que me vine de Chile. Eso sí, yo creo que Unión no va a dejar partir al Coto, pero me parece que el cuerpo técnico ha demostrado mucho y es cuestión de tiempo que aparezcan y se concreten ese tipo de ofertas.

Cuando se hizo oficial tu partida de Unión, en redes sociales se recordaron capítulos tuyos. Uno fue la pelea con la UC en Santa Laura por Copa Chile. Te trenzaste duro con Cristián Álvarez esa vez…

Sin duda que en el fútbol, no solo en Chile, es el peor episodio que me tocó vivir. Creo que fue debido a hubo muchos enfrentamientos ante el mismo rival, fuimos generamos una rivalidad grande y en lo personal no reaccioné bien. El hecho se dio un poco respaldando a un joven del club, pero de todo se aprende y por algo pasan las cosas. En su momento también hubo episodios negativos de quienes aplican el reglamento, dejaron pasar muchas cosas.

Otro episodio por el que se te recuerda fue cuando le hiciste un gol a Wanderers en el pasado Clausura. Se te escaparon las lágrimas cuando celebraste…

Todo el esfuerzo que uno hace ahí estalló. Me costó mucho volver después de la lesión y me mezclaron muchas cosas: lo que me costó, el gol, la familia ya no estaba en Chile, la gente de Unión, los tiempos desde que empecé a jugar un fútbol. Yo siempre lo digo, voy partido a partido y allí me afloró todo el esfuerzo, recordé todo lo que uno hace por lograr algo y me quebré.

También salió el momento en que fuiste expulsado ante Boca en La Bombonera por una dura falta contra Román Riquelme…

Me jugó en contra eso porque me terminé perdiendo la revancha. Recuerdo que era el final de ese partido, había que cerrarlo, cometimos un error y yo fui rápido a cortar una jugada para evitar otro gol de ellos. Claro, la imagen refleja algo más fuerte, pero yo sólo quise cortar una jugada. Eso sí, también está esa característica de Riquelme, que empieza a hacer sus cosas cuando tiene todo a favor, ganando y con La Bombonera llena, pero yo sólo fui con fuerza para cortar una jugada. Se me fue la mano, pero también fue gesticulación.

Para cerrar. Hinchas de distintos clubes te catalogaron como un “caballero” ¿Qué opinas al respecto?

A uno le da satisfacción dejar una huella. En Unión siempre fuimos muy buenos grupos en lo humano, con mucha exigencia también. Tratamos de manejar pautas de comportamiento tanto entre nosotros con hinchas, siempre respetar a los demás. En definitiva manejarme con la sencillez que siempre me manejé.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo