Al estadio de la U se le cierran las puertas pese a la insistencia de Azul Azul

Lograr la concesión del Nacional no es visto con buenos ojos en el Gobierno. Por otro lado, el valor de un terreno mantiene en disputa a Azul Azul con el municipio de La Pintana.

Por

Rodrigo Realpe V. – El Gráfico Chile

La teleserie del estadio de Universidad de Chile vivió un nuevo capítulo esta semana, luego que el miércoles el directorio de Azul Azul llegara a un acuerdo de agotar todas las instancias para lograr afincarse en el estadio Nacional.

Para lograr quedarse con el recinto de Ñuñoa, la concesionaria trabajará en los próximos días en una propuesta que buscará una concesión del estadio o bien un arriendo a largo plazo, el que se estima en al menos unos diez años.

La intención de quedarse con el Nacional ya se venía barajando hace semanas en Azul Azul. De hecho, el propio presidente Carlos Heller dio luces de la idea semanas atrás. “No sabes cómo me gustaría (ser local en el Nacional), es el sueño de todos los hinchas de la U”, señaló el dirigente al programa radial La Magia Azul.

Sin embargo concretar una concesión por parte del Gobierno no está fácil. Desde el Ministerio del Deporte aseguraron “que aún no hemos recibido en términos oficiales una solicitud por parte de Universidad de Chile para agendar una reunión”, pero las palabras de la ministra Natalia Riffo, hace un par de semanas dejan en claro la postura del Ejecutivo.

“Es complejo imaginar que el estadio Nacional pase a la administración de un privado, simplemente porque las hectáreas son de uso público y no solo están destinadas al fútbol, sino que es un espacio para que la ciudadanía en general pueda hacer actividad física”, sostuvo la Secretaria de Estado a El Mercurio.

Con la idea de ir por el coliseo ñuñoíno, la intención de edificar en La Pintana queda en el congelador. Si bien la U ya presentó un anteproyecto a la Dirección de Obras de la Municipalidad de La Pintana, los elevados costos de los estudios por mitigación ambiental y vial, y la compra de un paño aledaño al terreno donde se pretende construir el recinto, no le han permitido a Azul Azul seguir avanzando.

Respecto a la compra del terreno municipal, en la concesionaria aseguran que el paño está sobrevalorado, sin embargo en el concejo municipal de La Pintana son claros: “La U quiere cancelar muy poco por ese terreno, que como todo terreno municipal tiene una tasación que la pone el municipio”, señaló el concejal Marcelo Sandoval a El Gráfico Chile, quien manifestó que sería una “decepción” si Azul Azul desecha la opción del paradero 41 de Santa Rosa, “por haber utilizado a la comuna y haber generado un conflicto que antes no existía”.

Pese a las complejidades que existen en La Pintana, Azul Azul no da su brazo a torcer. Ayer, el club emitió un comunicado negando “que se haya desestimado seguir adelante con el proyecto en la comuna”, agregando que se “continúa avanzando en sus diferentes áreas y con sus distintos equipos de trabajo”.

El estadio sigue lejano.

GRAF/RR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo